AL VUELO

by / Comentarios Desactivados en AL VUELO / 2 View / enero 23, 2018

Por: Pegaso
-Lloronas
 ¡Vaya novelón que se ha armado con el tema de las lloronas venezolanas!
No bien acabábamos de digerir la trama de los rusos, cuando surge otro motivo de controversia en éste proceso político que apenas inicia.
Y es que andaba yo volando allá, cerca de la estratósfera, gozando de los vivíficos rayos solares, después del último frente frío que nos dejó literalmente temblando; y veía cómo los medios de comunicación se han convertido en un verdadero ring de luchas campales entre precandidatos, suspirantes y aspirantes a la Presidencia de la República.
Todo comenzó conla llegada a México de un sujeto llamado JJ Rondón, de origen venezolano, el cual se especializa en “guerra sucia”.
Es el mismo que alardea de haber hecho ganar a por lo menos dos candidatos perdedores en otras tantas repúblicas bananeras.
Pero se supone que las leyes electorales de México son muy estrictas y no permiten la injerencia de extranjeros en la elección de sus representantes, por lo que no alcanzo a comprender cómo es que logró incrustarse como asesor de estrategia en la campaña del RIP.
En esta ocasión se trajo de su país dos ases bajo la manga para partirle la madre al Peje: Contrató a varias mujeres para que subieran a su féis un video donde recomendaban y suplicaban a los mexicanos no votar por “ya sabes quién” porque entonces, el país se convertiría en una segunda Venezuela, donde desaparecen gente, donde hay violencia, donde hay carestía y donde hay persecución política (Nota de la Redacción: Aquí parece que Pegaso habla de México, pero en realidad se refiere a Venezuela).
Una de las tipas, una mujer de edad indeterminada de nombre Carmela Martíllez, dijo entre otras cosas: “Les hago un llamado, por favor, México, despierta, cabrón, despierta. No voten por la izquierda, no voten por (ya sabes quién), no lo hagan, por sus hijos, por México. No voten por (ya sabes quién)”.
Todo hubiera pasado sin pena ni gloria, a no ser porque más rápido que inmediatamente, Felipillo Coladerón, el ex presidente, la subió en su muro de féis y fue respaldado por otros conocidos personajes, como La Corcholata, Carmensita Chalinas.
Y de ahí se armó el argüende.
En las redes sociales se levantaron voces pidiendo la salida del país de los dos venezolanos, el asesor JJ Rondón y la llorona Carmela Martillez, de lo cual, hasta hace un momento, no tengo noticia que haya procedido la petición.
Creo firmemente que este episodio pasará a formar parte de la historia nacional y será inmortalizado en los libros de texto en un futuro no muy lejano bajo el título: Las Lloronas Venezolanas, tema de igual importancia que otros sucesos acaecidos en el pasado, como La Conquista, la Decena Trágica y el Triunvirato.
Pero aparte de la muy gustada y celebrada estrategia de las lloronas, JJ Rondón creó el rumor que rápidamente se hizo viral de que los rusos estaban interviniendo en la elección mexicana, como en su momento lo hicieron con el proceso electoral de gringolandia, donde El Trompas fue electo Presidente.
Eso ha generado una serie de teorías conspiranoicas, como que los rusos quieren venir a poner un chingo de misiles apuntando hacia el norte, que si quieren desmantelar la planta nuclear de Chernobil para traérsela a Reynosa, que si Putón quiere meter a chaleco el vodka en lugar del wisky.   Total, que en estos días los mexicanos hemos sido bombardeados con una serie de rumores generados por la cabecita loca de JJ Rondón y Cía., quien ha dicho y lo sostiene como los meros machos de Jalisco que hará todo lo posible para que el Peje no llegue a ser Presidente de México.
Es por eso que los creativos de Pegaso se pusieron a hacer su chamba y han elaborado un Plan Maestro consistente en tres argumentaciones, bueno, menos, cinco, para lograr su loable objetivo de salvar a la República de la amenaza de los malvados comunistas.
Lo hemos llamado El Proyecto TOCEP, y está elaborado en sólidos fundamentos científicos, estadísticos y tecnológicos, tal como le gustan a JJ Rondón:
1.- Argumento Teleológico: El Peje quiere ser Presidente para convertir el tabasqueño en idioma oficial del país.
2.- Argumento Ontológico: El Peje en realidad es Hitler, sólo que se hizo la cirugía plástica.
3.- Argumento Cosmológico: El Peje es un peligro para el Universo entero.
4.- Argumento Ecológico: El Pejelagarto es una especie voraz y agresiva en su hábitat natural.
5.- Argumento Psicológico: El Peje no va arriba en las encuestas, sino que le ha lavado el coco a los mexicanos y a las mexicanas.
Esperando que a JJ Rondón le sirva este sesudo estudio para su propósito, los dejo con el refrán estilo Pegaso que a la letra dice: “Arrópame con tu frazada, plañidora, puesto que perezco de hipotermia”. (Tápame con tu rebozo, llorona, porque me muero de frío).
Posdata: Los personajes y situaciones que aparecen en esta colaboración pertenecen a la ficción. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia).