AL VUELO

by / Comentarios Desactivados en AL VUELO / 4 View / agosto 9, 2018

Por: Pegaso​
– Gordillo
¡Ahora resulta que la maistra Gordillo es más impoluta que una blanca paloma mensajera!​
O como dice aquel viejo y conocido refrán: “Hay aves que cruzan el pantano y no se manchan… mi pantano es de esos”. (Nota de la Redacción: El autor de la columna hace aquí un ingenioso juego de palabras. En realidad el refrán dice: “Hay aves que cruzan el pantano y no se manchan… mi plumaje es de esos”).​
Y es que andaba yo volando allá, sobre el nuboso cielo de Reynosa… Reynosa es un pueblecito con crepúsculos arrebola… (Nota de la Redacción: ¡Ya chole con eso, Pegaso!)​
Decía que la maestra Elba Esther Gordillo salió de chirona más limpia que una sábana lavada con Ariel, Axión y Viva, a pesar de que se le habían fincado chorromil delitos, entre otros, defraudación fiscal, lavado de dinero y delincuencia organizada.​
Como por arte magia, apenas un mes después de que su nuevo socio, AMLO, fuera electo Presidente de la República, las acusaciones fueron desechadas por los magistrados, quizás para congraciarse con él y evitar que les baje el pinche sueldillo de 650 mil pesos mensuales que ganan actualmente.​
Elba Esther, la controvertida lideresa del magisterio, la mujer más poderosa del país hace apenas unos años, se apresta a retomar el poder del SNTE.​
Qué importa si se parece al Guasón de la película Batman, por tanta cirugía.​
Qué importa si se convierte nuevamente en cacique sindical.​
Qué importa si sigue acrecentando su fortuna personal.​
Mientras tenga la bendición del nuevo Gobierno Federal, podrá hacer y deshacer, como era su costumbre antes de que le cayera la quebradora.​
Elba Esther es otra pieza clave de la estrategia salinista para retomar el poder desde lo obscuro.​
Hasta un ciego puede ver que López Obrador ya no es el mismo y que está dando espacios importantísimos al pelón ojete para que éste maneje a su antojo al país, o mejor dicho, al antojo de los gringos.​
Porque, tampoco se vayan ustedes a tragar el cuento, mis queridos tres lectores, de que en gringolandia el que manda es El Trompas.​
Allá, como aquí, hay un gobierno en la penumbra, que es el que quita y pone gobernantes y gobiernos.​
Teclée en Google las siguientes palabras: Sociedades secretas en Estados Unidos, Bones and Skulls, Riffle Asociation, y verá cómo manejan la política internacional esos infelices ricachones.​
Elba Esther, la maistra, ahora convertida en mártir, regresa por sus fueros.​
Yo le recomendaría que ya no se someta a nuevas cirugías porque va a terminar pareciéndose a Michael Jackson.​

Termino con el refrán estilo Pegaso: “La acémila carecía de instinto montaraz, los segmentos de madera causaron tal metamorfosis”. (La mula no era arisca, los palos la hicieron).