AL VUELO

by / Comentarios desactivados en AL VUELO / 3 View / marzo 5, 2019

Por: Pegaso

Frío

Andaba yo volando allá, por la gélida estratósfera, sintiendo los rigores del frente frío que, para fortuna de todos nosotros, no vino con lluvias fuertes o granizo.

A pesar de que el Frente Frío número 43 nos agarró desprevenidos y tuvimos que sacar de nuevo del cajón las chamarras, las pedorreras y las bufandas, esto no es nada comparado con lo que ocurre en la parte norte de Estados Unidos y Canadá.

Allá sí hay que tingarse, porque las temperaturas alcanzan hasta ¡menos 22 grados centígrados!

Aquí, con un vientecito del norte se nos suelta el moco y nos ponemos hasta las cortinas…

Durante la temporada invernal, en aquellos lugares utilizan mucho el gas natural para calentar sus casas.

Un gringo promedio es como los osos. Hibernan. Los que no pueden o no tienen para venirse al sur del país, donde las temperaturas son paradisíacas en comparación con las del norte, se quedan dentro de sus cálidas viviendas,comiendo palomitas, hot dogs y pretzels durante todo el invierno, mientras ven sus series favoritas de televisión.

Por el contrario, en la frontera de México, lo que hacemos es prender leña en un anafre y cobijarnos con la mayor cantidad posible de cobijas.

El duro invierno que están sufriendo los güeros no parece preocupar al orate Presidente, mundialmente conocido como El Trompas.

Mucho se ha dicho y escrito acerca del calentamiento global y el cambio climático, pero continúa ignorando las advertencias que nos manda mamá Naturaleza.

Pediré al Congreso de ese país que lo obliguen a ver un mes seguido la película Un Día Después de Mañana para que vea lo que puede pasar si su Gobierno, como país líder, no se pone las pilas y empieza a trabajar en la mitigación de los factores que provocan el Efecto Invernadero.

Pienso que esto es sólo un aviso, porque aún viene lo bueno. En pocos años seguiremos viendo cómo los casquetes polares se seguirán derritiendo, con tormentas polares cada vez más fuertes, parecidas a la que nos presenta la película arriba mencionada.

Por cierto, al final de la misma se ve cómo el Gobierno norteamericano pide a México que les de chanza de venirse de mojados por un tiempo mientras se descongela su país.

Termino con el refrán estilo Pegaso: “En idéntica forma como me percibes, serás percibido”.(Como me ves, te verás).