CENA DE NEGROS

by / Comentarios Desactivados en CENA DE NEGROS / 5 View / junio 26, 2018

Por: Marco A. Vázquez

– Se acabaron las campañas…

Los expertos en la política dicen que raramente una campaña cambia las tendencias del voto, afirman que generalmente la elección se gana o se pierde meses e incluso años antes del día de votar, que se orienta el sufragio con el trabajo de los candidatos, con lo que el ciudadano los sufre o los disfruta en los puestos de la administración pública o privada que ocupan e igual cuenta lo que hacen sus compañeros de partido en el ejercicio del poder pero más, mucho más, sus historias personales.

Quizá los científicos del tema tengan razón, 90 días son muy pocos para crear un líder, se antojan imposibles para convencer a todos los ciudadanos que voten por un partido o candidato y es más complicado hacerlo cuando en las campañas lo que predomina son los golpes bajos, la guerra sucia, maniobras de desprestigio que algunas veces tienen sustento y otras, muchas otras, no, pero que les da lo mismo a quienes las propagan si con ello ganan.

Obvio es que en esta campaña hubo, y todavía hay, esfuerzos para persuadir a los electores de que están equivocados o han tomado la mejor decisión pero los políticos y sus fanáticos consideran trabajo de convencimiento ir exhibiendo encuestas con números que nadie cree o pagándose mítines con presencia de miles y miles de ciudadanos que, le insisto, están tan vacios de propuesta que para lo único que sirven es para disfrutar los bailes, los grupos que se presentan, los show de entretenimiento e incluso para ir a comprar los elotes, hotdog, raspas y chamoyadas pero no para convencer a nadie.

Claro es que los expertos pueden estar equivocados y usted sigue pensando cual es la mejor opción pero dudo mucho que la vaya a tomar después de leer una encuesta o luego de acudir a un mitin, no, la realidad es que quienes no hemos decido el voto todavía buscamos propuestas, más aún, buscamos políticos decentes que nos puedan garantizar gobiernos decentes y ahí es donde se ha batallado.

A fuerza de ser sinceros en todos los municipios hubo campañas buenas, regulares y malas, unos con propuesta otros tratando de convencer al ciudadano de que debe cambiar aunque no le digan ni por qué ni para qué y eso es lo que debemos analizar.

De lo más interesante de esta elección será conocer cómo van a calificar los ciudadanos a los alcaldes y alcaldesas que buscan la reelección, hay que estar ciertos que tienen la ventaja de ser los más conocidos pero esta misma variable también puede ser lo peor para ellos porque nunca, con los presupuestos municipales que se manejan, se puede tener contentos a todos.

De entrada le digo que con los ediles no se debe ser tan duro a la hora de evaluarlos, lo mejor es compararlos con los anteriores y luego con sus adversarios, después asegurarse que el presupuesto que le tocó administrar lo haya destinado correctamente y listo.

Viene lo mejor de la campaña, decidir quién nos puede dar mejores resultados y ojalá, para tranquilidad de todos, está elección siga como vamos, en paz y sin que pase de las clásicas denuncias de compra de votos qué, obviamente, le tocará a la autoridad electoral comprobar o desechar.

¿Quién va ganar?, lo cierto es que ya ni caso tiene jugar a las adivinanzas ni hacer alusión a las encuestas o a quien junto más gente en sus cierres de campaña, una, otra y otra cosa carecerán de valor frente a las urnas, no valen en la época de la información y el voto razonado.

Pero bueno, ¿usted todavía no decide?, no se desespere, quedan cuatro días para ir a votar, le sugiero que reflexione bien porque no es cualquier apuesta lo que hacemos frente a las urnas, realmente elegimos lo que queremos y cómo queremos que vivan nuestros hijos, el futuro de nuestros amigos y familiares, incluso, el futuro propio.

Se acabaron las campañas, ya la próxima semana hablaremos de quien ganó, por lo pronto este 1 de julio hay que salir a elegir que los votos es lo único que vale para definir un ganador, de sobra sé que muchos candidatos no inspiran ir a la urnas pero créalo, no es por ellos, es, le repito, por nosotros, por los nuestros…