CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 2 View / agosto 11, 2017

Por: Alberto Guerra Salazar

– Compras de pánico de vehículos blindados

CIUDAD VICTORIA, (ASI)— Cuando Egidio Torre Cantú coronó en 2016 su traición al PRI faltándole al respeto a Baltazar Hinojosa Ochoa con el epíteto despectivo de “paquetito”, el candidato a Gobernador preparó una respuesta adecuada, enérgica y contundente, pero declinó emitirla, por prudencia política.

Le preguntamos tiempo después a Baltazar por la razón que lo llevó a tragarse el insulto y nos aclaró que no hubo perdón ni olvido, pero no quiso armar un sanquintín hacia el interior del PRI, porque contribuiría a hacer más penosa aún la derrota que les asestó el PAN en las urnas.

No quiso Baltazar dar un espectáculo vergonzoso poniendo públicamente en su lugar a Egidio Torre Cantú, porque ya era suficiente vergüenza arrastrar el pecado de una derrota nutrida de muchas traiciones, flaquezas, errores y debilidades.

La anécdota es pertinente a la luz de un nuevo episodio escandaloso que parece haber sido preparado justo para dar un espectáculo como el que evitó con mucha habilidad el humillado candidato tricolor.

El director de comunicación social del Ayuntamiento de Victoria, José Manuel Flores Montemayor, elaboró una lista de 125 proveedores de servicios de prensa y la puso en manos del titular de la unidad de transparencia del municipio, Carlos Damián Urquijo Chaira, para ser entregada a un particular, anónimo.

Era automático que la lista de editores, periodistas, concesionarios de radio y televisión y hasta tucos, subiera a redes sociales, con los respectivos montos de pagos que reciben por sus servicios.

El jefe de prensa victorense no ha desmentido la autenticidad de la lista ni el procedimiento de transparencia y acceso a la información que se usó para conseguirla.

El jefe de la comuna dice en descargo a quienes le reprochan haber autorizado la publicación de esos proveedores, que él sólo cumplió instrucciones superiores.

El problema con la lista es que está incompleta y que las cantidades puestas como pagadas a algunos proveedores, son inexactas, y no parece ser consecuencia de errores involuntarios, sino una maniobra deliberada, para inducir a engaño.

No queremos caer en la provocación ni engordarle el caldo a nadie, pero creemos necesario reclamar algunas precisiones, sólo para poner las cosas en su lugar. Ya iniciamos consultas en el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información, el Tribunal de Justicia Administrativa Municipal, en el Cabildo, la fiscalía anti-corrupción, en el Congreso local y en la Secretaría Técnica del gobierno municipal, para aclarar paradas.

Por los antecedentes laborales de José Manuel Flores Montemayor (es discípulo de Mario Ruiz Pachuca y de Guillermo Martínez García), creemos que este jefe de prensa pudo caer en la tentación de poner en práctica las enseñanzas recibidas, especialmente en “inflar” precios, pagar a empresas de paja o cobrar moches.

Oscar Almaraz Smer no necesita presentación. Fue tesorero estatal con Eugenio Hernández Flores.

Las malas noticias se repiten y acrecentan. Reynosa volvió a tener un baño de sangre, el jueves, cuando se produjo una riña campal en el interior del penal, con resultado de nueve internos asesinados y más de diez, heridos.

Era mentira que el gobierno del Estado había recuperado el control de los reclusorios pues prevalecen los auto-gobiernos. Simplemente no pueden los celadores, que son pocos, mal preparados, hambreados y ahora rotados sin apoyo de viáticos, impedir que entren drogas, armas, alcohol y mujeres, a las celdas.

El mismo día, un infortunado ciudadano trató de escapar de una emboscada en céntricas calles de Reynosa, pero volcó el vehículo en el que huía a toda marcha, y los sicarios le llenaron el cuerpo de plomo.

De Matamoros reportan la muerte por aparente suicidio, de un recluso. Ciudad Victoria tiene más derramamientos de sangre, que los voceros gubernamentales ocultan.

También está confirmado que la ciudadana española Pilar Garrido, secuestrada hace más de un mes, en el trayecto Soto la Marina-Ciudad Victoria, fue asesinada por sus captores, según los resultados de los análisis de huesos hallados en la carretera.

Una hermana de la señora Garrido, que promovió desde España a través de redes sociales, la búsqueda que involucró a su propio gobierno aquí, emitió un mensaje para avisar que estará convencida de la muerte de Pilar, hasta que los propios peritos españoles revisen el ADN.

En Tampico, un comando asaltó una lujosa joyería en un centro comercial tipo mall, recién inaugurado, y logró burlar la vigilancia policiaca. Hay rumores de negligencia inducida.

Catorce encapuchados, CATORCE, subieron al tercer piso, vaciaron los exhibidores, y salieron corriendo, causando terror entre las familias que huyeron al oír detonaciones de armas de fuego.

Los expertos opinan que no son delincuentes comunes o locales, sino que parecen integrar una banda que “compra” la plaza, actúa y desaparece, del tipo Reynosa, donde el robo de vehículos sería imposible si no contara con encubrimiento.

La anciana presidente municipal jaiba Magdalena Peraza Guerra supo que habría escándalo mediático en la escena del crimen, y no pudo resistir la tentación de ir y acaparar reflectores.

Con cara compungida, Magdalena reprochó duramente que ya había pedido más vigilancia policiaca y aprovechó el momento para exigir que ahora sí le cumplan y redoblen el número de agentes.

Sin embargo, los funcionarios gubernamentales mantienen vigente el discurso triunfalista, aunque no pueden ocultar que hicieron compras de pánico, de Suburban blindadas, de uso restringido al círculo dorado.

En Matamoros, el presidente municipal Jesús de la Garza Díaz del Guante atestiguó la visita del Sub-secretario de Educación Superior, de la SEP, Salvador Jara, Guerrero, que entregó a nombre de Los Pinos, un premio a la Universidad Tecnológica, por logros académicos.

Fue una ceremonia donde también participó la diputada federal de Reynosa, María Esther Camargo de Oscar Luebbert, por ser secretaria de la comisión legislativa de Educación.

El gobierno de Matamoros mantiene una política de colaboración con los otros órdenes de gobierno, para apoyar a estudiantes y alumnos, con becas, infraestructura, acceso limpios y seguros a los planteles.

Allí andaba también el licenciado Francisco García Cabeza de Vaca, pero los periodistas no quisieron preguntarle por delicadeza, sobre las denuncias de corrupción política que pesan sobre funcionarios de la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo.

Existe una denuncia penal por presunta intromisión de representantes de esa escuela, en las recientes elecciones en Coahuila, a favor de los candidatos del PAN.

En temas políticos, el delegado especial José Murat mantenía ayer a las seis de la tarde, hora del cierre de esta columna, a los siete aspirantes a la presidencia estatal del PRI, en un restaurante frente a la sede nacional del PRI, esperando su señal.

Llegaron desde temprano, cada quien por su lado, a la Ciudad de México, aunque Pepe Murat no parecía tener prisa por atenderlos y resolver finalmente el asunto. Algunos no ocultan su impaciencia y fastidio.

Todavía no hay humo blanco.

Seguramente ocupan al ex Gobernador de Oaxaca asuntos más importantes, pues hoy habrá Asamblea Nacional, con todo planchado para el destape del mexicanísimo señor Meade Kuribreña.

Otro prócer mexicano, el Jefe Diego Fernández de Cevallos, publicó ayer en Milenio un artículo donde da nuevas lecciones de ética y moral, con sesudas reflexiones sobre la condición humana proclive a la corrupción. Es humorismo involuntario.

Cumplen años los comunicadores José Aliver López y Jorge Arano.

Y el lunes aparecerá la primera de tres publicaciones, del doctor Norberto Treviño García Manzo. Es su respuesta.