CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 6 View / noviembre 9, 2017

Por: Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI)— Un ex presidente municipal de San Carlos, Samuel Urbina Rodríguez (2005-2007) fue detenido y encarcelado a petición del fiscal anti-corrupción, pues le atribuyen un descalfo por un millón doscientos mil pesos.

Este nuevo proceso judicial pone en entredicho el funcionamiento del sistema político tamaulipeco durante el reinado del PRI, pues ninguno de los órganos gubernamentales encargados de vigilar el desempeño de los servidores públicos se percató de las presuntas irregularidades.

Estamos hablando del contralor gubernamental, de la auditoría superior del Estado, del Congreso local; del síndico primero de la época, del contralor municipal y del propio cuerpo edilicio, que se supone vigilan el manejo de recursos, para impedir irregularidades.

Es plausible que el fiscal anti-corrupción emprenda una nueva acción encaminada a castigar abusos cometidos en el ejercicio del poder, no sólo para aplicar sanciones correctivas, sino para lanzar el mensaje de que, ahora sí, el que la hace, la paga.

Los observadores han hecho notar que el problema más grave de México no es la corrupción, sino la impunidad que la encubre, tolera y protege.

De allí la importancia de avisarles a los nuevos funcionarios de gobierno, que si se llevan a sus casas un peso ajeno, serán sujetos de investigación, persecución y enjuiciamiento.

Los lectores nos tendrán que perdonar mucho, pero en este espacio somos escépticos respecto de un real combate contra los funcionarios, pues la regla es que se cubren con la misma cobija y ello ha propiciado que tengamos una clase gobernante millonaria, con un pueblo pobre y hambriento.

Allí están como ejemplos la decisión de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que impide que pueda ser detenido el ex director general de PEMEX Emilio Lozoya, acusado en la PGR de haber recibido sobornos por diez millones de dólares, de la empresa brasileña Odebrecht.

O de la liberación de cuentas bancarias y otros bienes, de los dueños de la empresa Oceanografía, acusados de cuantiosos fraudes que fueron posibles gracias a que tuvieron la protección de los hermanitos Bribiesca-Sahagún-Fox.

El ex presidente municipal de San Carlos ejercerá la defensa de su causa y es inevitable que las diligencias judiciales revelen secretos sucios del sistema político tamaulipeco, lo que es importante porque se supone que serán proscritas de la administración pública azul.

Para decirlo en plata limpia, ojalá que el enjuiciamiento no sea otra venganza política y que sea sincero el propósito de limpiar el gobierno.

Por el rumbo de Matamoros, el Secretario del Ayuntamiento Abelardo Martínez Escamilla, informó que hoy se reanudarán las caravanas hacia Reynosa y Ciudad Victoria, así como de Matamoros a la Y de San Fernando, con acompañamiento de patrullas del gobierno del Estado.

Agregó que el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca dio buena respuesta a la gestión del gobierno de Matamoros, pues comparte la preocupación del Ayuntamiento por volver a dar protección a los ciudadanos que viajan con esos destinos.

Martínez Escamilla dijo que también están esperando que les asignen más policías estatales especialmente durante el período del programa El Buen Fin, cuando se producirá una gran derrama económica en el comercio establecido.

En Ciudad Victoria, el diputado local del PAN, el señor Chuma, de Reynosa, dejó atrás a la Chimultrufia, pues así como dice una cosa, dice la otra, en materia de seguridad pública.

Por pretender hacer quedar bien a su jefe Cabeza de Vaca, el señor Chuma presumió que Tamaulipas es un paraíso de paz y tranquilidad, con los delincuentes sometidos y la gente bailando de puro contento.

Pero a los pocos días cambió su versión debido a que bandoleros con potentes cuernos de chivo despojaron a su hermano de una flamante camioneta, por el rumbo del parque industrial del aeropuerto de Reynosa, casi frente a la sede regional de la SEDENA.

El señor Chuma tronó contra el gobierno federal (no contra el gobierno estatal, panista, pues allí cobra, en la rama legislativa), diciendo que militares y policías federales cobraron un dineral durante el gobierno de Egidio Torre Cantú, pero sin hacer bien su trabajo.

Acusó que no hay estrategias de inteligencia, en el sentido de que no investigan, indagan, pesquisan, buscan; simplemente le apuestan a los topones y las persecuciones fortuitas de vehículos llenos de sicarios, matando a gente inocente.

Tiene razón el señor Chuma, porque los grupos rivales que están en guerra por la posesión de ciudades se conocen entre sí por sus nombres, apellidos, apodos, saben dónde viven y las direcciones de sus casas de seguridad y hasta sus más recientes hazañas.

Si estos delincuentes, que viven en la clandestinidad y se mueven en las sombras, tienen toda esta valiosa información sobre sus rivales, ¿por qué no la conocen los militares y policías federales, para ir por ellos a sus propias madrigueras?

Aunque el señor Chuma lo dude, los funcionarios policiacos, tropas y jefes, sí saben quién es quién y hasta quién con quién, pero simplemente están atados de manos “porque no se mandan solos”.

Con un añadido: esta información también la poseen los policías estatales, ministeriales o como se les llame ahora, pero igual no actúan, porque no tienen esas instrucciones.

Reynosa agregó a su historia negra otra jornada de violencia, en muchos rumbos de la ciudad, con abatidos, prófugos y un chamaco liberado de sus captores.

Ciudad Victoria no escapa al martirio según lo cuentan en redes sociales, con otro empresario victimado y balaceras en varios sectores de la capital del crimen.

Así están las cosas en Tamaulipas y el gobierno mantiene vigente su programa de restauración del tejido social, aunque con algunas medidas disparatadas, como la cancelación de becas para adolescentes y niñas embarazadas.

Omeheira López Reyna, directora estatal del DIF, declaró que las becas y la distribución gratuita de preservativas y anti-conceptivos, tenían un efecto inductivo de embarazos tempranos y no deseados.

O sea, que niñas y adolescentes deciden embarazarse para poder tener becas oficiales. En cualquier otro gobierno, esta señora habría sido despedida fulminantemente, por ignorante y torpe.

En la Ciudad de México, la cámara de diputados deliberaba la aprobación del dictamen del presupuesto de egresos de la federación 2018, que había rasurado el fondo de moches, los millones de pesos que los diputados repartían discrecionalmente en municipios de sus distritos.

La bancada tamaulipeca, la tricolor, seguía empecinada en jalar más recursos pero era difícil porque era prioritario etiquetar los dineros adicionales para la reconstrucción de las ciudades destruidas por los temblores.

Está prevista hasta una asignación por 150 millones de pesos, para que el Presidente de la República electo, lo gaste en la sucesión. Creemos que Andrés Manuel López Obrador renunciaría a usarlo.

En Reynosa, la presidente municipal Maki Ortiz Domínguez visitó la escuela primaria Emiliano Zapata, del fraccionamiento Lomas del Real de Jarachina Norte, donde atendió a maestros y alumnos del Centro de Atención Múltiple, CAM, Laboral Club Rotario.

Esta escuela atiende a personas con capacidades diferentes y fue víctima del robo de equipo de cómputo, mobiliario, herramientas y materiales de trabajo, estufas, refrigerador, camas, trastos.

Los vándalos dañaron igualmente puertas y paredes, con pintas en aerosol. Maki les dio la gran noticia de que la ciudad les repondría todas las pertenencias desaparecidas, para que siguen poniéndole empeño al estudio.

Cumplieron años el dirigente agrarista Tino Sáenz Cobos, el abogado de Río Bravo, Mario Longoria Gómez y el profesor Teodoro Escalón Martínez, ex presidente municipal de allí mismo.

Mañana publicaremos una entrevista con Miguel Angel Almaraz Maldonado, como aspirante a candidato independiente a presidente municipal de Río Bravo. Dice que no le estorbará haber estado preso durante seis años, acusado de delincuencia organizada.