CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 5 View / noviembre 12, 2017

Por: Alberto Guerra Salazar

– Quiere Ismael Zapata un Ayuntamiento ciudadano

CIUDAD VICTORIA, (ASI)— No se supo de inmediato porque lo pusieron con letras chiquitas, pero el presupuesto de egresos de la federación 2018 contiene también, aumentos salariales y de privilegios a la élite gobernante, alrededor 685 “servidores públicos”.

Los diputados federales aprobaron subirse ellos el sueldo, el de los senadores, el del Presidente de la República, los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los integrantes del INE, los magistrados federales y unos cuantos más.

Estamos hablando de que ganarán más salarios mensuales, más aguinaldos, gratificaciones de fin de año, vales de despensa, prima vacacional, seguro de vida y gastos médicos.

Ello ocurrió justo cuando el simpático gordito que gobierna el Banco de México, Agustín Carstens, recomendó al gobierno prudencia si harían caso a las recomendaciones de aumentar el salario mínimo de los trabajadores.

Advirtió Carstens del riesgo de alentar con ello la inflación. Es una burla cruel  pero indicativa de la forma en que funciona el sistema político mexicano, sustentado por partidos que no conocen la conciencia social.

En estos momentos, un Ministro de la Suprema Corte gana más de 600 mil pesos mensuales, una cantidad que un asalariado no juntaría en toda su vida laboral.

La explicación de este tipo de cosas que ocurren en México, es que esos trabajadores asalariados tienen dirigentes sindicales de la talla de Joaquín Gamboa Pascoe, que tenía escondidos en paraísos fiscales, más de 15 millones de dólares.

Su antecesor en la CTM, Leonardo Rodríguez Alcaine, muerto en 2005, dejó también una herencia muy cuantiosa pues sólo su residencia costaba dos millones de dólares; sus detractores denunciaron en ese año, que acumuló cinco mil millones de pesos, según una nota de La Jornada, de la época.

Otros dirigentes sindicales como Carlos Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Víctor Félix Flores Morales, de ferrocarrileros, Napoleón Gómez Urrutia, están asquerosamente enriquecidos pero a costa de explotar a sus respectivos gremios. Y reciben además, prebendas políticas, como senadurías, diputaciones y hasta gubernaturas.

(La viuda de La Güera Rodríguez Alcaine mandó a la cárcel al que fue chofer de su marido, pues abusaba de su deterioro mental para escamotearle gran parte de la herencia del difunto).

Otro exceso revelado por una organización no gubernamental, es el gasto acumulado en el sexenio de Enrique Peña Nieto, por más de 60 mil millones de pesos en publicidad, una cifra que denota sobre-ejercicios pues rebasó con mucho los topes del presupuesto del ramo.

Paradójicamente, Peña Nieto tiene un nivel de popularidad ínfimo pues perdió hace mucho tiempo el principal valor de un político: la confianza de la gente.

Por cierto, comisiones del Congreso local de Tamaulipas emitieron un dictamen favorable a la creación de una Ley de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, obligados por una norma de carácter nacional que se aprobó desde hace cinco años.

Alguien lo dijo como broma pero puede surtir efectos, si periodistas de Tamaulipas invocan en su apoyo esta Ley, cuando entre en vigencia, para denunciar una agresión en su contra, por parte del gobierno del Estado.

Resulta que el Congreso local autorizó un presupuesto 2017 para fondear el gasto institucional en comunicación social, pero el gobierno estatal, panista, no lo ejerció en su primer año, descontando algunas excepciones, incurriendo en un sub-ejercicio indebido.

Empresas editoras, concesionarios de radio y televisión y otros giros inherentes, perdieron a este cliente y dejaron de percibir ingresos tradicionales a cambio de servicios de prensa y propaganda. Se trata de una agresión a su economía.

Los dos anteriores titulares de comunicación social gubernamental, Mario Ruiz Pachuca y Guillermo Martínez García, chafearon la actividad con prácticas irregulares, aunque el actual, panista, Francisco García Juárez, no les va a la zaga, pues igual mantiene atrofiada a la dependencia.

En temas amables, la ciudad de Reynosa tendrá en 2018 un gasto municipal de casi dos mil millones de pesos (1,908 millones, con 184 mil 314 pesos), de acuerdo al proyecto de Ley de Ingresos aprobado por el Cabildo.

La presidente municipal Maki Ortiz Domínguez condujo los trabajos de la sesión de síndicos y regidores y redundó en una votación unánime, luego de una explicación técnica rendida por la tesorera Esmeralda Chimal Navarrete.

La doctora Ortiz Domínguez anunció que Reynosa tendrá un mejor año en 2018, pues en este ejercicio fiscal se emprendieron importantes obras y serán complementadas con otras, sobre todo en vialidades, iluminación, recolección de basura, agua y drenaje.

Por el rumbo de Río Bravo, el DIF municipal a cargo de la señora Rosalva Viera de Guajardo, reforzó la campaña de prevención y tratamiento de pediculosis, para evitar la proliferación de piojos entre los niños.

La coordinadora de los Talleres CEDIF Guadalupe Moreno Rivera informó que se estableció una comunicación con las escuelas primarias, para visitarlas y aplicar el programa.

Agregó que la instrucción de la señora Rosalva y del presidente municipal Juan Diego Guajardo Anzaldúa, es el de prestar esta colaboración con las familias de los niños, para que no se propaguen los piojos a los hogares.

A propósito de Río Bravo, se recrudeció la pugna política entre la jefa de la oficina fiscal Sara Roxana Gómez Pérez y el gerente de la COMAPA Raúl García Vivián, pues están gastando mucho dinero en promocionarse para un cargo de elección popular.

Los observadores prevén un empate que daría lugar a un tercero en discordia, para llevarse la nominación a la presidencia municipal. Roxana no conoce la función pública y Raúl tiene el estigma de traidor.

Otros prospectos que han preferido esperar los tiempos electorales están siendo evaluados en Ciudad Victoria, para hacer la mejor selección cuando lo marque el reloj político.

Uno de estos aspirantes es el joven empresario Ismael Zapata que ha forjado desde abajo un negocio vinculado con maquiladoras y conoce el potencial que tiene Río Bravo para convertirse en un emporio de las manufacturas para exportación.

Ismael Zapata tiene además una visión integral de la problemática urbana y su solución, apoyado en profesionistas amigos suyos que han elaborado un catálogo de opciones para salir adelante con el ordenamiento en el crecimiento de la ciudad.

“Sabemos que ningún presupuesto alcanzaría para resolver las necesidades de las colonias y los ejidos. Por eso sustentamos la tesis de tener más sociedad y menos gobierno, en el manejo de los asuntos públicos”, dice.

Su idea es conseguir hacer una administración municipal con una amplia, grande, dominante participación ciudadana, para que sea la propia gente la que haga el gobierno. “Si no hay nada qué esconder, que se abran al escrutinio popular desde las cuentas bancarias del Ayuntamiento, hasta la aprobación de las obras públicas”, pide.

Zapata cree factible crear un consejo, patronato, asamblea o foro donde los representantes de cámaras, clubes sociales, de profesionistas, docentes y líderes de colonias y ejidos, se reúnan periódicamente para auditar al Ayuntamiento.

Esta rendición de cuentas estaría a cargo del propio presidente municipal, sus colaboradores y hasta síndicos y regidores, para que la sociedad representada allí, conozca con todos sus detalles, la forma en que se están haciendo las cosas.

Mañana ampliaremos el tema.

Ciudad Victoria tuvo ayer más ejecuciones, balaceras y persecuciones, pero no las reconoce el gobierno.

Reynosa no cambia. Aventaron un cadáver mutilado en el estacionamiento de un centro comercial, y otro con un mensaje clavado en el pecho, en la colonia Narciso Mendoza. Un muchacho que estaba en la puerta de su casa en Balcones de Alcalá fue abatido a tiros desde un vehículo en marcha.

Cumplieron años los periodistas Guadalupe Díaz Martínez, René Avilés Rosales, Felipe Galván y Miguel Ramos.