CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 14 View / enero 22, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Tamaulipas, doce años distante de Los Pinos

CIUDAD VICTORIA, (ASI) — Habló el señor José Antonio Meade en Acapulco, de la necesidad de aplicar una nueva estrategia para combatir a la delincuencia, especialmente para atacar sus fuentes de financiamiento.

El pre-candidato del PRI a la Presidencia de la República finge ignorar que la PGR cuenta con unidades especializadas en la investigación de delitos fiscales y financieros, y de investigación de operaciones con recursos de procedencia ilícita, pero tienen la particularidad de que sus agentes nunca saben nada.

Pero ellos no se mandan solos, lo que quiere decir es que la dependencia sólo simula trabajar en esas áreas, con equipo sofisticado, de última generación, especialmente el espionaje electrónico, que les luce muy bonito en las fotografías, pero no opera.

También habla el pre-candidato del PRI de quitarles a los delincuentes el dinero y las propiedades que hayan adquirido con el producto de su negocio ilegal, pero otra vez quiere sorprendernos pues ya existe la ley de extinción de dominio.

Esta ley federal fue aprobada en el sexenio de su amigo y ex jefe Felipe Calderón Hinojosa, y contempla juicios contra delincuentes del fuero federal, para conseguir la transferencia de sus bienes a favor del Estado.

Meade y los otros pre-candidatos quieren caerles bien a los mexicanos con propuestas de combate a los delincuentes pues el gobierno saliente no pudo hacerlo con éxito, como tampoco lo consiguieron Fox ni Calderón, del PAN.

El sentido común indica que el gobierno no tiene qué inventar nuevas dependencias ni aplicar estrategias diferentes o innovadoras. Basta con que apliquen la ley del ramo, así como está redactada, pero a condición de que cese la simulación, la complacencia, el encubrimiento.

Si acaba la corrupción gubernamental y se persigue realmente a los infractores de la ley, disminuirá grandemente la incidencia de delitos. Sólo falta voluntad política para sanear las dependencias públicas.

Redes sociales publica nombres, fotografías, apodos, fechas y lugares, de policías de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, involucrados en ilícitos.

No es la primera vez, pero allí está esa información.

También se publican episodios de violencia extrema en la capital del crimen, incluido el hallazgo de una cabeza humana, así como narco-mantas con amenazas de exterminio de bandas rivales, incluida una que tuvo una activa participación política en 2016.

Hubo también una agresión mortal a balazos a la altura del monumento al Cuerudo Tamaulipeco.

Volvemos con Meade y su visita de hoy a la martirizada Ciudad Victoria. La gente de Sergio Guajardo Maldonado no tenía al filo de las 18:00 horas el programa de actividades y sólo citaban a un evento en el gimnasio de La Salle, a las 11:00 horas.

No hay avanzada del Estado Mayor Presidencial ni expectativas de fiesta popular, aunque sea sólo pre-campaña.

No se sabe (o no lo quisieron informar) si José Antonio llegará en el avión comercial o en nave privada, como se estilaba en el pasado, con una nube de ayudantes, asesores y periodistas chilangos.

También es un enigma el contenido del mensaje que emitirá, pues tratándose de una entidad gobernada por el PAN, el pre-candidato del PRI estaría obligado a asestarle coscorrones, pero se ve difícil que ocurra dado su linaje azul.

Cambiamos de tema para comentar que el Ayuntamiento de Nuevo Laredo que preside Enrique Rivas Cuéllar, puso en circulación otras seis patrullas totalmente equipadas, que mejorarán el servicio de vigilancia de la dirección de tránsito y vialidad.

La inversión fue superior a los tres millones de pesos que provienen del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal; las camionetas son modelo 2018, 4 puertas, 8 cilindros, dotadas de luces, torretas, sirenas y otras modernas herramientas.

Rivas Cuéllar se congratuló de empezar la semana de la mejor manera, pues el nuevo equipo hará mejorar el servicio de patrullaje y seguridad, en beneficio de las familias de Nuevo Laredo.

En temas políticos, arreció la guerra sucia ahora contra Ramón Garza Barrios, ex presidente municipal de Nuevo Laredo, ex pastor del Congreso local y ahora pre-candidato de MORENA a diputado federal.

No lo balconean esta vez por el fraude con obras de COMAPA (colectores) o la deuda impagable, sino por presuntas vinculaciones con infractores de la ley.

En el sur del Estado, la ex diputada del PRI Olga Sosa Ruiz también se apunta para una diputación federal, pero por el PES o cualquier otro partido diferente al tricolor, pues publicó su decepción porque sus líderes, en la Ciudad de México y en Tamaulipas, parecen buscar a propósito su hundimiento.

Es curioso que Olga fue electa como diputada local en Tampico en 2013, en el mismo proceso que le dio otra curul a Eduardo Hernández Chavarría, también hoy afiliado a otro partido, el PAN.

Olga sufrió la tragedia de perder a su padre siendo ella diputada, pues fue asesinado en un asalto a balazos, en territorio jarocho.

Mientras tanto, Andrés Manuel López Obrador está engolosinado pues cada día son más los políticos que se adhieren a su proyecto, como la prominente senadora del PAN, y muy guapa, Gabriela Cuevas.

El presidente de MORENA marcha inexorable rumbo a Los Pinos, aunque tiene declarado que despachará en Palacio Nacional, cuando tenga cruzada al pecho la banda presidencial.

Dice López Obrador que el PAN está corrompido y cita como prueba de ello, que el Gobernador de Veracruz, Miguel Angel Yunes, va a heredarle el poder estatal a su hijo, y que el ex Gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, consiguió que postulen a su esposa para el mismo cargo.

Afortunadamente, en Tamaulipas no se dan esas tentaciones.

La nota chusca la aportó la Secretaria estatal de Turismo, una muchacha de Tampico, con su hilarante afirmación de que hubo en 2017 una recuperación del 55 por ciento en el flujo de turistas.

En tanto que en Reynosa anuncian la visita del Presidente Enrique Peña Nieto para el martes 30 de enero, donde la inaugurará de un libramiento vial.

Peña Nieto visitó Tamaulipas hace justo dos años, enero del 2016, para poner en funcionamiento, parcialmente, un hospital regional del IMSS que construyó el gobierno anterior, panista.

Tamaulipas ha estado distante del cariño de Los Pinos durante 12 años, pues tampoco Felipe Calderón Hinojosa nos hizo el honor de construir grandes obras o cuando menos, de visitarnos periódicamente.

Calderón nos hizo el feo por pertenecer a un partido diferente al que gobernaba aquí, pero Peña Nieto nunca pudo tragar a Egidio Torre Cantú y a su caterva de inútiles y no se ocultaba para mostrar su desprecio.

A propósito del carácter especial del Presidente saliente, acaba de prenderle fuego a Chiapas, con una desafortunada decisión sucesoria, que ya provocó una crisis política al renunciar en masa los diputados locales, del Partido Verde, incluido el dirigente del partido.

Ocurre que Chiapas es una concesión sexenal que Los Pinos hizo al Partido Verde, con un Gobernador de esa filiación, postulado en coalición con el PRI.

Ahora, Peña Nieto decidió que se repita la coalición, pero con un candidato a Gobernador del PRI, no del Verde, y ardió Troya.