CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 12 View / marzo 17, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Les faltó congruencia a diputados del PRI

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Faltan menos de cuatro meses para la elección de Presidente de la República, pero surgen cada día más evidencias de que ganará Andrés Manuel López Obrador, especialmente porque el PRI-gobierno recrudeció brutalmente la guerra sucia que tiene desatada en su contra.

Hasta la sola mención del tigre fue usado como pretexto para tratar de satanizar al presidente de MORENA, atribuyéndole infantilmente la intención de destruir no sólo a las instituciones oficiales, sino al país mismo y a toda su gente.

También parece que enloqueció el columnista de Milenio Ricardo Alemán (“es el periodista más corrupto y vendido del país”, opinan de él, pero no es cierto. Hay otros), pues en una reciente colaboración calificó de idiota a la sociedad mexicana.

Alemán sabe inminente el triunfo de López Obrador y pierde los cabales tratando de explicarse en su texto, por qué los mexicanos lo prefieren por sobre los otros candidatos, siendo, según él, un monstruo de maldad, la encarnación misma de la corrupción absoluta.

Concluye el analista su reflexión con un anatema contra los ciudadanos todos, cuando se pregunta si la mexicana es una sociedad de idiotas, por esa preferencia política.

Parece tratarse de una locura contagiosa, porque también delira con el tema uno de los Chuchos que convirtieron al PRD en una mercancía, Jesús Ortega Martínez. Este descarado vividor de la política llegó al convencimiento de que existe una alianza de AMLO y el PRI.

Ortega puso al PRD al servicio del PAN-gobierno y luego hizo otro tanto cuando el PRI recuperó el dominio sobre Los Pinos. Con la autoridad moral que ha acumulado, este Chucho vocifera ahora contra López Obrador, al asegurar que prometió impunidad para Peña Nieto, si lo hace elegir su sucesor.

Los Chuchos tienen otro socio mercantil que les ayudó a destruir el PRD construido por López Obrador. Se llama Guadalupe Acosta Naranjo, ex presidente interino, y vino en 2016 a Tamaulipas a alzarle el brazo de ganador al candidato del PAN a Gobernador.

Acosta se zurró sobre las siglas del partido del sol azteca y de su candidato a Gobernador Jorge Valdez Vargas, al brindarle su apoyo a un opositor. No lo hizo de gratis, por supuesto.

(Elpidio Tovar de la Cruz y Rafael Rodríguez Segura también hicieron cola para besar el anillo del moderno Padrino, aunque no han recibido una recompensa, no al menos públicamente).

Otro periodista que también está convencido de que López Obrador cruzará en el pecho la banda tricolor presidencial, es Armando Fuentes Aguirre, Catón, aunque él no suelta disparates sino que se concreta a condolerse de la mala suerte de José Antonio Meade.

Dice Catón que el candidato del PRI es mejor persona que todos los demás competidores juntos y que será una lástima no tenerlo como Presidente de la República, pues todos sus talentos y virtudes quedan eclipsados por la marca política que lo patrocina y por cargar con el desprestigio del señor Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto acaba de poner otros clavos en el ataúd político de Meade, con la absolución dictada por la PGR al montón de delitos federales que pesaban sobre el ex Gobernador de Chihuahua, César Duarte.

Todo mundo saltó escandalizado por este golpe asestado a la justicia, pues se trata de un priísta sobre el cual han acumulado pruebas más que suficientes, para mandarlo a la cárcel, al menos por delitos de carácter local.

También es un escándalo la revelación del ex fiscal especializado para la atención de delitos electorales, Santiago Peña, de que fue destituido para apaciguar la investigación de pagos de sobornos de Odebrecht para financiar la campaña de Peña Nieto.

El ex titular de la FEPADE denunció a un periódico estadounidense, que funcionarios de la Secretaría de Gobernación le ofrecieron dinero a cambio de que aceptara la destitución y se guardara todo lo que sabía de los 10 millones de dólares que recibió Emilio Lozoya.

Si Meade tiene como bandera electoral el combate a la corrupción, ¿cómo puede conseguir que la gente le crea?

En contra-sentido, el gobierno federal autorizó la extradición de Eugenio Hernández Flores a Estados Unidos, donde lo juzgan por presuntos delitos financieros.

Otra noticia bomba es que el INE descalificó a Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, como candidato presidencial independiente, pues comprobó que falsificó firmas de supuesto apoyo.

Igual suerte corrió el ex perredista Armando Ríos Píter, pues también incurrió en la misma travesura, de inventar firmas. A Margarita Zavala de Felipe Calderón Hinojosa también le fueron rechazadas una gran cantidad de firmas y apenas alcanzó a cubrir el número mínimo y le sobraron tres mil.

En cambio, AMLO fue ayer todo felicidad, pues acudió ante el INE a registrar su candidatura presidencial. Fue una fiesta.

Pero también hay luto, pues asesinaron a otros candidatos, entre ellos a uno del PRI, en Puebla. Está de visita en México el secretario general de la OEA, quien acababa de hacer un pronunciamiento de inaceptabilidad de la violencia electoral.

Por su parte, el nuevo Secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas tuvo su bautizo de sangre pues los violentos mataron la madrugada de ayer a una mujer policía de Fuerza Tamaulipas, en Ciudad Miguel Alemán.

Cuatro uniformados más están heridos de bala. Fueron emboscados y su patrulla pick-up terminó estrellada en un árbol, cuando trataban de huir.

Ciudad Victoria tuvo ayer otros ejecutados y balaceados, en diferentes episodios, pero de eso no da cuenta el gobierno. Otro policía estatal está internado en el hospital pues lo atacaron en un ejido cercano de la capital del crimen.

En asuntos políticos, Jesús de la Garza Díaz del Guanrte anduvo en Ciudad Victoria con cualquier pretexto y no pudo rehuir el acoso de los periodistas que querían saber cómo se propone hacerse reelegir como presidente municipal, si tiene hecho un desastre el gobierno.

Chuchín se dijo sorprendido de que le hablaran de bancarrota oficial al asegurar que todo es dicha y felicidad en Matamoros, y no dudó que la gente volverá a depositarle la confianza para que siga al frente de los destinos de la ciudad.

En tanto que el PAN hizo en la ciudad de México el registro de sus candidatos y reveló que van como diputados federales plurinominales Nohemí Alemán Hernández, Javier Garza de Coss, Mariela López y Luis Tomás Vanoye.

Nohemí iba como uninominal por uno de los distritos de Reynosa, pero fue desplazada por la diputada local Juana Sánchez. El Chuma no alcanzó nada.

Otros diputados locales pero del PRI, Alejandro Etienne Llano y Rafael González Benavides, recibieron agrios comentarios por haber estado en primera fila aplaudiendo el informe del magistrado presidente del poder judicial, azul, apenas unas horas después de que los revolcaron en la sesión del Congreso, con una reforma disparatada.

Les faltó congruencia; por dignidad, debieron abstenerse de convalidar con su presencia el evento del gobierno panista, opinaron sus detractores.

El mismo día del informe, la policía estatal se llenó de Gloria (Molina) cuando atendieron la llamada de la Secretara de Salud, para reprimir violentamente una manifestación de protesta en la dependencia y llevarse detenidos a varios de los trabajadores.

Otro motivo de preocupación del gobierno, debiera ser el relajamiento de las escuelas, pues en Victoria un alumno entró armado a las aulas y en Matamoros, cinco muchachas de la secundaria técnica se drogaron con pastillas e hicieron un enorme circo.