CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 12 View / mayo 2, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Siniestro rostro de la intolerancia panista

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Vándalos no identificados pero presumiblemente pintados de azul, asaltaron la madrugada del lunes el consultorio y cuartel general del médico Gabriel de la Garza Garza, candidato del PRI a presidente municipal de San Fernando.

Los facinerosos nocturnos destruyeron instalaciones y se robaron equipos de cómputo conteniendo información política confidencial, desdeñando llevarse pertenencias de valor, lo que denota que el robo era eminentemente de carácter político.

El mismo candidato tricolor aporta en su denuncia ventilada en redes sociales, elementos que lo hacen creer que la autoría del atraco es de funcionarios municipales y estatales, del PAN.

San Fernando tiene un gobierno panista encabezado por José Ríos Silva, caracterizado por una gestión plagada de corrupción y nepotismo, pues los principales cargos públicos son ocupados por sus primos, su propio hermano y otros parientes.

Ríos Silva está apuntado para la reelección pero los sectores no ocultan su desprecio por la planilla panista y se han pronunciado mayoritariamente a favor del médico Gabriel de la Garza Garza, ex presidente municipal.

En redes sociales, el ameritado médico publica su contrariedad por este delito que empaña el proceso electoral, “viciado de por sí por la represión y amenazas (cumplidas) de parte de funcionarios municipales y estatales, de retirar beneficios sociales a quienes asistan a mis eventos o tengan la intención de votar por el PRI”.

Refuerza la teoría de que es un ataque perpetrado por el PAN-gobierno, el hecho de que simultáneamente al asalto, se subió a facebook un falso mensaje con el nombre y fotografía de Gabriel de la Garza Garza, dando su apoyo a un candidato del PAN.

“Pero no nos van a detener”, asienta categóricamente el abanderado del PRI, para significar en su mensaje que él y su equipo de colaboradores y la propia ciudadanía, llevarán adelante el proyecto, hasta conseguir llegar a la presidencia municipal, para volver a dignificar allí la función pública.

El PAN-gobierno está realmente desesperado por las expresiones de repudio que reciben sus candidatos en todas las ciudades, e incurre en actos de barbarie con tal de hacer sentir la fuerza del poder que detentan en Tamaulipas.

En Xicoténcatl, usaron maquinaria pesada oficial, para destruir las oficinas que ocupaba el comité municipal del PRI, con el pretexto de que estaban asentadas sobre un terreno propiedad del gobierno del Estado.

Militantes de partidos de oposición al PAN, han subido a redes sociales videos con personas con uniformes oficiales o propaganda de Cabeza de Vaca, donde entregan despensas a cambio de copias de credenciales de elector.

Voceros del PRI tamaulipecos aseguraron que en todos los casos, sus asesores jurídicos presentaron denuncias formales ante autoridades electorales y judiciales.

Estamos frente a un PAN-gobierno intolerante, autoritario, prepotente, retador, insolente, cerrado al diálogo y la concertación porque se cree dueño de las dependencias de seguridad y justicia y sus titulares.

Saben que el pueblo no los quiere más encaramados en el poder y que los repudiará en las urnas el domingo 1 de julio, de allí que quieran amacizarse mediante cualquier tipo de maniobras, atropellando la ley, la moral, el respeto, las formas.

El presidente del partido tricolor Sergio Guajardo Maldonado dio ayer una conferencia de prensa, a las 9:30 horas, en su propia sede, para hacer una denuncia de esta brutal embestida del partido del gobierno.

Guajardo se vio muy mal al condicionar su encuentro con los periodistas pues no permitió que le hicieran preguntas. Reveló que no quisieron recibirle al PRI en la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, la denuncia por el caso Xico, el martes 1 de mayo.

Los otros partidos y sus candidatos tampoco se portan bien, a juzgar por las acciones emprendidas en su contra por el INE, quien les impuso multas globales por más de 20 millones de pesos, por incumplir reportes de gastos en la pre-campaña.

Los nueve partidos registrados y hasta candidatos independientes son ignorantes de la norma que los obliga a informar, en tiempo y forma, de los gastos de pre-campaña, de tal manera que pagarán, el PRI, 4.7 millones de pesos, y el PAN, 3 millones de pesos, entre otros.

Faltaron a la fiscalización pues escondieron gastos hechos en redes sociales, creyendo que esa propaganda es más impactante que la prensa escrita. Les salió cola pues lo barato les resultó caro.

El vocal ejecutivo del INE Eduardo Manuel Trujillo Trujillo volvió a regañar muy feo a los candidatos y sus partidos, por querer pasarse de listos o simplemente, por estar desinformado de la norma, que es también una barbaridad.

Es el mismo funcionario que descalificó las campañas electorales por no prender a la gente debido a que las propuestas de los candidatos son huecas, carentes de sustancia, simplemente no dicen cómo se proponen resolver los problemas sociales.

Kiko Elizondo Salazar le respondió a nombre del PAN, pero para echarle la culpa a la gente, del fracaso de las campañas, según él, debido a que no se interesan en la cosa pública ni quieren participar.

Por cierto, Contacto de Matamoros informó el martes que el diputado federal César Rendón García es el coordinador de las campañas PAN en Tamaulipas, pero no menciona por qué desplazaron de esa responsabilidad al Chuma.

En Reynosa, la presidenta municipal Maki Ortiz Domínguez dio una demostración de pluralidad política, pues invitó a compartir el estrado de la ceremonia del Día del Trabajo a candidatos de otros partidos.

De hecho, la parada obrera encabezada por el representante regional de la CTM Reynaldo Garza Elizondo, se convirtió en una pasarela electoral, por la presencia entre la multitud, de porras del PRI, del PAN y de MORENA.

Hasta Andrés Manuel López Obrador (bueno, una botarga con su rostro) desfiló en un buen tramo del trayecto de los contingentes, con una copia de banda tricolor cruzada al pecho.

Los obreros se manifestaron como siempre contra la carestía, el mal servicio médico, contra el INFONAVIT, los bajos salarios mínimos y otras calamidades que padecen, pero son como las llamadas a misa, las mentadas de madre, los puntos de acuerdo, las recomendaciones de Derechos Humanos: nadie les hace caso.

En Nuevo Laredo, José Suárez López se descaró de plano al anunciar la adhesión de su grupo Líderes Unidos a los candidatos del PAN, por boca de uno de sus personeros, Cipriano Tijerina Sánchez, en un mitin en la colonia Nueva Era.

Líderes Unidos está afiliado al PRI pero desde hace tres años se pintó de azul. Pepe Suárez acomodó a su cuñada en el gobierno municipal del PAN y puso como regidores a otros recomendados suyos, como Jesús Valdez Zermeño.

No soltó empero el manejo del PRI, pues puso como presidente a su secretario particular Viviano Vázquez, a quien ahora acomodó en la planilla de Daniel Peña Treviño, del PRI.

Edita un periódico de medio pelo pero cobra mensualmente más de un millón de pesos en la tesorería municipal, autorizados por Enrique Rivas Cuéllar, el traidor.

Cumplieron años el periodista victorense Armando Galindo y Evaristo Gutiérrez, vocero de la Secretaría de Seguridad Pública, una dependencia muy apaleada por la delincuencia.

Dejamos dos temas pendientes: la inminente destitución de Enrique Ochoa Reza como presidente nacional del PRI y un caso de corrupción de policías federales de Tamaulipas pero que fue encubierto por el gobierno del Estado.

En el primero de los casos, el médico Felipe Garza Narváez renunció al PRI hace un año (en abril de 2017), en protesta por la desastrosa gestión de Ochoa Reza, que traicionó a su propio partido al menos en Tamaulipas, al dejarlo al garete y condenarlo al fracaso en el que ahora está hundido.

Del segundo caso, el gobierno del Estado presentó hasta ayer una denuncia contra policías federales, cuando supo que la Secretaría de Gobernación ordenó una investigación en contra de ellos , por presuntos actos de corrupción.