CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 11 View / mayo 14, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Va el PAN por los votos inútiles de Meade

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Presidentes municipales que buscan la reelección no tuvieron siquiera el buen gusto de preparar un listado de ofertas políticas viables, creíbles, innovadoras, creativas, pues en el arranque de las campañas, salieron con bateas de babas, que ofenden a la inteligencia.

Jesús de la Garza Díaz del Guante es el caso más patético, risible y repulsivo, todo al mismo tiempo, pues presumió en Matamoros una obra pública, propia y ajena, como mérito suficiente para que vuelvan a regalarle el voto.

Oscar Almaraz Smer, en Ciudad Victoria, y Enrique Rivas Cuéllar en Nuevo Laredo también tuvieron flojera pues no quisieron exprimir las neuronas, y se concretaron a pedirle a la gente que revisen sus resultados edilicios, para que se convenzan de que merecen la reelección.

En ambos casos, las ciudades lucen destrozadas, abandonadas, con servicios públicos de tercer mundo, con niveles insoportables de violencia, transporte urbano en manos de gorilas, y una irritación social que se desahogará seguramente, en las urnas.

Ayer en Matamoros, Chuchín presumió en conferencia de prensa, pavimentación de calles, paz social, turismo consular, la creación de empleos y hasta la construcción del puerto Matamoros y tuvo el descaro de anunciar que habrá seguridad cuando se privatice el servicio de alumbrado público, porque entonces desaparecerán las tinieblas.

De la Garza Díaz del Guante y otros de sus colegas, pretenden ignorar que sus gestiones edilicias de casi un año y medio, les produjeron a ellos ingresos económicos por concepto de honorarios, gastos de representación y hasta aguinaldos, lo que significa que nadie les debe nada, cobraron por sus trabajos y eso corresponde al pasado.

En la nueva competencia electoral, sus desempeños oficiales no pueden, no deben ser usados como trofeos ni señuelos, cebo, anzuelo, zanahoria al final de una vara o figuras de conejos para azuzar carreras de galgos.

Lo hecho, hecho está, o para decirlo llanamente, borrón y cuenta nueva, porque no pueden usar como propaganda electorera, inversiones públicas pues incurren en delito electoral, y si exageramos, que nos corrija la autoridad del ramo.

José Ramón Gómez Leal arrancó su campaña en Reynosa pero con variante reincidente, pues ya no es el gobierno estatal de su cuñado el blanco de sus flamígeras denuncias de corrupción.

Ahora enfoca JR sus baterías de sanidad política contra el gobierno municipal de la doctora Maki Ortiz Domínguez, al acusar en rueda de prensa, que los funcionarios del Ayuntamiento del PAN se están robando el dinero recaudado entre negocios del giro de tacos.

El abanderado de MORENA hace unas operaciones matemáticas según las cuales, los ingresos económicos del gobierno municipal panista no quedan propiamente en la tesorería, sino en bolsillos particulares.

Es una denuncia genérica, difusa, escopetazo, sin más soporte que la imaginación del político, lo que puede dar lugar a dos respuestas de la parte ofendida: el emplazamiento a que el autor presente una denuncia ante instancia judicial competente, o que se atenga al mismo trato que le puedan dar a él.

Y vaya que JR tiene mucho material donde bordar, desde su tiempo de adorador de su cuñado, cuando brincó de ser candidato suplente a regidor, a regidor titular, plurinominal por supuesto, frustrado candidato a diputado local, luego diputado local, también plurinominal.

Tiene así mismo, historias turbulentas de toma y daca de candidaturas a presidente municipal, con el Chuma como interlocutor, pleitos por terrenos ajenos a nombre de familiares, o episodios más recientes, como caídas a la cárcel, a deshoras y en estado inconveniente, en territorio extranjero.

En Ciudad Victoria, Gerardo Peña Flores convocó a conferencia de prensa para presumir que todas las encuestas favorecen a sus candidatos (mentira), y para pedir a los tamaulipecos que no están con el PAN, el voto útil para Ricardo Anaya.

Lo mismo está haciendo en sus presentaciones el candidato a senador Ismael García Cabeza de Vaca, aunque no sepa cabalmente lo que significa.

Sergio Guajardo Maldonado dejó de hacer reuniones con periodistas porque termina peleándose con ellos.

También Xicoténcatl González Uresti tuvo arranque de campaña en la capital del crimen, como candidato del PAN aunque aclaró que no está afiliado a ese partido. Es candidato ciudadano.

Médico de profesión, reconoció que Victoria es una ciudad enferma, que requiere un intenso tratamiento para recuperarla. Dijo no tener dudas de que ganará la elección y anunció que llevará música clásica a las colonias violentas, para pacificarlas.

Bueno, también tendrá programas sociales enfocados a propagar la cultura, el deporte, el entretenimiento. Necesitamos prevenir, antes que andar curando, diagnosticó Xico.

Río Bravo tuvo también maratón de campañas municipales, pero la que más impresionó por la cantidad de gente, la alegría, la disciplina y el orden, fue la de Juan Diego Guajardo Anzaldúa, que volvió a imponer el ritmo de Scooby-Doo Papa.

Hubo un momento de tensión al filo de la madrugada, en la calle principal, Madero, cuando la columna de vehículos de Juan Diego, se encontró con un grupo de seguidores del candidato del PAN, Carlos Ulivarri, pero no hubo roces ni sacadas de lengua o gritos destemplados. Muy bien portados.

En el curso del día, otro candidato, de MORENA, Rolando Aguilar Anzaldúa, dio demostración de fortaleza en Río Bravo a pesar de que es su primera incursión política, pues fueron muchos los automovilistas que aceptaron que pagaran propaganda suya en sus vehículos.

En cambio en Ciudad Madero, MORENA tuvo un trago amargo pues el tribunal electoral del poder judicial de Tamaulipas, canceló el registro de Adrián Oseguera Kernion, como candidato a presidente municipal.

El fallo de los magistrados es de que Oseguera no cumple el requisito de ser nativo de Ciudad Madero, como lo presume el presidente municipal, panista, un señor Zorrilla, y ex perredistas que lo impugnan, como Alfredo Pliego Aldana, ex presidente municipal.

Ricardo Monreal Avila, representante de Andrés Manuel López Obrador en esta circunscripción, y el propio candidato presidencial, recurrirían ayer mismo al tribunal electoral del poder judicial de la federación, para echar abajo la sentencia.

“No les va a funcionar” (la maniobra descalificadora), dijeron al insinuar que el tribunal local atendió presiones externas. Oseguera fue candidato del PRD en 2007, pero entonces nadie se inconformó.

AMLO estuvo ayer de pisa y corre en Tampico, procedente de Veracruz y con destino a San Luis Potosí, y sus simpatizantes improvisaron una concentración, de esas que no tiene ni Meade.

En otros temas, la situación jurídica de Pablo Zárate Juárez se resolverá hoy cuando el juez de la causa dictamine si hay elementos suficientes para procesarlo o para ponerlo en libertad inmediata.

Abogados consultados opinaron que se trata de un caso atípico, debido a que tiene una motivación política que hace impredecible su desenlace, pues no se atienden las reglas del debido proceso.

También coincidieron en señalar que se trata de un caso juzgado pero no abundaron en detalles, como tampoco es posible conocer los datos de la acusación, por motivos de la privacidad o secrecía, como lo definen algunos conocedores del derecho.

No podía faltar la cuota diaria de sangre, aportada otra vez por Reynosa, la casa del Gobernador, pues los marinos abatieron allá a tres sicarios que iban en fuga; en otro episodio, un delincuente más murió al frente del volante de la camioneta que quedó como coladera, por la carretera a San Fernando.