CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 10 View / mayo 24, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Reaccionan diputados y se protegen…ellos

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— El ingeniero Eduardo Chávez Ramírez creó el sistema de riego agrícola con aguas del río Bravo, construyó en Matamoros un dique para prevenir los problemas de inundaciones, en 1935. Bajo su égida nacieron poblados, ejidos y se pusieron las bases de la producción agrícola. Fue un patriota pero apenas se le recuerda en Matamoros, donde una alberca municipal lleva su nombre.

El profesor Agustín Avila Gaviña escribió el libro “El 18 de Marzo”, con motivo del aniversario número 79 de la fundación de Valle Hermoso, que nació poblado por personas venidas de otras entidades federativas, inclusive repatriados, con motivo de la creación del distrito de riego.

Eduardo Chávez Ramírez fue un ingeniero especializado en irrigación, nativo del Distrito Federal, y llegó a ser Secretario de Recursos Hidráulicos en el sexenio de Adolfo Ruiz Cortines.

Gracias a él, la franja fronteriza tamaulipeca se colonizó pues consiguió convencer al Presidente Lázaro Cárdenas del Río, de abrir grandes extensiones de tierra al cultivo con riego de las aguas del río Bravo.

Fue la primera vez que ocurrió y hasta hubo reclamos del gobierno estadounidense, pero con diplomacia y buenos oficios se conjuró lo que pudo ser un conflicto internacional y siguió adelante la construcción del sistema de riego número 25 en el Bajo Río Bravo.

El libro del profesor Avila Gaviña, miembro de la Asociación de Cronistas e Historiadores de Tamaulipas, relata la vida de este ilustre funcionario federal y el amor que lo unió para siempre a ese girón de tierra tamaulipeca, donde pidió ser enterrado tras de su muerte, ocurrida hace 36 años.

El ingeniero Chávez Ramírez recibió en aquel tiempo la invitación de los fundadores del 18 de Marzo, de escoger el tamaño y ubicación de la porción de tierra que le correspondía, como co-fundador.

Pero el funcionario pidió que le reservaran sólo un espacio de dos metros, que le sirvieran de última morada, terrenal.

Tiene además este libro, una historia sucinta de los sucesivos gobiernos municipales a partir de 1953, cuando El 18 de Marzo consigue su emancipación de Matamoros y pasa a ser Ciudad Valle Hermoso.

Agustín Avila Gaviña, también periodista y editor, ha sido funcionario municipal en el área de comunicación social, y conoció desde adentro el manejo sórdido de Ayuntamientos, señalando a algunos ediles como rémoras para el progreso de la ciudad.

Es pertinente la publicación de este libro-homenaje, porque vivimos tiempos de degradación política donde los servidores públicos se caracterizan por su apetito de dinero ajeno, insensibilidad y desapego a códigos básicos de buena conducta.

Eduardo Chávez Ramírez es un patriota que cumplió en Tamaulipas una trascendente función social y productiva que merece ser reconocida ampliamente, para que su ejemplo cunda e inspire la actuación de otros funcionarios.

En contra-partida, el gobierno estatal, panista, prepara una nueva agresión a la economía de los tamaulipecos, con el cobro el próximo año, de nuevas placas de identificación vehicular.

Cuando el PRI era gobierno en Tamaulipas, el PAN, sus legisladores federales y locales y los presidentes municipales de la época, emprendieron una enérgica campaña contra el cobro del reemplacamiento de vehículos.

Miembros del comité estatal del PAN encabezaron manifestaciones y marchas de protesta en las ciudades, pidiendo la derogación de este derecho e invitaban a los ciudadanos a ampararse para sacarle la vuelta a esta obligación fiscal.

Francisco García Cabeza de Vaca era presidente municipal en Reynosa (2005-2007) y también se pronunció contra el cobro por el reemplacamiento vehicular, por estimar que era un golpe al bolsillo de los contribuyentes.

Sin embargo, ahora que es gobierno, el PAN se propone cobrar el próximo año, una cuota no establecida todavía, para entregar nuevas placas a más de un millón doscientos mil vehículos registrados.

Sería una segunda contradicción del partido gobernante, pues cuando era oposición también tenía un franco y permanente repudio para el impuesto sobre tenencia de vehículos, pero ya va a cumplir dos años en funciones de poder ejecutivo, y no lo ha derogado.

Otro funcionario que no tiene llenadera es el Sub-secretario de ingresos Arturo Soto Alemán, pues le resultó tan productiva la aduanita que mantiene funcionando en la Y de la carretera San Fernando-Reynosa-Matamoros, que ya instaló otra, itinerante.

El funcionario de la secretaría de finanzas pone un segundo retén de revisión de mercancías extranjeras en el entronque de la carretera Los Rayones, pero luego lo mueve hacia el ejido Las Norias, donde antes funcionó una aduana, federal, ilegal.

El problema es que la aduana itinerante de Soto Alemán no tiene señalamiento informativo y la camioneta pick-up no tiene identificaciones de gobierno, además de que la estacionan a mitad de carretera, incurriendo en delito pues invade la rúa federal.

En temas políticos, el candidato panista Ricardo Anaya pide la reimpresión de boletas presidenciales, para omitir el nombre de Margarita Zavala pues renunció a seguir como candidata independiente, pero Andrés Manuel López Obrador se opone.

Anaya alega que se evitarían confusiones eliminando en las boletas el nombre de Margarita, pero el candidato de MORENA intuye que facilitaría una manipulación de resultados.

El caso es que El Bronco Jaime Rodríguez Calderón también quedará fuera de la contienda, cuando el tribunal electoral del poder judicial de la federación cancele su registro tras de que el INE documentó que muchas firmas que lo respaldan, fueron recabadas por funcionarios del gobierno de Nuevo León, en horarios de trabajo.

En otros temas, en Ciudad Victoria ocurrió un robo increíble pues un jardín de niños fue desmantelado frente a los ojos de policías estatales que atienden el edificio de la delegación municipal de seguridad pública.

El valiente presidente municipal victorense, interino, Alejandro Montoya Lozano, se mantiene en su postura de exigir que el gobierno estatal se comprometa en su deber de frenar los embates de la delincuencia.

Reconoce el joven edil, que son siete los delitos más frecuentes, especialmente los homicidios dolosos, extorsiones, robos en sus tres modalidades, violaciones y robo de vehículos.

El presidente del Congreso de mayoría panista, Glafiro Salinas Mendiola, hizo reunir a los periodistas para ofrecer que seguirán apoyando al jefe del poder ejecutivo, en las nuevas estrategias de seguridad pública.

Algunos diputados locales como René Cantú Galván, Joaquín Hernández Correa y Nohemí Estrella Leal, del PAN, no esperarán a que experimenten con nuevas estrategias pues se preocupan por protegerse ellos mismos, del clima de terror.

Estos y otros legisladores contrataron escoltas armados que los siguen a todas horas y se transportan en camionetas blindadas. Además, se reforzó la vigilancia en el edificio legislativo, especialmente en la caseta de seguridad, de la que se dice fue balaceada.

El Congreso local tamaulipeco imita al poder ejecutivo en la postura de guardar silencio frente al grave problema de la violencia y se desentiende de su obligación de requerirle al titular y sus subalternos del área, información de lo que están haciendo para combatirla.

Los diputados locales prefieren usar las sesiones en temas como promover la difusión de la cultura en las ciudades, la promoción de granjas de criaderos de especies marinas y organizar carreras 5K.

Es un chiste cruel y de mal gusto, pero con este apoyo legislativo, los tamaulipecos podrán morir cultos, atléticos y bien alimentados, abatidos por narco-balas.

En el poblado Lucio Blanco, municipio de Matamoros, un vehículo militar blindado chocó contra el tren, cuando trató de ganarle el paso, resultando cuatro militares heridos. Para cumplir la tradición, la culpa recaerá sobre el maquinista.

En Victoria, un microbús destartalado se quedó sin frenos y golpeó a otros vehículos. Una pasajera fue llevada al hospital. Pero les autorizarán nuevas tarifas, pasadas las elecciones.

Cumplieron años el profesor José Luis Coronado Alvarado y el licenciado Manuel Aguilar.