CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 4 View / julio 3, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Vamos ahora por el Congreso local

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Los resultados electorales del domingo mandaron al PRI al tercer lugar como fuerza política, pues perdió la Presidencia de la República, muchos espacios en el Congreso de la Unión y las ocho gubernaturas disputadas en las urnas.

En Tamaulipas, el partido tricolor perdió nuevamente las dos senadurías, las nueve diputaciones federales, los Ayuntamientos de Tampico, Victoria y Río Bravo, y su líder Sergio Guajardo Maldonado anunció ayer que harán una reflexión, para tratar de explicarse el tremendo descalabro.

Creemos que no necesitan buscar interpretaciones a la expresión popular depositada en las urnas, porque a diferencia de la votación del año 2016 cuando perdió ese partido la gubernatura de Tamaulipas, ahora fue un fenómeno espontáneo, democrático, inspirado por un solo nombre, AMLO.

Ocurrió lo mismo en 2000, cuando Vicente Fox produjo el encantamiento del electorado nacional con la promesa de un cambio del estado de cosas e hizo ganar a muchos desconocidos, espacios en las entidades federativas, sólo por ser postulados por su mismo partido, el PAN.

Guajardo Maldonado y el PRI en general, deben a sus militantes explicaciones de la derrota del año 2016 pues guardan silencio que ha hecho nacer leyendas urbanas, desde la intervención de fuerzas exógenas en las casillas, hasta la complicidad interesada del Gobernador saliente, Egidio Torre Cantú.

Pero no sólo el partido tricolor recibió el domingo 1 de julio un repudio popular que lo mantiene en la lona, pues también hubo desprecio ciudadano hacia la marca Cabeza de Vaca.

Los operadores del PAN-gobierno no hicieron bien su trabajo durante las campañas y el propio Gobernador del Estado se creyó obligado a intervenir para sacar al buey de la barranca, pero ni así consiguieron hacer crecer a sus candidatos.

Faltando a la urbanidad política, usando recursos públicos en la promoción electoral partidista, haciendo a un lado su investidura constitucional, Cabeza de Vaca paseó los domingos por el territorio tamaulipeco, arengando a la militancia del PAN, insultando a la oposición y repartiendo amenazas.

El despliegue fue infructuoso. El candidato presidencial del PAN fue apabullado en las urnas, lo mismo que sus candidatos al Senado, los candidatos a diputados federales de los dos distritos de Reynosa, Río Bravo, Matamoros, Madero y Tampico.

Tampoco pudieron ganar los candidatos del PAN a presidentes municipales de Matamoros y Ciudad Madero. En muchos casos, candidatos del PAN como Salvador Rosas Quintanilla de Nuevo Laredo, aventajaban con pocos votos a adversarios, poco más de mil, de Heriberto Tico Cantú Deandar.

La repulsa al nepotismo también se dio marcadamente en Veracruz, donde fue derrotado el candidato del PAN a Gobernador, por ser hijo del Gobernador saliente, y en Puebla, la candidata del PAN a Gobernadora corrió la misma suerte, pues es esposa del ex Gobernador Rafael Moreno Valle.

El gran ganador de la contienda federal es MORENA, que puso en jaque al sistema de partidos al aplastar con sus candidatos al PAN, el PRI y el PRD, que tendrán que ser reconfigurados pues quedaron como trapeadores.

López Obrador fascinó a los electores a pesar de que no es políglota, habla lentamente y es de la tercera edad. Pero tiene credibilidad y es congruente y en eso no tuvo competencia.

No robar, no mentir, no traicionar, son líneas de conducta que se impuso a sí mismo y a su partido, y la gente le cree. Presume honestidad personal y sus adversarios han investigado su historia para encontrarle pecados y travesuras, pero sin éxito.

Prometió el virtual Presidente electo terminar con la corrupción y la impunidad y esperemos que lo haga y pronto. Uno también tiene que hacer su contribución, para regenerar a la nación.

El domingo recargamos gasolina en el expendio carretero de Santander de Jiménez. Pagamos 300 pesos pero la aguja del tablero apenas se movió. El despachador aprovechó que nos distrajo el teléfono móvil, para cometer un abuso.

En otros temas, hoy sesionarán los comités municipales electorales para hacer el cómputo para renovar los 43 Ayuntamientos. Entregarán las constancias de mayoría de voto conforme vayan terminando.

Luego empezará la otra pelea, en los tribunales, como será el caso de Nuevo Laredo, donde MORENA tratará de demostrar que Enrique Rivas Cuéllar cometió excesos e irregularidades, para inflar la votación a su favor.

Luego, dentro de dos meses, en septiembre, se instalará el consejo general del IETAM para iniciar el proceso de elección de los integrantes del Congreso local cuyo desenlace será el primer domingo de julio de 2019.

Será otra oportunidad para que los tamaulipecos demos un jalón más a la democracia, favoreciendo con el voto a candidatos a diputados locales que lleguen al poder legislativo con una mentalidad de servicio.

Necesitamos una Legislatura que rescate el respeto y la dignidad, haciendo honor a la autonomía, un poder que sirva de contra-peso al ejecutivo para que no cometa más abusos.

Merecemos una Legislatura que se asuma como gobierno, no como servidumbre, tapadera y caja de resonancias del Gobernador de turno.

Por el rumbo de Ciudad Victoria, Oscar Almaraz Smer todavía no puede creer que perdió la reelección y con gran pesadumbre reanudará funciones como presidente municipal, pero con animo fúnebre pues sabe que todo se derrumbó.

Almaraz se sentía en la ante-sala de la candidatura a Gobernador pero sus detractores aseguran que debe darse de Santos si es que no termina en la cárcel, por antiguas ligas con Oscar Gómez Guerra.

En Matamoros, Chuchín siente que el mundo le cayó encima y no acaba de explicarse cómo es que perdió la reelección, siendo como él lo cree, que la gente lo ama. Aquí le advertimos que se les estaba pasando la mano en los apoyos subrepticios a La Borrega, el candidato de MORENA, que terminó teniendo la mayoría de votos.

En Río Bravo se dio el voto cruzado, pues la gente favoreció al candidato del PAN a presidente municipal, pero rechazó en las urnas a su compañera de fórmula, una señora La Inge, para diputada federal, optando por el candidato de MORENA, un campesino al que apodan El Calabazo.

Igual ocurrió en Reynosa, pues los electores eligieron para tres años más como presidenta municipal a Maki Ortiz Domínguez, del PAN, pero prefirieron a los candidatos de MORENA para diputados federales.

Por cierto, la violencia sigue ensangrentando a Reynosa. Policías estatales tuvieron un topón con tres camionetas llenas de sicarios y empezaron a perseguirlos y a balacearse. Mataron a tres delincuentes y detuvieron a dos.

Grande sorpresa se llevaron al descubrir a bordo del vehículo detenido, a seis personas a bordo, una mujer entre ellas, amarradas de pies y manos, pues estaban secuestrados.

El domingo también hubo balaceras hasta cerca de donde la gente hacía fila para votar. En Ciudad Miguel Alemán (donde perdió la reelección la viuda de El Chupón, panista ella) los soldados echaron en corrida a balazos, a malhechores. Casillas cerraron antes de tiempo, para evitar balas perdidas.

Francisco López Villafuerte es el candidato del PRI en San Carlos, y ganó la presidencia municipal y sin hacer campaña, pues permanece preso en el penal victorense, acusado de asesinato. Se declaró inocente.

Cumplió años en Nuevo Laredo el joven Mauricio Belloc, hijo del periodista de la redacción de Ninfa Deandar, del mismo nombre.