CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 20 View / julio 3, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

–  Como Jalisco: cuando pierde, arrebata

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Andrés Manuel López Obrador fue recibido ayer en Palacio Nacional por Enrique Peña Nieto, para iniciar el proceso de transición. El virtual Presidente electo lo felicitó por no haber metido las manos en el proceso, al reconocer que ha padecido de la intromisión gubernamental en elecciones, especialmente de autoridades locales.

Y en Ciudad Victoria, el médico Américo Villarreal Anaya denunció en conferencia de prensa, que existe un sospechoso manejo de cifras preliminares en la elección de Senador, pues de ir arriba por más de 20 mil votos, de repente fue rebasado por el candidato del PAN.

El candidato de MORENA estuvo acompañado por el presidente del consejo estatal del partido, abogado José Antonio Leal Doria y el representante de López Obrador en la zona centro, Oscar Torre Gómez, quienes preparan una defensa jurídica del voto.

Villarreal Anaya insinuó que el programa de resultados preliminares, PREP, fue manipulado para dar la apariencia de mayoría de votos para el candidato del PAN, pues dejó de capturar datos en distritos donde ganaron los candidatos de MORENA y se centró en incorporar números de distritos donde ganó el PAN, especialmente Ciudad Victoria y El Mante.

Pero además, hizo notar que en ambos distritos, especialmente el cañero, el nivel de concurrencia en las urnas es excepcionalmente alto, superior al 80 por ciento del padrón electoral, siendo que el promedio en el Estado es de 61 por ciento.

Anunció el abanderado de MORENA, que pedirán ante las instancias electorales, el recuento de votos mostrando ellos las copias de sus actas de escrutinio de cada casilla, para demostrar que están “inflando” las cifras en el afán de entregarle al PAN un triunfo espurio.

Es el estilo de la casa y eso lo sabe López Obrador, al grado de que en el cierre de campaña que hizo en Ciudad Victoria, envió el mensaje al huésped del palacio de gobierno, de que conoce que está gastando mucho dinero público en la compra de votos.

En palacio de gobierno, el titular anunció que está preparando una visita a la Ciudad de México para sostener una entrevista con el licenciado López Obrador. Mentira. Es la inminente Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la que está invitando a todos los Gobernadores, por separado, a ver al virtual Presidente electo.

El Gobernador de Tamaulipas firmó días antes de la elección del domingo 1 de julio, un documento donde ofrecen él y otros seis colegas suyos del PAN, colaborar con quien resulte electo como Presidente, una maniobra que fue interpretada como una traición al candidato del PAN Ricardo Anaya Cortés.

Ahora estaría ansioso Cabeza de Vaca por mostrarle el documento a López Obrador y esperar de él un tratamiento recíproco, por eso su prisa por anunciar que está preparando maletas para ir a verlo a la Ciudad de México.

Pero pierde de vista que abundan las evidencias de que se les pasó la mano en la intromisión oficial en las elecciones, especialmente en Victoria y El Mante, y también se le olvida que Ricardo Monreal Avila está muy cerca de AMLO, para mantenerlo informado de lo que ocurre en Tamaulipas.

Hoy miércoles arrancarán los cómputos distritales, para entregar constancias de mayoría de votos a los candidatos triunfadores, a Presidente de la República, Senadores y diputados federales.

Los números preliminares dieron a MORENA mayoría en el Congreso de la Unión, pues los mexicanos atendieron el llamado al voto parejo. López Obrador tendrá gente suya en las dos cámaras aunque no votarán por consigna, línea u orden, sino en conciencia.

En Matamoros, Chuchín reanudó funciones como presidente municipal luego de su estrepitosa derrota electoral pues quedó en tercer lugar. Ahora le toca la etapa de entrega-recepción en el entendido de que se acabó la robadera.

Podría haberle ido peor, pues el presidente municipal electo, La Borrega, tiene corazón tricolor pues colaboró en el Ayuntamiento de Baltazar Hinojosa Ochoa, como contralor.

Sobre el mismo tema, la noticia buena es que Chito García González, el candidato del PAN, no ganó la presidencia municipal de Matamoros.

La noticia mala es que regresará a Ciudad Victoria, para seguir cobrando como diputado local.

Consumada la elección, cobra vida la versión de que Francisco García Cabeza de Vaca hará una purga en el organigrama gubernamental, para darle las gracias a los que no pudieron con el encargo.

Son los casos concretos del Secretario de Seguridad Pública, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación, cuyos titulares tienen convertidas a esas dependencias en un desastre.

También tendría que reinventar la oficina de comunicación social, pues han entrado en una etapa en la que necesitan tender puentes de enlace con los representantes de la Opinión Pública, a los que han ignorado en dos años de gestión.

Deben entender que no basta con emitir boletines de prensa, tardíos, incompletos, y de manera subrepticia. No los publican ni siquiera en su página oficial.

A propósito del futuro, nuestro veterano amigo jaibo Roberto González Barba enlista para la pelea electoral del año 2022 a Maki Ortiz Domínguez por el PAN, Américo Villarreal Anaya por MORENA y a Enrique Cárdenas y a una Mariana (¿Rodríguez Mier y Terán?) por el PRI.

Nosotros añadiríamos los nombres de Edgar Melhem Salinas y Ramiro Ramos Salinas, que son opciones frescas para una contienda de ese tamaño.

Baltazar Hinojosa Ochoa y Alejandro Guevara Cobos están en la reserva, pues tienen el estigma de la derrota.

Melhem fue representante en Tamaulipas de Meade, pero sólo de apariencia pues nunca le llegaron los apoyos desde la Ciudad de México, en tanto que Ramiro es candidato número 17 a diputado plurinominal. Mariana va en la posición número 4, gracias a su tío Egidio.

(Alejandro Guevara era candidato plurinominal número 18 en el año 2000 y el Efecto Fox lo hizo ganar una curul).

Todos los partidos entrarán en una etapa de reinvención, inclusive el PAN, pues quedaron muy maltratados por la contienda electoral. El PRI en Tamaulipas está en ruinas y será difícil que se apunten muchos tiradores a la sucesión de Sergio Guajardo.

En el PAN, sus directivos fueron rebasados por el primer panista de Tamaulipas, que asumió el trabajo que ellos no pudieron hacer y ni así barrieron a la oposición como lo cacareaban.

Los demás son pedacería, incluyendo el partido de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, que ahora es la cuarta fuerza tamaulipeca.

En Río Bravo, la joven Karla Delfina Chávez es una actriz, cantante e imitadora que enorgullece a su tierra natal. Apadrinó a la generación 2012-2018 de la escuela primaria “Teresita Treviño García”.

La artista presumió que está por salir a la venta su primer álbum de canciones, lo que tiene emocionados a sus padres Carlos Delfín y Lorena.

En tanto que en Reynosa, Maki Ortiz Domínguez resultó ser la candidata del PAN con la más alta votación, pues obtuvo más de 120 mil sufragios que la llevarán a la jefatura del Cabildo durante los próximos tres años.

La alta popularidad de Maki, resultado de su gestión honesta, eficiente y transparente, la convierte en candidata natural a la gubernatura, dentro de cuatro años.

La anécdota del día es que la gente creyó que fiscales anti-corrupción visitaron el palacio municipal victorense para levantar al presidente municipal Oscar Almaraz Smer.

Era sólo la instalación de un módulo informativo de esa dependencia, invitando a denunciar ilícitos.