CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 12 View / julio 8, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

– Fuenteovejuna vuelve a cobrar justicia

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Américo Villarreal Anaya se convirtió en apenas unos meses, en la principal figura política de Tamaulipas, sin haber tenido experiencias previas en la cosa pública. Será Senador de la República gracias a la combinación de varios factores, los más importantes, los nombres de Américo Villarreal Guerra y de Andrés Manuel López Obrador.

MORENA arranca hoy mismo una campaña de posicionamiento en el Estado, para empezar a construir proyectos de candidaturas a integrar la siguiente cámara de diputados de Tamaulipas, en un afán empujado por la ciudadanía, de rescatar al poder legislativo y ponerlo a trabajar al servicio del pueblo.

El triunfo electoral de Villarreal Anaya y de la profesora María Guadalupe Covarrubias Cervantes fue anunciado ayer por el INE, destruyendo la expectativa construida por el PREP de que había ganado el candidato del PAN.

Un primer conteo definitivo iniciado a las cinco de la tarde del sábado, se atoró cinco horas después, luego de que se produjo un empate técnico por la diferencia de apenas 4,901votos a favor de Américo, faltando tres paquetes electorales por revisar.

Por ordenamiento legal estatutario, el INE decidió abrir un diez por ciento de paquetes adicionales, lo que finalmente no cambió la tendencia que hizo triunfar al candidato de MORENA.

A las cinco y media de la tarde del domingo, el INE entregó la constancia de mayoría de votos al médico Villarreal Anaya, en una ceremonia que sus seguidores aplaudieron. Luego hubo una celebración espontánea.

El Kiko Elizondo Salazar y sus altos jefes supieron desde temprana hora del sábado, que sus candidatos al Senado habían sido vencidos en las urnas y empezaron a dar patadas de ahogado.

Primero hicieron una conferencia de prensa para proclamar un falso triunfo de su fórmula electoral y la repitieron más tarde, pero con el pretexto de que descubrieron ¡una semana después de las elecciones municipales!, que hubo irregularidades en Ciudad Madero.

Hizo el Kiko nuevamente un papelón patético, ridículo e hipócrita, pues acusó que MORENA hizo trampa para ganar la elección de Senadores pero sin aportar ninguna prueba o evidencia, luego insinuó un intercambio de favores, el Ayuntamiento de Ciudad Madero a cambio de las Senadurías, siendo que el PAN-gobierno fue el que adulteró resultados, especialmente en la zona cañera.

Kiko tuvo la audacia y temeridad de echar lodo sobre el INE y el IETAM al asegurar que sus integrantes actuaron ilegalmente a favor de los candidatos de MORENA.

En Ciudad Madero, el presidente municipal electo, Adrián Oseguera Kernion, de MORENA, se declaró extrañado de que el presidente municipal saliente, Andrés Zorrilla, cambiara de opinión respecto de la limpieza del proceso.

El lunes 2 de julio, Zorrilla reconoció que fue derrotado en buena lid en su afán reeleccionista, pero cinco días después, apareció en Ciudad Victoria, a lado de Kiko Elizondo Salazar, alegando públicamente que hubo fraude.

No se descarta que el PAN-gobierno intentara usar el Caso Ciudad Madero como moneda de cambio.

Américo ganó en su primera incursión política, pero además, desafiando a furiosos vientos del cambio que tuvieron toda la fuerza del Estado, porque se trataba de enviar al Senado una avanzada azul de alientos futuristas, sexenales.

Muchos tamaulipecos cruzaron el nombre de Villarreal Anaya impreso en la boleta electoral pero teniendo en la mente el nombre de su padre, el querido Gobernador del Estado, un hombre que dejó como legado un tesoro de valores morales, éticos, políticos.

Andrés Manuel López Obrador también produjo un número impresionante de votos que lo llevaron a él a la Presidencia de la República, e hicieron ganar a muchos de los candidatos postulados por MORENA y otros dos partidos coaligados, en todo el país.

Villarreal Anaya tuvo el acierto de conseguir para la campaña la orientación, el apoyo y el asesoramiento de personajes de larga experiencia, que le brindaron espléndidas lecciones de cultura política, bien aprovechadas según lo evidencian los resultados.

Don Manuel Montiel Govea y el abogado Rafael Díez Piñeyro, figuran entre las personalidades que acercaron la luz de su sabiduría política al virtual Senador electo.

Ismael García Cabeza de Vaca consiguió una votación inferior en cinco mil votos, números cerrados, respecto de la fórmula de MORENA. Una campaña mediática quiso hacer aparecer al panista como candidato ganador, pero resultó ser una maniobra infructuosa, pues los números oficiales dicen otra cosa.

La derrota de Ismael es un mensaje de la sociedad tamaulipeca al gobierno estatal, panista, que merece lecturas detenidas y cuidadosas, porque denota un voto de castigo, una llamada de atención, una clarinada de alerta.

Habló el pueblo y su voz debe atenderse porque ciertamente que las cosas no marchan bien en muchos rubros de la administración pública estatal y ya es tiempo de que se vayan concretando las promesas de cambio, especialmente en materia de seguridad, gobernabilidad, salud, educación, economía.

La buena racha de MORENA agregó otra presidencia municipal a su nombre, pues el cómputo de Ciudad Díaz Ordaz favoreció al candidato postulado allí, por el lado del Partido coaligado Encuentro Social, propiedad de Abdíes Pineda.

Otra mala noticia para el gobierno y sociedad, es que sicarios arrancaron la vida al director del penal de Nuevo Laredo, la noche del sábado, al balacear su vehículo en marcha, en una colonia popular.

En Reynosa, tres sicarios fueron abatidos por fuerzas federales cuyos cuerpos quedaron destrozados por la potencia de los proyectiles disparados.

Andan tan mal las cosas en el manejo gubernamental de seguridad pública, que policías estatales que se desplazan en motocicletas, chocan entre sí y resultan heridos. Ocurrió en Ciudad Victoria y por sus propias confidencias, los reporteros supieron que las máquinas no reciben mantenimiento y que son chatarra sobre ruedas.

Sin contar con los macabros mensajes que siguen apareciendo escritos en mantas, en los municipios, dirigidos a funcionarios estatales del mal alto nivel, reclamando compromisos incumplidos de su parte.

Retomamos temas políticos, para referir que trascendidos de la prensa jaiba, enlistan como prospectos a la presidencia estatal de MORENA a Marco Antonio Bernal Gutiérrez, Alvaro Garza Cantú y Fernando Azcárraga López.

Alvaro y Azcárraga pertenecen a MORENA e inclusive fueron de los importantes apoyadores en el sur del Estado, de la campaña de Américo Villarreal Anaya, pero Bernal no había dado color.

Mantiene estrecha amistad con la presidenta nacional del partido, Yeidckol Polevnsky, de quien fue su maestro universitario.

Cerramos este espacio para atestiguar en la sede victorense del INE, la entrega de la constancia de mayoría de votos al médico Villarreal Anaya, que ocurriría a las 17:30 horas.

Leímos ayer en redes sociales que “nunca una sola noticia había hecho felices a tantos tamaulipecos”.

–“¿El triunfo de Américo?”.

–“No, la derrota de Cabeza de Vaca”.

Cumplieron años el periodista victorense Juan Rodríguez de la Sota y el director estatal del Registro Federal de Electores, el abogado riobravense Jesús Arredondo Cortez.