CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios Desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 7 View / julio 9, 2018

Por: Alberto Guerra Salazar

 – Arrogancia y soberbia engendran fracasos

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— La derrota asestada por los tamaulipecos al PAN-gobierno es un golpe dirigido al orgullo de la marca de los vientos de cambio, pero tienen que tragarse la humillación y el coraje, pues el tiempo apremia y si no se corrigen pueden tener pérdidas todavía más dolorosas.

Hablamos de las elecciones del año 2019, cuando el IETAM convoque a la renovación del Congreso local, actualmente bajo el control del PAN-gobierno por tener ellos la mayoría de las curules.

La siguiente Legislatura puede convertir a la cámara de diputados de Tamaulipas en un filtro o aduana donde se contengan, detengan e impidan más abusos del titular del poder ejecutivo local, para erigirse en un contra-peso que equilibre el manejo del gobierno.

Actualmente, los empresarios no pueden conseguir que se cumpla el ejercicio del presupuesto anual autorizado por el poder legislativo, en el ramo de inversiones en infraestructura, es decir, obra pública.

Si los diputados locales tuvieran el valor de respetar su investidura oficial y cumplir su obligación de llamar a cuentas a los funcionarios de alto nivel del poder ejecutivo, las cosas serían diferentes, pero están subordinados espontáneamente.

También se han doblegado los llamados “representantes populares” frente a otros graves problemas sociales de su incumbencia, como la inseguridad, la alta incidencia delictiva y la pérdida de vidas humanas inocentes.

De allí devienen impunidad, absolutismo, autoritarismo, tiranía, en perjuicio de los ciudadanos pues no hay modo de contener los furiosos embates de los vientos del cambio, que no respetan nada.

Los electores reprendieron y reprobaron la gestión gubernamental panista, con un mal trato dado a su candidato presidencial, a doce de sus candidatos a presidentes municipales, a seis de sus candidatos a diputados federales y a sus dos candidatos al Senado de la República, a los que hicieron tronar en las urnas.

Por eso la necesidad de que los tamaulipecos conserven la conciencia de la importancia de su voto en 2019, pues volverá a ponerse a prueba la capacidad de transformación de este gobierno, panista, cuando se repita el referéndum, el plebiscito.

Si los jerarcas gubernamentales se salen de su burbuja y recuperan sencillez y humildad, mejorando el tratamiento que dispensan a los ciudadanos y a sus propios empleados; si empiezan a respetar las formas, normas, protocolos, dignidad y derechos de la gente, entonces tal vez pudiera el PAN-gobierno tener mejores respuestas en las urnas.

MORENA ya ha expresado en voz de algunos de sus representantes, que van a luchar por conseguir la mayoría de los espacios de la próxima Legislatura, con buenos candidatos, mejores propuestas pero sobre todo, con el compromiso de hacer respetar las leyes.

El PRI no será un problema para el gobierno porque ya no estará Sergio Guajardo Maldonado en la presidencia, pero no habrá tiempo suficiente para volver a ponerlo de pie, (al partido).

Por cierto, el PAN nacional entró en una franca etapa de confrontación debido a que le declararon la guerra a Ricardo Anaya Cortés para impedirle que retome la presidencia partidista, de la que se separó provisionalmente, para ser candidato presidencial.

La Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional, integrada por siete mandatarios, entre ellos el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca y un grupo de militantes identificados con Felipe Calderón Hinojosa, se pronunciaron por la renuncia inmediata de Anaya y Damián Zepeda, el presidente provisional, y una convocatoria a elecciones.

Los panistas de Jalisco fueron más lejos pues exigen la expulsión de Anaya, por haber apoyado en esa entidad la candidatura de Enrique Alfaro, militante del Movimiento Ciudadano, coaligado con el PAN y PRD.

Roberto Gil Zuarth, Ernesto Cordero Arroyo, Margarita Zavala de Calderón, Javier Lozano Alarcón, y otros prominentes panistas, están decididos a hacerse del manejo del partido, pero Anaya y Zepeda se defenderán ardorosamente, llevando la gran fractura hasta las entidades federativas.

La mención de Movimiento Ciudadano nos hizo recordar, que el abogado fiscalista de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, ganó en segunda instancia la Senaduría pues le ocurrió lo mismo que a Américo en Tamaulipas, de un conteo adicional de votos.

Samuel es un político combativo y entrón, que le ganó al PRI y al propio PAN la Senaduría, pues su candidatura fue sólo con el registro de MC.

El domingo, Américo Villarreal Anaya y la profesora Lupita Covarrubias Cervantes recibieron de manos del vocal ejecutivo del INE en Tamaulipas Eduardo Manuel Trujillo, las constancias de mayoría de votos.

Una multitud de amigos los esperaban a la salida de la sede electoral, para felicitarlos e intercambiar parabienes. Allí saludamos al médico Felipe Garza Narváez, otro de los tutores de Américo, y al joven licenciado Fernando Pérez Chapa, que lo asistió en sus recorridos por los distritos.

También se asomaron por allí el doctor en derecho Edgar Danés Rojas, Antonio Carlos Valdez Balboa, el dirigente de colonos Esteban Ruiz Lozoya, por ser amigos personales, así como el médico Héctor López González, Lesvia Garza, Enrique Yáñez Reyes.

Los periodistas Fernando Acuña Piñeyro, Eduardo Pacheco, Aníbal Martínez también pasaron lista de presentes. Américo estuvo acompañado por su señora madre, esposa e hijos.

Por el rumbo de Matamoros, representantes del comercio organizado pidieron al presidente municipal electo, Mario López Hernández, La Borrega, de MORENA, que actúe con cordura y sensatez y que no se le ocurra salir con inventos.

Se referían indirectamente a Chuchín, el presidente municipal saliente, que creó dos secretarías municipales, una de turismo y otra de salud, pero sólo para acomodar allí a sus amigos, que no sirvieron más que para agrandar la burocracia y el gasto.

En otros temas, el gobierno municipal de Río Bravo imprimió nuevos bríos en los trabajos de rehabilitación de vialidades dañadas por un diluvio de hace dos semanas.

Cuadrillas de diferentes dependencias municipales riobravenses trabajan en varios frentes, usando maquinaria pesada en la conformación de calles, desalojo de agua, especialmente en los accesos.

También se trabaja en la ampliación de los camellones de la avenida Francisco I. Madero, de acuerdo al Plan Municipal de Desarrollo que hizo aprobar el licenciado Juan Diego Guajardo Anzaldúa.

En Nuevo Laredo, MORENA presentó formalmente impugnaciones contra las elecciones de presidente municipal y de diputado federal, por presumir que hubo serias irregularidades, como la compra de votos y uso de recursos públicos en las campañas.

Ramón Garza Barrios y Heriberto Cantú Deandar, por separado, ofrecieron en el IETAM e INE, las consiguientes cargas de pruebas, para promover la anulación de los resultados que salieron a favor de los candidatos del PAN.

Hoy en el PRI estatal, Sergio Guajardo Maldonado convocó a reunión de líderes de sectores, para hacer una evaluación del desastre que los barrió del mapa político. Algunos de los invitados se dijeron sorprendidos que hasta los llamen a platicar y no durante las campañas. No asistirán.

Ciudad Victoria vivió otra jornada de violencia, con la ejecución de un profesor emparentado con funcionarios de la Procuraduría, ataques a negocios y muertes a domicilio, pero sin reportes oficiales.

Hubo otro feminicidio, ahora en Ciudad Madero.

El chiste del día es que el PRI presentaría un reclamo en PROFECO, pues le dieron menos votos de los que pagó. Diría un amigo: ese es un chiste muy viejo y muy endejo.