CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 11 View / marzo 24, 2019

Por: Alberto Guerra Salazar

 Piso parejo con el INE haciendo la elección

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Para impedir que se produzcan acciones que generen presión sobre el electorado, y para garantizar los principios de imparcialidad en el uso de recursos públicos y equidad en la contienda, el Instituto Nacional Electoral hizo a un lado al IETAM y atrajo la organización y ejecución de elecciones en Tamaulipas y otras cinco entidades federativas.

El documento de 65 páginas que sustenta este acuerdo del Consejo General del INE, se refiere a las elecciones que se producirán en Tamaulipas, Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Puebla, procesos que atrajo para darles más transparencia.

En Tamaulipas se abre el registro de candidatos el miércoles 27 pero algunos candidatos del PAN a diputados locales, están haciendo propaganda anticipada sin que los culpables de estos delitos hayan sido reprendidos por el IETAM.

MORENA y otros partidos pidieron reiteradamente que el INE atrajera las elecciones, por no tener confianza en la imparcialidad del IETAM, que en el pasado ha sido obsecuente con el PAN-gobierno, y ahora les hacen caso.

Esta decisión federal es una muy mala noticia para Francisco García Cabeza de Vaca, porque tenía montada una estrategia encargada a El Truco, para repetir en 2019 su catálogo de marrullerías electorales a efecto de torcer la expresión ciudadana que se depositará en las urnas.

Ahora sí habrá una severa vigilancia sobre el comportamiento del PAN-gobierno, para desbaratar o castigar, los excesos que cometan y que en el pasado contaron con el encubrimiento y complicidad de funcionarios gubernamentales (Osorio Chong) y de órganos electorales locales.

En manos del INE, las elecciones en las cinco entidades federativas (más Puebla) tendrán desenlaces imparciales, limpios, inatacables, contundentes, confiables.

Alejandro Etienne Llano es diputado local, coordinador de la bancada del PRI, y presentó en la más reciente sesión del pleno, una propuesta para crear un Fondo de Capitalidad, con dinero adicional para gastarlo en Ciudad Victoria.

Desafortunadamente, los asesores del ex presidente del poder judicial de Tamaulipas lo indujeron a cometer un error, pues el Fondo de Capitalidad no aplica para el propósito que él señala en su iniciativa, que es el de hacer una reforma constitucional para que el presupuesto anual sea equiparable en montos a ciudades como Nuevo Laredo y Reynosa.

El presupuesto de egresos de cada municipio es proporcional a su número de habitantes, igual que a su nivel de recaudación local de impuestos y derechos.

El Fondo de Capitalidad se creó en la Ciudad de México en el año 2014, pero atendiendo a gastos excesivos derivados de su condición de sede de los tres poderes tales como marchas y plantones de protesta contra dependencias federales, reforzamiento de policías y equipamiento para la contención de estos grupos, subsidios al transporte público desbordado por la población flotante, etcétera.

A su vez, la Ciudad de México copió este modelo de Fondo de Capitalidad, a Madrid, que lo instauró en 2006 justo porque afrontaba gastos adicionales como gobierno local, provocados por su condición de ser capital de España.

Por supuesto que existe el problema de bancarrota permanente de las finanzas municipales de la capital de Tamaulipas, llamada también la capital del crimen. Pero no es la solución un Fondo de Capitalidad, que por cierto ya no existe en la Ciudad de México.

Los presidentes municipales de Ciudad Victoria han tenido siempre una condición de mayordomos, antes que de primera autoridad. ¿Por qué?, porque el Gobernador de turno no quiere en su ciudad sede, un funcionario que destaque, brille, sobresalga, resalte, para que no le robe reflectores.

Los presupuestos anuales victorenses alcanzan apenas para pagar la nómina quincenal y el gasto corriente (electricidad, combustibles, telefonía, reparación de vehículos, etcétera), y arrastran un déficit crónico traducido en una deuda pública impagable.

Gustavo Cárdenas Gutiérrez fue presidente municipal de Ciudad Victoria, en el trienio 1993-1995, postulado por el PAN, y rompió el cerco tendido desde el palacio de gobierno para empequeñecer la gestión edilicia. Era Gobernador Manuel Cavazos Lerma.

Cavazos Lerma nunca le perdonó a Gustavo la humillación de arrebatarle la capital del Estado para el PAN, y como represalia quiso “castigarlo” al negarle todo tipo de apoyo, condenando a Ciudad Victoria a una situación de estado de sitio.

Por órdenes de Cavazos, se suspendió el servicio de recolección de basura con vehículos del Estado en determinadas rutas y se canceló el pago del servicio eléctrico en una parte de la red de alumbrado público.

También se paralizó el mantenimiento de bulevares, obras y apoyos extraordinarios, agudizando la precariedad económica del Ayuntamiento municipal, panista.

Buscaba Cavazos dinamitar la imagen de Cárdenas Gutiérrez al hacerlo aparecer como culpable del estancamiento de la ciudad, pero obtuvo resultados contraproducentes, porque la repulsa ciudadana en su contra se recrudeció y se hacía patente en todas partes, a todas horas.

(Luis Donaldo Colosio Arrieta, entonces titular de SEDESOL, autorizó más obras para Ciudad Victoria, que el Gobernador Cavazos).

Cuando el Gobernador asistía a eventos de multitudes, provocaba rechiflas, abucheos y otros insultos, que él atribuía a Gustavo, porque no podía aceptar que era una espontánea manifestación popular de repudio.

En alguna ocasión, empleados de la CFE acudieron al palacio municipal a cortar el servicio de energía eléctrica, pero no pudieron hacerlo porque la gente acudió al encuentro con su alcalde, para regalarle monedas, billetes, animales, para alcanzar a completar el pago de la factura atrasada.

Cavazos parecía morir entripado, del coraje porque la gente no lo quería y tomaba partido a favor de Gustavo. Hasta el magisterio se rebeló contra el gobierno estatal y fue histórica la suspensión de actividades, en protesta contra deficiencias del sistema educativo.

(Hoy, los profesores han recibido agravios más severos pero no alcanzan a reaccionar con energía en defensa de sus intereses).

Alejandro Etienne erró el procedimiento. Es más fácil que el Cabildo victorense elabore un proyecto de presupuesto anual de egresos, con números realistas, y pida que el Congreso local les autorice montos más altos, que alcancen a cubrir las necesidades en materia de infraestructura y servicios.

Por el rumbo de Río Bravo, Abraham González subió a redes sociales una video-denuncia de la agresión a golpes que le dejó el rostro tumefacto y otras partes del cuerpo con moretones, anunciando que presentará una denuncia penal en contra del presidente municipal Carlos Ulivarri López, del PAN.

González tiene un chat de noticias en Facebook y el gobierno riobravense es blanco de sus señalamientos por presunta deficiencias e irregularidades. El presume que Ulivarri es el autor intelectual de la agresión, dolido porque le marca sus errores.

En Ciudad Miguel Alemán se desataron los demonios en el poblado Los Guerra, con una guerra que duró toda la noche y produjo un número indeterminado de abatidos y vehículos reducidos a cenizas.

Las familias duraron horas tendidas, horrorizados, en el suelo, muchas debajo de las camas, para protegerse de las balas perdidas. El gobierno estatal, panista, guardó silencio otra vez, acerca de esta nueva carnicería.

Cumplen años el médico Gabriel de la Garza Garza y el abogado Rodolfo Andrade del Fierro.