Cuando un amigo se va… (2da Parte)

by / Comentarios Desactivados en Cuando un amigo se va… (2da Parte) / 19 View / agosto 31, 2014

Por: Rafael Diez Piñeyro

A DON ANTONIO RIVA PALACIO LÓPEZ

mexicano de excepción.

Comenté contigo Lectora-Lector, en mi anterior colaboración,  que cuando a DON ANTONIO RIVA PALACIO,  le tocó ser el Presidente de la Gran Comisión del Senado de la República, algunos periodistas de la época le llamaban Disneylandia o el mundo feliz, lo anterior en virtud de que todos los C. Senadores pertenecían al PRI, pero estaban muy lejos de la realidad ya que bastaba recordarles que un Senador, por solo ese hecho, ya era considerado pre-candidato para ser Gobernador de su entidad, pero al no lograr ese objetivo se volvía rebelde, no acudía a las sesiones y por consecuencia desatendía sus funciones legislativas, luego entonces entraba la mano amiga y el trato cordial, respetuoso e institucional de DON ANTONIO para hacer entrar en razón a tan distinguido priísta.

Por cuestiones de espacio en esta columna, solo voy a relatarles dos acciones que le bastaron al abogado ANTONIO RIVA PALACIO para que el Senado de la Republica fuera rescatado del ostracismo político y social que vivía, la primera fue la de recuperar el control, que está plasmado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de la Cámara de Senadores como responsable de la conducción de la política exterior de México.

No batalló DON ANTONIO para lograr lo anterior, en virtud de que el Presidente de México, MIGUEL DE LA MADRID HURTADO, también era abogado y experto en Derecho Constitucional, es decir, nadie como un abogado experto y conocedor del Derecho, para hacer valer y respetar la Constitución.

Otro de los grandes logros de la LII y LII Legislatura del Senado, fue en el de proponer y aprobar una reforma política para que en el Senado pudiera estar representados todos los partidos políticos. Así después de una intensa consulta popular a lo largo y ancho de todo el país nacieron los Senadores de Representación popular y posteriormente de primera minoría.

Fue el Senador ROBERTO CASILLAS el coordinador de dicha consulta popular, también experto en Derecho Constitucional, DON ROBERTO tenía un Doctorado que había obtenido en la UNAM y en la Sorbona de París, además fue un extraordinario Secretario Particular del Presidente de México, JOSÉ LÓPEZ PORTILLO. Con tales antecedentes sobra decirles que el trabajo del Senador ROBERTO CASILLAS fue extraordinario y en poco tiempo pudo darle forma y fondo a la Reforma Política.

Puedo seguir compartiendo contigo Lectora-Lector otras perlas de la actuación de DON ANTONIO RIVA PALACIO como un digno Presidente de la Gran Comisión del Senado de la Republica, como la de impulsar y apoyar a 17 Senadores para que pudieran llegar a ser Gobernadores de sus respectivos estados, bastaría con decirles que DON ANTONIO fue un factor determinante para que Tamaulipas fuera gobernado ¡y bien gobernador! por el siempre bien recordado ING. AMERICO VILLARREAL GUERRA.

Posteriormente, casi  al término de cumplir su responsabilidad como Senador, DON ANTONIO es postulado como candidato del PRI al gobierno del Estado de Morelos. Solo esa gubernatura le faltaba, después de ayudar a 17 Senadores a lograr su sueño de ser gobernadores no pudiera aspirar y lograr ser gobernador de su terruño.

Siendo DON ANTONIO gobernador de Morelos, y AMÉRICO de Tamaulipas, los lazos de amistad y respeto se acrecentaron, los problemas y aciertos en sus respectivos gobiernos los hicieron compartir muchas horas de dialogo y reflexión, pero sobre todo de respeto y admiración mutua. En próximas colaboraciones les comentaré el orgullo de Américo con su programa Voluntad y Trabajo, su permanente preocupación por la Audiencia Pública y Privada, miles de cartas y tarjetas recibidas en agotadoras giras de trabajo a lo largo y ancho de Tamaulipas fueron debidamente atendidas, canalizadas y firmadas por AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, siempre con copia para el interesado, nadie en Tamaulipas se quedó sin ser escuchado y sobre todo supo ser agradecido con la sociedad civil cuando le demostraban su apoyo, cariño y respeto a través de los desplegados en la prensa escrita, los regalos que recibía por su cumpleaños o con motivo de la navidad y siempre contó con la incondicional entrega de su pueblo por haber sido un gobernador serio, trabajador y honrado.

Vidas paralelas la de DON ANTONIO RIVA PALACIO LÓPEZ  y AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, ambos para desgracia de México ya fallecieron, ¡Cuanta falta hacen políticos de esa estatura profesional y moral! Las nuevas generaciones habrán de conocer e imitar a estos gigantes de la política que consagraron su vida en el servicio público para engrandecer a la patria.

¡DON ANTONIO y  AMÉRICO cumplieron con México!

rafadpineyro@hotmail.com