DA FUNDACIÓN MICHOU Y MAU NUEVAS OPORTUNIDADES DE VIDA

by / Comentarios Desactivados en DA FUNDACIÓN MICHOU Y MAU NUEVAS OPORTUNIDADES DE VIDA / 75 View / abril 20, 2014

-“El personal de esta fundación y de la Secretaría de Salud se han convertido en mi segunda familia”, expresa Juanita quien se recupera favorablemente de quemaduras sufridas en la mitad de su cuerpo

CD. VICTORIA, Tamaulipas.- La Fundación Michou y Mau, se convirtió en una nueva oportunidad de vivir para Juana Sauceda Arriaga, madre soltera de 2 hijos quien sufrió quemaduras en el 80 por ciento del costado derecho de su cuerpo en un accidente por descuido propio en el interior de la habitación en la que dormía.

La joven de 34 años originaria del municipio de Tampico, relató que este descuido de la madrugada del 25 de diciembre pasado casi le cuesta la vida, y gracias al apoyo del personal de la fundación hoy está con vida, sus heridas están sanando y ha vuelto a sonreír.

“Me quedé dormida con un cigarro, se prendió el colchón, se me quemó la mitad de mi cuerpo, yo no me di cuenta hasta que desperté en hospital”, explicó.

Tras ser atendida oportunamente en el hospital Carlos Canseco, Juanita fue trasladada a la Unidad de Quemados ubicada en la capital del estado, donde el personal de la Fundación Michou y Mau que preside la señora Ana María Torre de Morris, le brindó el apoyo y los cuidados necesarios durante su tratamiento, el cual aún no concluye pero que presenta una buena mejoría.

“Me trajeron en una ambulancia de Tampico aquí a Victoria, que por las quemaduras que traía que no me podían hacer mucho allá en Tampico y que era el mejor hospital el de Victoria para las quemaduras”, detalló.

Dijo estar infinitamente agradecida con el Gobernador del Estado Egidio Torre Cantú, y la Sra. Ma del Pilar González de Torre, por todas las facilidades brindadas durante su estadía en Cd. Victoria, así como con las autoridades de la Secretaria De Salud y especialmente el personal de la Fundación quienes se convirtieron en su segunda familia.

“Ahorita siento como que me dieron otra oportunidad de vivir, porque a lo mejor si hubiera pasado a mayores no estuviera ahorita ni contándolo” dijo Juanita al recordar su accidente.

Juana fue valorada en la fundación en Cd. Victoria, donde se le realizaron injertos de piel, y aunque lamentablemente sufrió la amputación de 4 dedos del pie, aun acude puntual a sus curaciones para sanar esas heridas y cicatrices que le marcaron la vida.

Ahora juanita, como de cariño le llaman en la fundación, con todo estos tratamientos sus heridas sanarán mejor y más pronto, lo que le permitirá seguir con una vida normal y atender a sus 2 hijos.

Con lágrimas en los ojos, Juana agradeció  todo el apoyo brindado a ella y a su familia tras sufrir este accidente.

“Muchas gracias por estarme todavía ayudando, porque no me está costando a mi nada y pues a seguirle adelante, te cambia la vida en un abrir y cerrar de ojos, gracias a todos que me han ayudado mucho en esta nueva oportunidad para salir adelante”, finalizó la joven.