DESDE LA FRONTERA

by / Comentarios Desactivados en DESDE LA FRONTERA / 8 View / enero 8, 2018

Por: Pedro Natividad

– Nadie opaca a Rivas por la reelección

Por el PAN, cada vez más se afianza la posibilidad que el partido le de la confianza a Enrique Rivas para que vaya la reelección.

Hasta ahorita no ha habido ni un panista que haya levantado para decir “quiero la candidatura a la alcaldía”, y por ello se confirma que el hijo de Don Enrique Rivas Ornelas, ya tienen la bendición para ir nuevamente a campaña.

Rivas está fuerte, el trabajo que ha realizado como alcalde lo alza como el favorito, y de ser lanzado nuevamente por el PAN, estaría difícil que cualquier candidato de otro partido pueda superarlo.

Ha habido panistas que se han estado moviendo, pero todos son para la candidatura a la Diputación Federal.

Y hay que decirlo, no existe personaje más fuerte que Enrique Rivas para que los panistas sigan gobernando Nuevo Laredo.

CHAVA ROSAS PONE LA MUESTRA DE LA UNIDAD

A quien debemos reconocer que cuenta con madurez política, es a Salvador Rosas Quintanilla, quien después de ver que Enrique Rivas cuenta con el capital político suficiente para lograr que el PAN siga gobernando Nuevo Laredo, no dudó en hacer a un lado sus aspiraciones por la alcaldía y sumarse al proyecto.

Una vez Chava lo dijo fuerte y claro, fue allá en el Informe de Enrique Rivas, cuando el asesor del gobernador aclaró que los panistas deberían de pensar primero en la unidad y después en andarse candidateando.

Y no lo dijo de dientes para afuera, pues lo está demostrando al acudir a la oficina de Enrique Rivas y ponerse a sus órdenes para trabajar de la mano, todo por el bien de los neolaredenses.

Chava Rosas será parte fundamental para que el PAN siga en la presidencia municipal, cuanta con estructura, además de que aportará su experiencia política.

GLAFIRO SE PERFILA PARA SER EL NUEVO PRESIDENTE DEL CONGRESO

Las condiciones se están dando para que el diputado local neolaredense, Glafiro Salinas Mendiola, le entre al relevo y en los próximos meses sea el nuevo Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Esto debido a que el actual presidente, Carlos García, tendrá la oportunidad de ser el candidato del PAN por la alcaldía de su natal matamoros.

Glafiro es de los hombres de confianza del Gobernador, Francisco Javier Cabeza de Vaca, quien también es nombrado como de los fuertes prospectos para la diputación federal por Nuevo Laredo, sin embargo, con la inminente salida de Carlos García, no existe otro hombre más que el neolaredense para suplirlo.

Esto reafirma aún más el liderazgo del alcalde, Enrique Rivas, pues Glafiro es uno de sus fuertes aliados y ya estando en el Congreso, Nuevo Laredo será el más beneficiado.

CHUY VALDEZ EL MEJOR POSICIONADO EN EL PRI

Por el PRI Nuevo Laredo, la recta final está entre el ex alcalde, Daniel Peña Treviño y el regidor, Jesús Valdez Zermeño, y si no hay sorpresas, las candidaturas a la Diputación Federal y a la alcaldía quedará entre ellos dos.

Chuy y Daniel están trabajando juntos, realizando reuniones en donde los dos se presentan entre la militancia y entre los dos cooperan para llevarles regalos o comida para convivir.

Se dice que Daniel Peña anda insistente en que el partido le de la candidatura a la diputación, pues sabe que es ahí donde podrían tener oportunidad.

Mientras que Chuy Valdez está dispuesto a entrarle a todo, cualquiera que sea la candidatura, sabedor que el trabajo que ha realizado de años atrás le dan la experiencia para dar la batalla.

Y es que hay que decirlo, que con Daniel el PRI le apostaría a que los neolaredenses se acuerden cuando éste gobernaba y que más de alguno pudiera decir que hizo un buen trabajo como alcalde y por ello podrían votar por él.

Sin embargo el alejamiento que Daniel tuvo con los ciudadanos desde que salió de alcalde, no lo pone como el favorito, como fuerte para lograr sacar adelante la candidatura a la alcaldía.

Por eso decimos que le estaría apostando a la diputación, pues ese es el escenario que más se le acomoda.

Mientras que Chuy Valdez trae estructura, se ha mantenido en contacto con la ciudadanía en su trabajo como regidor y esos son puntos extras, porque no va por recuerdos, va por realidades.

Por eso, el PRI podría fijarse en el regidor para la candidatura a la alcaldía, porque al final es el mejor posicionado.

Por ahí anda también Javier “Pipo” Peña, pero a lo que vemos le anda tirando más a quedar en las primeras posiciones de las regidurías, porque sinceramente no se le ha visto nada de trabajo, de posicionamiento entre los ciudadanos y muchos menos acercamiento con la estructura priísta, como Daniel y Chuy lo hacen…