“Enamorarse de un incendio“, un adiós al Foro Shakespeare

by / Comentarios desactivados en “Enamorarse de un incendio“, un adiós al Foro Shakespeare / 8 View / septiembre 10, 2018

Por: Proceso

CIUDAD DE MÉXICO. El Foro Shakespeare comienza septiembre como el último mes de programación antes de su ya inminente cierre.

Fue hace justo un año cuando se hizo la conferencia de prensa en la que Bruno Bichir e Itari Marta –directora del recinto– anunciaron las alternativas que estaban buscando para poder salvar el proyecto, a sabiendas de que el inmueble de la calle Zamora debía ser desocupado.

El inmueble sería vendido a una constructora para demolerlo y construir, sobre sus ruinas, una inmensa torre de departamentos de las que hoy abundan en la sobrepoblada ciudad.

Sin embargo, ninguna de sus propuestas alternativas fue concretada, y hace ya meses que el foro (con todo y obras), se va despidiendo poco a poco de su audiencia.

Es preciso asentar que el Foro Shakespeare vivió con amor y se despide ahora con amor, reprogramando una de sus obras más exitosas: Enamorarse de un incendio.

La historia, escrita y dirigida por el chileno Eduardo Pavez Goye — ganador en seis ocasiones consecutivas en la Muestra Nacional de Dramaturgia en su país –, explora tres situaciones que suceden en el mismo espacio: Cuatro personajes tratando de escribir una serie de televisión sobre el tema; una pareja que recibe a su hija después de no tener contacto con ella durante 12 años; y un artista que solo pinta flores, al parecer incapaz de involucrarse emocionalmente con alguien.

Escrita a partir de Romeo y Julieta de William Shakespeare –pero sin nada aparente que las asocie–, Enamorarse de un incendio se trata de una obra innovadora y arriesgada, una verdadera joya dentro de la escena actual; si decide seguir su camino, deberá buscarlo lejos del espacio que ahora, nuevamente, la alberga.

La puesta no permite olvidar que se trata de un montaje: el vestuario, la utilería e incluso las patas de gallo de la escenografía se encuentran a la vista del público. Si uno de los actores no participa en la escena, se queda fuera, sin esconderse.

Entre las butacas y el escenario hay todo el tiempo dos camarógrafos registrando lo que sucede. Las escenas se intercalan en una pantalla superior, y los espectadores tienen la opción de ver lo que sucede frente a ellos, en vivo, o apreciarlo fragmentado en la filmación.

Las actuaciones de Verónica Merchant, Itari Marta, Luis Miguel Lombana y Hamlet Ramírez son tan naturales y verosímiles que provocan cuestionarse si lo que está frente a nosotros es un montaje o somos los espías silenciosos de lo que sucede en un departamento, o un set de televisión. Cómo saberlo.

La obra corre como agua, y la atención del espectador no se pierde durante el transcurso, ya que maneja muchos niveles de realidad. Ir conectando los distintos cuadros intercalados y darle una lectura supone un reto mental que se agradece. La tensión de la trama y la energía de los actores se mantiene siempre arriba.

Tras el metafórico incendio que deja al Foro Shakespeare en cenizas, no queda más que abrazarlo. Enamorarse del incendio y volver a construir, aunque sea desde las cenizas.

El montaje es imperdible, y una forma suprema de despedir al pequeño espacio urgente del Shakespeare (Zamora 7, colonia Condesa). Todos los miércoles de septiembre a las 20:30 horas.