HIPÓDROMO POLÍTICO

by / Comentarios desactivados en HIPÓDROMO POLÍTICO / 1 View / julio 22, 2019

Por: Carlos Gerardo Cortés García

GOBERNADOR DE TAMAULIPAS, POR EL COMBATE AL TRASIEGO DE ARMAS

Cada año entran de manera ilegal a México más de 213 mil armas. Por cada una que se incauta, dicen expertos, hay 10 circulando en el país.

Aunque se tengan otros datos, el crecimiento para México en 2019, será de 0.9 del PIB: Fondo Monetario Internacional

La Universidad Autónoma de Tamaulipas, en Tampico, entrega a la sociedad nuevos maestros en Fiscal

Para nadie es un secreto que el uso de armas de fuego por parte de delincuentes pone en peligro la seguridad de los ciudadanos en todos los países del mundo, porque además de su uso en robos a mano armada y asesinatos, estas armas también se asocian a un amplio abanico de delitos como corrupción, delincuencia medioambiental, trata de personas, piratería marítima, delincuencia organizada y actividades terroristas.

Las armas pequeñas y ligeras resultan fáciles de ocultar y transportar, por lo que el tráfico de armas de fuego es un negocio muy lucrativo que a su vez alimenta y financia otros tipos de delitos graves.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado que tiene datos que evidencian del aumento del tráfico de armas de Estados Unidos hacia México, por lo que consideró que allá, en los Estados Unidos, sobre todo en las armerías de la frontera sur de aquel país, se debe regular la venta en el país vecino.

“Hay mucho tráfico de armas de Estados Unidos hacia México, -dijo López Obrador en una de sus mañaneras- incluso hay datos que están vendiendo más que antes las armerías ubicadas en la frontera del lado estadounidense”, demandó el mandatario mexicano desde Palacio Nacional.

Y aunque dijo no querer polemizar sobre el tema, destacó que ‘es indudable que tiene que haber un mayor control sobre la venta de armas del lado de Estados Unidos’ por lo que ya se trabaja en una propuesta.

En enero de 2019, el entonces administrador general de aduanas y comercio exterior, Ricardo Peralta Saucedo, reveló que siete funcionarios aduanales enfrentaron procesos por delitos relacionados con tráfico de dinero y de armas, entre otros.

Y agregó que “no vamos a parar en un proceso administrativo ante la Secretaría de la Función Pública, vamos a ir hasta las últimas consecuencias y el juez federal determinará su situación jurídica. Precisó que tres servidores públicos están vinculados a proceso y cuatro más, con carpeta de investigación”.

Y es que, de acuerdo con datos del Centro de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia, casi una cuarta parte de los aseguramientos realizados en todo el país entre el 2013 y el 2018 ocurrieron en Tamaulipas, decomisándose 13,596 armas de las más de 56 mil que se incautaron en todo el país. Sin embargo, especialistas en el tema advierten que por cada arma que se recupera, al país entran más de diez sin ningún problema.

Así, por ejemplo, la Universidad de San Diego advierte que cada año entran 213 mil armas por la frontera norte de México, misma cifra que ha sido compartida por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Este pasado fin de semana, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció que llegó a un acuerdo con el secretario de Estado de la Unión Americana, Mike Pompeo, para combatir el contrabando de armas de fuego en cinco ciudades fronterizas mexicanas: Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Ello, después de observar un aumento en la cantidad de armas ilegales que se han detectado en lo que va del año: los decomisos aumentaron 122%, dijo el canciller mexicano. Y ello debe darnos una idea de lo que ha aumentado el trasiego de armas al país.

Ante este anuncio, el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, manifestó su total disposición a colaborar con el Gobierno Federal para emprender acciones que contribuyan a combatir el tráfico de armas a México.

Y es que este argumento por parte del mandatario tamaulipeco no es nuevo. Desde el inicio de su administración, el Gobernador del Estado ha sido enfático en la necesidad de establecer una estrategia que involucre a autoridades de México y de los Estados Unidos para erradicar el tráfico de armas en la frontera norte del país “para lograr un combate más efectivo en contra de los grupos delictivos en nuestro país, es esencial que se frene el ingreso de armas por los puentes internacionales que compartimos con Estados Unidos; en la medida que sea posible evitar la llegada de armas y municiones a nuestro país, será más eficiente el debilitar a esas organizaciones delictivas y alcanzar mejores condiciones de bienestar y seguridad para nuestras familias”, ha asegurado García Cabeza de Vaca. 

Y aunque el mandatario tamaulipeco se manifestó respetuoso de las leyes de los Estados Unidos, que permiten la posesión de armas a sus ciudadanos, insistió en que para lograr resultados exitosos en el combate a los grupos delictivos que operan tanto en México como en Estados Unidos, es necesario trabajar de manera coordinada.

Recordamos que, en la más reciente ceremonia de destrucción de armas celebrada en mayo en las instalaciones de la 8va. Zona Militar en Reynosa, el mandatario tamaulipeco refirió que el combate del tráfico de armas a México debe abordarse con respeto a la soberanía de ambas naciones y reciprocidad por parte del Gobierno de Estados Unidos: “así como nosotros pedimos que exista un respeto absoluto hacia nuestra soberanía, nosotros hacemos lo propio. Es otro país, son otras leyes. Lo que pedimos es reciprocidad”.

El Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca expuso que “así como nosotros coadyuvamos para frenar los flujos de migrantes y droga, de igual forma pedimos que se actúe en consecuencia contra aquellos que trafican armas de aquel lado de la frontera”.

Pero el problema no es sólo de México, sino también de los Estados Unidos. Y es que con la “Marcha por la Vida” celebrada el 24 de marzo de 2018 en Washington D.C., alrededor de 800,000 estadounidenses unieron sus voces para emitir un reclamo a su gobierno respecto a los altos índices de violencia provocados por armas de fuego en la Unión Americana, al mismo tiempo en que exigieron al gobierno nuevas leyes que restrinjan la compra, venta y posesión de este armamento en aquel país. 

Sin embargo, estas propuestas han sido rechazadas por la élite conservadora desde hace ya varios años, respaldándose en el derecho a portar armas emanado en la Segunda Enmienda. Al mismo tiempo en que esta crisis sobre la regulación de armas de fuego sucede en los Estados Unidos, grupos del crimen organizado en México continúan recibiendo importantes cantidades de armas a través de un flujo ilícito en la frontera mexicano-estadounidense.

Hay que resolver el problema de fondo si es que se quiere terminar con otros delitos satélites tanto en los Estados Unidos como en México. El año 2018 es, oficialmente, el más violento del que haya registro en México. Con un saldo final de 34 mil 202 personas asesinadas (entre víctimas de homicidios dolosos y feminicidios) con un aumento de 15% en el total de personas asesinadas con respecto al 2017, año que ostentaba el récord de violencia en nuestro país. Y en 2019 no se cantan mal las rancheras y pinta para ser el más violento si no se contienen el trasiego ilegal de armas.

Mientras tanto, en Estados Unidos, y de acuerdo con un análisis de la base de datos WONDER de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), casi 40.000 personas murieron por armas de fuego en los Estados Unidos en 2017. 39,773 personas murieron por armas de fuego en 2017, lo que representa un aumento de más de 10.000 muertes con respecto a las 28.874 en 1999. La tasa de muertes por arma de fuego por cada 100.000 personas aumentó de 10,3 en 1999 a 12 por cada 100.000 en 2017.

De ese tamaño es el problema y de ese mismo tamaño es el reto para resolver este problema en ambos lados de la frontera.

PD. 1. Y aunque en Palacio Nacional se tengan otros datos, con los del Fondo Monetario Internacional se está recortando el pronóstico de crecimiento para México en 2019, en siete décimas de punto, con lo que dejó su expectativa en 0.9 por ciento. De acertar con su estimación, el PIB mexicano registrará la menor expansión económica en nueve años.

De acuerdo con la actualización de expectativas mundiales del FMI, este diagnóstico incorpora el impacto de “la incertidumbre en torno a las políticas públicas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos del endeudamiento que podrían seguir aumentando tras la reciente rebaja de la calificación soberana”.

Escenario que resulta de una inversión que sigue siendo débil; y del consumo privado que desacelera, sentenciaron los expertos de la institución dirigidos por Gita Gopinath, Consejera Económica del organismo.

Esta tasa de crecimiento estimada por el FMI en 0.9%; es inferior al 1.6% que previeron ellos mismos en abril; queda muy lejos del 2.1% estimado en enero y deja detrás el punto medio del rango estimado y revisado de crecimiento de la Secretaría de Hacienda.

Para el año entrante, el segundo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), anticipan un avance de 1.9%, tasa similar a la prevista en abril que, sin embargo, está debajo del 2.2% previsto también en enero.

PD. 2. En cumplimiento a los objetivos del posgrado que impulsa la Universidad Autónoma de Tamaulipas, se llevó a cabo la ceremonia de graduación de la XIII Generación de la Maestría en Fiscal que imparte la Facultad de Comercio y Administración de Tampico.

El evento se llevó a cabo en el Salón de Actos de la Facultad de Contaduría y Administración de Tampico, en el Centro Universitario Sur, que fue presidido por el director del plantel, Jesús Arias Gómez.

Y por ello, no es gratuito que nuestra Alma Mater ha venido subiendo de puesto en el ranking entre las Universidades de México y Latinoamérica, entre las instituciones de mayor calidad, gracias al trabajo del Rector, José Andrés Suárez Fernández y su equipo académico y administrativo. ¡En hora buena por esos logros!