NOTICIERO…

by / Comentarios Desactivados en NOTICIERO… / 8 View / diciembre 14, 2016

 Los diputados no velan por el pueblo::: Cuidan intereses partidistas::: La deuda de 6 mil millones la aprobaron los diputados apoyando a su gobernador del PRI::: No hicieron consultas ni pidieron opinión de la sociedad::: La mayoría de los diputados de aquella época eran del PRI::: Hoy autorizan aumentar el impuesto apoyando a su gobernador del PAN Francisco Javier García Cabeza de Vaca::: La mayoría de los diputados son del PAN::: Tampoco consultaron a la sociedad::: Obedecieron la línea de su gobernador y su partido

Por HECTOR MIGUEL CHAVEZ

hectormiguelchavez@gmail.com

 Matamoros, Tam.- La desgracia de nuestro pueblo es que carece de diputados que toman decisiones según los intereses de sus partidos sin importarles las consecuencias.

Es así que en el 2009 cuando Eugenio Hernández estaba a punto de terminar su sexenio fue autorizado por el Congreso del Estado para endeudarse por 6 mil millones de pesos sin informar claramente en qué los iba a emplear.

Lo absurdo es que faltaban ya unos meses para terminar y no había manera de invertir tan cuantiosa cifra en programas de orden y de seguridad.

La aprobación de ese crédito se hizo porque la mayoría era priísta y pertenecía al partido al que pertenece Eugenio Hernández.

No se consultó a ningún organismo de la sociedad ni se hicieron foros ni nada por el estilo. Bastó que el gobernador diera la orden y que los diputados obedecieran.

Ahora, unos años después, sucede lo mismo, el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca fue autorizado por el Congreso para endeudarse por mil millones de pesos más y aumentar el impuesto sobre nóminas del 2 al 3 por ciento.

Todos los diputados del PAN lo aprobaron porque pertenece al mismo partido de su gobernador. Los del PRI y otros partidos se opusieron pero son minoría. Bastó la orden del gobernador para que los legisladores obedecieran. Claro, ahora se trató del PAN.

Un grupo de amigos empresarios del gobernador, reunidos en Reynosa, estuvieron de acuerdo con el aumento pese a la enorme deuda de 6 mil millones de pesos avalados por este impuesto.

En esta ciudad, Index Matamoros, que representa a 100 empresas que generan 75 mil empleos en la ciudad, expresó su preocupación por ese incremento al impuesto sobre nóminas que representa un fuerte impacto en su economía, cuyos presupuestos del próximo año ya están elaborados.

Les preocupa mucho el caso de la corrupción, el endeudamiento de 6 mil millones de pesos y el hecho de que el impuesto del 2 por ciento esté hipotecado hasta por 30 años y piden públicamente una audiencia con el gobernador para externar esa preocupación y preguntarle cómo se va a garantizar el manejo transparente y honesto de esa nueva deuda por mil millones de pesos.

En el resto del estado hay preocupación también por ese escandaloso tema de la corrupción de Eugenio Hernández, y realmente no tienen confianza en que ahora si se vaya a manejar todo con honestidad puesto que no han reunido cuentas del destino que se le dio  a esa deuda.

Hoy promete el gobernador Cabeza de Vaca que va a investigar el destino que se le dio a ese dinero.

El presidente de la Junta de Coordinación del Congreso local, Carlos García precisó ayer que:

“Más allá de posturas protagónicas que con argumentos e imprecisiones tratan de confundir, hay que decir con claridad que Tamaulipas atraviesa una difícil situación financiera como resultado de malos gobiernos que padecimos durante décadas. Es necesario reconocer que el gobierno anterior “nos dejó una deuda a corto, mediano y largo plazo impresionante. Perdemos de vista que el total del impuesto sobre nóminas es destinado al pago del préstamo que por seis mil millones obtuvo Eugenio Hernández Flores para el que puso de garantía el 2 por ciento del impuesto sobre nómina”.

Ahora solo nos falta esperar que la promesa de investigación de Cabeza de Vaca no sea una declaración más y que pronto informe hasta dónde va la investigación y que aclare oportunamente cuál fue el destino de ese dinero porque supuestamente no hay documento que pruebe nada. También falta que informen si van a llamar a cuentas a todos los involucrados o de qué manera los va a investigar.

Hay que confiar en que esto no se vaya a negociar en lo oscurito, como ya es costumbre en este ambiente de corrupción e impunidad.