OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios Desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 4 View / noviembre 7, 2017

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía
“Breves duras de la Economía mexicana”
De acuerdo a la publicación reciente del economista Alberto Cano Vélez, sobre la evolución de la economía mexicana después de los sismos, me permito hacer una breve síntesis de los más importante de estos sucesos:
(…) La economía mexicana acusó un comportamiento tipo montaña rusa en el tercer trimestre por los efectos recientes de magnos sismos y el huracán que impactó a sus procesos productivos, con la consecuente desaceleración en la actividad económica y los resultados sobre el tipo de cambio que reveló niveles promedio cercanos a 20 pesos por dólar.Factores que pudieran generar volatilidad productiva y el mercado cambiario:

1. Renegociacion del TLCAN.

2. Relevo presidencia de la Fed en febrero, y la asuma Jerome Powell.

3. Negociaciones de México con la Unión Europea: TLCUE.

4. La UE representar 6 por ciento de las exportaciones totales.

5. La actualización del TLCUEM duplicaría las exportaciones (19,359 millones de dólares en 2016, superen 38,000 millones al año).

6. México bajó 2 sitios calificación general ranking “Doing Business 2018” (mide la facilidad para hacer negocios) pasó de 47 a 49 de 190 naciones.

7. No obstante, México sigue como el mejor país de América Latina en la línea.

8. La caída resulta deterioro en el desempeño del país en temas como el pago de impuestos, registro de propiedad y permisos para la construcción.

8. El retroceso de México también evidenció que hay países que se movieron mucho más rápido para facilitar a las empresas un mejor ambiente para hacer negocios.

9. En el comparativo de las economías latinoamericanas, México sobresalió como el líder, incluso por encima de Chile.

Finalmente, expertos estiman el impacto para México si no prosperan las renegociaciones como sigue:

Las expectativas económicas para México en caso de que muera el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) son pesimistas, según un reporte de Santander. Incluso, el escenario más malo, contempla que el Producto Interno Bruto (PIB) se contraiga hasta 2.6% en 2019.