OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios Desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 5 View / mayo 7, 2018

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía
– “Parte 2: TamUAT y energías limpias”
La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), se preocupa y ocupa de ser actor principal, para “llevar a cabo su colaboración con las políticas públicas estratégicas que impulsa el Estado de Tamaulipas como entidad líder en el sector de energias limpias y renovables, asi como las no renovables de México”.

Eso lo afirmó el Rector José Andrés Suárez Fernández, a principios de abril de este año, tras acompañar al mandatario estatal en la apertura de la exposición y conferencias del gran foro  ENERTAM Tampico 2018, de nivel internacional organizado para promover la vinculación entre las empresas, dependencias públicas del sector energético y las universidades del sur del Estado.

Puso de relieve la aportación que hace la casa de estudios a través de sus programas educativos, de investigación y de servicios sumados a los esfuerzos que encabeza el Estado con todos los actores y entidades públicas y privadas vinculadas al desarrollo energético.

En el módulo UAT dentro de ENERTAM, se dio a conocer la diversidad de servicios que presta al sector petrolero, eléctrico y ambiental a través del Ceprotam, el Instituto de Ingeniería y el Centro de Investigación y Desarrollo Portuario y Costero-Cidiport.

La UAT a través de su labor de investigación y servicios juega un papel clave y fundamental en esta nueva era que está viviendo Tamaulipas con el tema energético.

La UAT busca formar a los profesionistas que requiere el Estado a través de una oferta educativa de más de cien carreras en las distintas disciplinas, entre las que se destacan licenciaturas y posgrados para el desarrollo del sector energético, además de otros programas enfocados a atender el impacto social y ambiental.

Entre varios programas, la UAT da un gran impulso a programas de ingeniería para el ramo petrolero, ambiental, industrial y químico, entre otros, además de proyectos que se fomentan en los centros de servicios especializados con tecnología aeroespacial y un buque de estudios oceanográficos para proyectos en materia ambiental, de hidrocarburos y ecosistemas costeros, entre otros.

Vale recordar que en este escenario, el Estado de Tamaulipas, debido a sus recursos naturales, aspira a convertirse en un referente en la Reforma Energética de México y un gran contribuyente para lograr el objetivo nacional del 25% de energías limpias en 2018 y 35% en 2024. Por su parte, aporta mas del 70% del gas natural no asociado tipo Shale a través de la Cuenca de Burgos. Sin olvidar la importancia que tiene el petróleo por explotar en la Cuenca de mar profundo frente a costas de Matamoros, en el llamado pozos del Cinturón Plegado.
Finalmente, se resaltan las reservas petroleras terrestres de la llamada Cuenca Tampico-Misantla, lo que consolida a Tamaulipas en el futuro energético de recursos no renovables y renovables.
Todo esto respaldado, para que el próximo año 2019 arranque las operaciones formales del nuevo Puerto petrolero de Matamoros, próximo a terminar su modernización y equipamiento.

En lo concerniente a energias limpias, actualmente, ya operan cinco parques eólicos y se ejecutan en este momento varios proyectos, por lo que se espera en breve no sólo ser autosuficiente en el consumo de energía eléctrica mediante esta vía, sino que además podría empezar a ofrecer el servicio a otras localidades del país.

A este ritmo de crecimiento, se espera que para el año 2019 genere Tamaulipas una quinta parte de la energía eólica que se genera a nivel nacional, en un par de años más entre Oaxaca y Tamaulipas, se estará rebasando la mitad de la energía eólica que se produce a nivel nacional.