OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios Desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 12 View / mayo 17, 2018

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía
-“Discurso de odio migrante y el TLC”
Los actos de odio y discriminación hacia la comunidad migrante mexicana e internacional, podrían incrementarse durante las próximas semanas, luego del reciente discurso de odio hacia la comunidad relacionando al “migrante con criminales y animales”.

Además del discurso de odio, se agrega el total respaldo de los gobernadores fronterizos, que han apoyado al presidente Donald Trump desplegando las guardias nacionales para vigilar las fronteras en apoyo de los agentes de la patrulla fronteriza.

El último despliegue de la Guardia Nacional a lo largo de los límites entre México y Estados Unidos, fue el anunciado por el gobernador demócrata de California, Jerry Brown, quien finalmente apoyara la demanda del presidente de los Estados Unidos, para desplegar a los agentes en la frontera sur de país, presentándose una auténtica retórica antimigrante y supremacista blanca.

El problema es que la movilización de la Guardia Nacional hacia la frontera no es adecuada para las acciones que se atienden comúnmente en la región sur del país, ya que esto responde más a un intento de maltrato y hostigamiento hacia la comunidad migrante.

Este nuevo exabrupto diplomático, por la declaración de Donald Trump quien se refirió a algunos migrantes como animales, hizo que el gobierno de México declarara el acto como absolutamente inaceptable y así lo comunicará esta semana formalmente al Departamento de Estado de ese país, por parte del canciller Luis Videgaray Caso.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores sostuvo que comparar a cualquier persona con un animal, sin importar su condición o su estatus migratorio, implica que no se reconoce su dignidad fundamental como persona y sus derechos humanos esenciales.

Afirmó que si el presidente Trump no encuentra el valor, el significado que tiene para Estados Unidos, la cooperación con México, “ese es un problema de él, no nuestro, pues México coopera con Estados Unidos por el interés de los mexicanos y del país y no para darle gusto al presidente”.

Es extraordinariamente paradójico que no se reconozcan los derechos humanos y comparar a cualquier persona con un animal no sólo es una invitación a la violación de esas garantías, “sino al odio, al discurso xenofóbico, y eso es algo que no se puede aceptar”, enfatizó.

El secretario de Relaciones Exteriores aseguró que a través de los 50 consulados en Estados Unidos, México atiende y defiende la dignidad de los mexicanos y les proveen asesoría jurídica.

Respecto a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el canciller reiteró que es un proceso serio en el que no hay una “fecha fatal”, por lo que se firmará cuando los términos sean los adecuados para México.

Destacó la participación del equipo mexicano encargado de la negociación, porque está muy preparado y no va aceptar condiciones que no sean adecuadas para el país.