OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 2 View / octubre 11, 2019

Por: Jorge Lera (UAT) y José Carmona (ITM)

“ITM: CRISIS MIGRATORIA EN TAMAULIPAS”

Es una gran responsabilidad y gratificante el poder participar en este PRIMER CONGRESO RETOS DE LA MIGRACIÓN Y LA PROPUESTA DE RECONFIGURACIÓN DEL MUNDO ACTUAL, organizado por el ITESM campus Querétaro del 29 al 30 de noviembre de 2019, donde se asume el reto de llevar a cabo un diagnóstico sobre la situación y problemática de la migración nacional y de extranjeros en tránsito por México, en los primeros meses del actual gobierno Federal.

La labor del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes (ITM) en el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca (2016-2022), se ha propuesto brindar la atención que los migrantes merecen por parte de nuestro Estado, y atiende de manera integral, el conjunto de causas y efectos que se confrontan al abordar el fenómeno migratorio.
Se pretende alinear y concentrar en un solo organismo las acciones y programas que las autoridades estatales lleven a cabo, a fin de enfrentar con éxito los diversos retos que trae aparejado el fenómeno migratorio. Así mismo, es menester alentar las sinergias positivas de crecimiento, inversión y arraigo entre todos los tamaulipecos, particularmente con los que se encuentran radicando en el extranjero.

Respecto a los repatriados, le corresponde establecer con ellos los vínculos institucionales así cómo propiciar y dar cauce a la atención a sus necesidades. Proporcionar información y orientación geográfica, temporalmente alimentación, servicios médicos y psicológicos, alojamiento, vestido, asistencia jurídica, orientación social y, en casos especiales, cuando las circunstancias lo ameriten, servicios de transportación. Proporcionar capacitación para el empleo e incorporación a bolsas de trabajo. Promover y prestar servicios de asistencia social, entre los que se incluyan programas que impulsen el regreso seguro a sus lugares de origen, con sujeción a los ordenamientos jurídicos aplicables y a las normas técnicas relativas.

Recientemente, el ITM ha requerido realizar esfuerzos adicionales, para atender las corrientes migratorias de extranjeros, principalmente de origen centroamericano, que se han desbordado ante la nueva política de puertas abiertas del gobierno Federal. Uno de los aspectos a considerar en este trabajo, es reconocer los cambios cualitativos y cuantitativos que dicho gobierno ha decidido, en deterioro de las acciones que los estados vienen desempeñando para colaborar con el gobierno federal y el Instituto Nacional de Migración (INM). Uno de los aspectos más sensibles, fue la desaparición del llamado Fondo de Apoyo al Migrante.
 FONDO DE APOYO AL MIGRANTE: En el Gobierno Federal del presidente Andrés Manuel López Obrador, desde inicios de enero de 2019, se han anunciado diversos cambios en la estructura del área migratoria y en la atención al tema; uno de los cambios tiene que ver con la desaparición del “fondo emergente para migrantes”, sin embargo, los estados a través de los institutos de apoyo a migrantes, continúan aportando de sus recursos y en un ambiente de desconocimiento sobre el futuro de los procesos a seguir.
No hay comunicación real, no hay una guía y no hay apoyo económico por parte del Gobierno de la República para atender la crisis migratoria, además, existe necesidad de que se establezca un enlace directo con los estados, así como un verdadero plan a seguir. Hasta el día de hoy, atravesamos una de las crisis más fuertes históricas del fenómeno migratorio en México, el Gobierno Federal no ha podido darnos la instrucción o la mecánica del proceso para ver la solicitud del fondo emergente que anunció el presidente de México en el mes de junio de 2019. Por lo tanto, seguimos sin presupuesto.

Hasta el año pasado, el presupuesto para la atención migratoria en México era de 300 millones de pesos. Eran insuficientes, pero los gobernadores confiaban en que su solicitud a la Cámara de Diputados para que este año aumentara a mil 500 millones, iba a ser escuchada. No sólo no se incrementó, sino que se eliminó por completo. Quedó eliminado, con cero pesos, y no tenemos presupuesto federal para los estados, a través de los institutos de cada estado, y se sigue trabajando con el pequeño presupuesto que los Gobiernos estatales proporcion.

Recientemente (junio 2019), la Federación dio a conocer que a la atención migratoria que brindan las Secretarías de Gobernación, de Seguridad y de Salud, se sumarían las de Trabajo, Educación y Bienestar Social. No obstante, prevalece la distancia entre las dependencias federales y los gobiernos estatales, lo que se deriva en desinformación y desorganización.

Por ejemplo, los delegados estatales de la Secretaría del Trabajo no tienen precisado la labor, para que entreguen especificaciones de qué migrantes centroamericanos se van a quedar a trabajar, qué procede, qué permisos, para que el empleador no esté con la angustia o con la mortificación de que está ocupando un extranjero porque no sabe cómo registrarlo.

Otro ejemplo, es la Secretaría de Educación, para dar orientación sobre el proceso para el caso de nuestros migrantes niños o jóvenes que se van a quedar y que están en edad de ir a la escuela y, con la secretaría de Bienestar Social, conocer cualquier programa que tenga para con ellos en el país.

Ninguno de los titulares de dichas dependencias federales se ha sentado a platicar con los gobernadores, ya que después de las mesas de trabajo de la Unidad de Política Migratoria, no extendieron las conclusiones y es a través de terceros o de los medios de comunicación, que se enteran de las decisiones y acciones a emprender. Lo anterior, aunado a la falta de presupuesto para la atención a los miles de migrantes que llegan cada día.
LABOR DE LAS CASAS DE MIGRANTES: Los convenios del Gobierno de Tamaulipas, encabezado por Francisco García Cabeza de Vaca con siete casas de atención a migrantes y albergues, son lo que ha sostenido la situación, además de otros 24 espacios. Adicionalmente, se han sumado en los últimos tres meses varios albergues o refugios calculándose que hay alrededor de 24 pequeños refugios, albergues o residencias en este noble esfuerzo. 
Se aclara que los recursos con los que operan dichas casas de migrantes, son de su propia iniciativa, sumando pequeñas cantidades que aporta el gobierno de Tamaulipas, sin ningún tipo de colaboración de parte del gobierno Federal. Por ello, además de destinar parte del presupuesto de diversas Secretarías estatales y municipales, han sido las aportaciones externas, lo que ha sostenido la situación.

La sociedad civil, las organizaciones religiosas, estudiosos en la materia y empresarios, han participado hasta el día de hoy en la atención al fenómeno migratorio, evitando que esto se desborde como ha sucedido en otras ciudades del norte y sureste del país. Los albergues y refugios de Tamaulipas han estado brindando atención a los migrantes extranjeros, algunos son los que recién llegan buscando cruzar la frontera hacia Estados Unidos; otros son los que devuelven.
DENUNCIA DIPUTADO FEDERAL: En la primera semana de octubre, se presentó una denuncia por parte del diputado federal por Nuevo Laredo del Partido Acción Nacional (PAN) Salvador Rosas Quintanilla, sobre la cancelación del fondo de 236 millones de pesos que anualmente entregaba la federación a los Gobiernos fronterizos. “De esos recursos Tamaulipas recibía 28.5 millones de pesos y ahora estamos en ceros. Eso agravará la situación migratoria en la frontera porque en Tamaulipas tenemos entre 4 mil y 6 mil migrantes estacionados que buscan cruzar a Estados Unidos”. Salvador Rosas.
Esta semana la Dirección del ITM se presentó a la sede del Congreso del Estado para reunirse con diputados locales de diversos partidos político a fin de plantearles la necesidad de una Ley local de migración; a ellos se les explicó que diariamente son deportados por Tamaulipas entre 350 y 500 personas, solo considerando repatriados de origen mexicano.

Por ello, se tiene de 20 a 22 por ciento de aumento en las repatriaciones de paisanos que estaban ilegalmente en Estados Unidos. Hasta ahora se lleva atendido 42 mil 500 mexicanos repatriados por nuestras fronteras y se cree que vamos a llegar a 81 mil. A esos 42 mil 500 paisanos repatriados se suman otros 32 mil migrantes extranjeros, principalmente centroamericanos, retornados por Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Para intentar descongestionar la frontera tamaulipeca, el Gobierno del Estado ha firmado convenios con sus homólogos de Zacatecas, Guanajuato, Guerrero, Michoacán y Jalisco, para que coadyuven en el auxilio a los migrantes originarios de esas entidades, apoyándolos con alimentación y costos del pasaje de retorno a sus comunidades.

CONCLUSIONES: La situación actual de crisis del fenómeno migratorio no tiene visos de ser resuelta aún, más bien pensamos que esta atraviesa por una etapa intermedia de valoración a raíz de las presiones políticas del gobierno de Estados Unidos que han forzado al actual gobierno a convertirse en una especie de Tercer País Seguro de hecho, al estar actualmente recibiendo en nuestras fronteras a los migrantes centroamericanos para que esperen la respuesta de EUA a la solicitud de Visas Humanitarias.
Lo más grave de esta circunstancia, es que las instancias que están sufriendo esta política impuesta unilateralmente por EUA, son las casas de migrantes independientes, los gobiernos de los municipios fronterizos, los gobiernos estatales de la frontera, u en última instancia, los ciudadanos, instituciones y empresas de dicho lugar.