OPNIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios Desactivados en OPNIÓN ECONÓMICA / 1 View / enero 5, 2018

Por: Dr. Jorge A. Lera Mejía
– “Tamaulipas crece en Remesas Productivas”
México y Tamaulipas, han tenido un aumento exponencial en aumentos de Remesas individuales y colectivas, al grado que en fechas recientes estas divisas ya superan las entradas del petróleo, agropecuarias, turismo, maquiladoras, y sólo abajo de las divisas ocasionadas por el sector automotriz.
Este año 2017, las Remesas se esperan superen los 28.5 mil millones de dólares (mdd) a nivel nacional, y los 700 mdd para el Estado de Tamaulipas. Con ello Tamaulipas ocupa ya el lugar número 13 de los estados que más remesas recibe. Cerca de Estados tradicionales como Hidalgo y Zacatecas.
En Tamaulipas, apenas en el año 1995 se recibían 47 mdd de Remesas, pasando en sólo 12 años a 517 mdd en 2007. Significa que nuestro Estado de multiplicó en 11 veces las remesas en ese corto tiempo.
A nivel nacional, se paso de 3,673 mdd en 1995, a 26,050 en 2007, por lo que se aumentó sólo 7 veces en ese mismo periodo, mostrando que Tamaulipas se apuntó en sólo 12 años como un Estado emigrante y remitente de braceros.
Esto se explica, debido que Tamaulipas en 1995 sólo registraba 160 mil paisanos residiendo legal e ilegalmente en los Estados Unidos; para la década del 2000 ya registra 350 mil emigrantes y en 2017, se calcula que ya residen más de 500 mil tamaulipecos en EUA. Significa que en solo 20 años en el Estado, se triplicó la emigración hacia EUA.
Las Remesas de Tamaulipas, superaron incluso la barrera de los 800 mdd en los años 2014 y 2015, cerrando en 656 mdd en 2016; y se espera superar los 700 mdd este año 2017.
USO DE REMESAS PRODUCTIVAS:
(…) En México existen `Tendencias Institucionales´ encabezadas por dependencias e instituciones como SEDESOL, SAGARPA, FIRCO y el Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME) entre otros, que buscan contribuir con las organizaciones de migrantes para constituirse en agentes de cambio.
Estas dependencias hacen esfuerzos para crear inversión mediante proyectos productivos financiados con recursos convergentes para incentivar la actividad económica que permita generación de empleos y mejorar el ingreso.
La fundamentación de estas conclusiones, se dan al revisar las actividades de opciones productivas que se han desarrollado en Tula a través de las instituciones como SEDESOL, SAGARPA, Secretaría del Empleo, SECTUR y Fondo Tamaulipas.
Comprobándose que el ingrediente que se requiere para optimizar el uso efectivo de las remesas colectivas para actividades productivas, es el acompañamiento y capacitación
formal de las instituciones públicas, siempre y cuando respeten las decisiones de los migrantes y no se aprovechen de las remesas para activar acciones de gobierno y obra pública que es responsabilidad exclusiva de municipios, estado y federación.
En el caso del programa 3×1 de la Sedesol, se debe fortalecer la toma de decisiones para que los clubes de migrantes seleccionen y operen los proyectos productivos (PPFP), fomentar los lazos comunitarios y encaminar las acciones para lograr el bien común mediante la pluralidad, dado que es un programa que busca apoyar las iniciativas de los migrantes.
El modelo requiere sensibilizar a la gente que trabaja en campo, para evitar incurrir en actitudes paternalistas y que se promuevan buenas prácticas.
Con ello, podrían garantizarse mejores resultados de los programas con relación a temas como rendición de cuentas, participación ciudadana y desarrollo comunitario.
La SEDESOL puede aprovechar la experiencia de sus operadores en campo y asesorarse con una institución académica como la Universidad Autónoma de Tamaulipas, para integrar un modelo viable de poner en marcha.
De acuerdo a las recomendaciones que propone la Universidad Autónoma
Metropolitana en la evaluación (2012) del programa 3×1, se concluye que:
… Para esta tarea resulta importante capacitar y sensibilizar al personal tanto de la SEDESOL como de los Ayuntamientos para evitar posturas jerárquicas y paternalistas. Las propuestas se aprobarían por todos y conllevarían objetivos claros para garantizar la transparencia.
Los análisis de involucrados y de problemas, ayudarían en el trabajo con las comunidades. De las sesiones de participación se establecerían compromisos y responsabilidades que anularían las posteriores negociaciones
en las que se pierde tiempo, objetivos y que pueden incurrir en falta de transparencia.
Bajo este esquema, creemos que la comunidad desarrollaría capacidades y se apropiaría de los proyectos, ya que surgirían de la selección democrática mediante previos talleres de trabajo” (Universidad Autónoma Metropolitana, 2012).
Por lo anterior, se concluye que incentivar proyectos productivos con remesas colectivas a través de las citadas `tendencias institucionales´, sería la parte más amplia del codesarrollo que cuenta el programa 3×1 (PPC) y su vertiente 1×1 (PPFP), para
lograr un despegue y mejor aprovechamiento de las remesas de Tamaulipas y de Tula, que representan la segunda entrada de divisas y prometen seguir llegando a la entidad.
No se puede detener el pasado fracaso de las instituciones que no fomentaron
condiciones adecuadas de vida y empleos para retener a nuestros migrantes, pero si se pueden aminorar las presiones migratorias a futuro en base a la cogestión racional y efectiva de estos programas comunitarios que dan valor agregado a las aportaciones
de nuestros migrantes. (Fuente: parte de conclusiones de capítulo de Jorge Lera & Et Al, Tendencias institucionales de las Remesas Productivas. UAT/Plaza y Valdes. 2016).