PALACIO

by / Comentarios desactivados en PALACIO / 2 View / agosto 19, 2019

Por: Mario Díaz

¿Otro clavo al ataúd tricolor?

-Ivonne y su renuncia al PRI

-“Alito”, el consentido

-Se complica juicio penal

LA renuncia de IVONNE ARACELY ORTEGA PACHECO a la militancia del Partido Revolucionario Institucional representa un clavo más al ataúd del exinvencible instituto político.

La exgobernadora del estado de Yucatán tomó esa decisión tras considerar que se presentaron y se permitieron irregularidades durante el proceso interno eleccionario que se llevó a cabo el domingo 11 de agosto.

ORTEGA PACHECO, con 29 años de militancia, aseguró que desde la cúpula “han convertido al PRI en un partido que ya no me representa”.

Semanas antes, previo al registro de aspirantes a la dirigencia nacional del PRI, el exsecretario de Salud y exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México, JOSE NARRO ROBLES, también renunció al activismo y militancia tricolor al detectar decisiones cupulares que no brindaban imparcialidad al proceso para elegir al nuevo presidente del Comité Ejecutivo Nacional.

El mandatario estatal con licencia, ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, se alzó con la victoria al término de la jornada comicial dominical y recibió su constancia de mayoría que lo respalda para asumir el liderazgo tricolor a lo largo y ancho del país.

La disidencia priísta asume que MORENO CÁRDENAS prácticamente entregará al Movimiento de Regeneración Nacional lo que queda del partido que se mantuvo en el poder por más de 80 años consecutivamente.

Cierto o falso, la realidad es que desde que ALEJANDRO “Alito” MORENO decidió solicitar licencia a la gubernatura de Campeche, de inmediato se le ubicó como el candidato “consentido” del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Sin embargo, también es justo mencionar que el próximo líder de lo que queda del priísmo nacional obtuvo el total apoyo de los gobernadores de extracción tricolor.

Lo paradójico del caso es que los candidatos perdedores y sus respectivos simpatizantes argumenten que en la elección interna tricolor se cometieron las mismas prácticas irregulares que en determinados momentos dieron el triunfo a sus candidatos a puestos de elección popular.

Definida la dirigencia nacional priísta, el exinvencible procederá a renovar sus cuadros locales con miras al proceso eleccionario en 2021.

En Tamaulipas, por ejemplo, el exalcalde victorense y exdiputado federal ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO ha externado públicamente su deseo por presidir el Comité Directivo Estatal del PRI.

En contraparte, se recuerda la renuncia a las filas del tricolor del doctor FELIPE GARZA NARVÁEZ, a pesar de que ese instituto político lo impulsó para que en tres ocasiones ocupara una curul en el Congreso del Estado y en una ocasión llevó la batuta en la dirigencia estatal.

La historia registra que la debacle del PRI inició al final de sexenio de ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN, quien entregó el Palacio Nacional al PAN de VICENTE FOX QUESADA, y terminó con ENRIQUE PEÑA NIETO que dio entrada a la Cuarta Transformación de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Ni hablar.

DESDE EL BALCÓN:

Un brusco giro de 180 grados ha tomado el proceso penal relacionado con el asesinato del periodista neolaredense CARLOS DOMÍNGUEZ.

GABRIEL REGINO GARCIA, abogado defensor de los implicados en el homicidio, es el centro de atracción mediática al colocar en grave predicamento al director del Sistema Penal Acusatorio, NATANAEL CASTELANO.

De acuerdo a su dicho, CASTELANO indujo a dos clientes zacatecanos para que se responsabilizaran del homicidio y cobrar 2.5 millones de pesos que se ofrecían por la captura de los responsables. Le pagaría 500 mil pesos a cada uno, con la promesa de liberarlos seis días después.

El trato no se cumplió y los detenidos han decidido revelar la verdad.

Y hasta la próxima.