PRELIMINAR, MÉXICO CRECIÓ 2.4% EN 3T: INEGI

by / Comentarios Desactivados en PRELIMINAR, MÉXICO CRECIÓ 2.4% EN 3T: INEGI / 13 View / octubre 30, 2015

México.- La economía mexicana habría acelerado levemente su expansión en el tercer trimestre gracias a que una recuperación de la actividad industrial ligada a Estados Unidos compensó la pérdida de dinamismo del consumo interno, mostraron el viernes cifras oficiales preliminares.

En tasa interanual, el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano habría crecido 2.4% en el tercer trimestre, desde el 2.2% del periodo inmediato anterior.

El PIB habría crecido 0.6% en el tercer trimestre frente periodo inmediatamente anterior, según cifras preliminares que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La lectura es un poco mejor que el 0.5% del segundo trimestre, de acuerdo con los datos del INEGI.

Entre julio y septiembre, la actividad industrial se habría expandido un 0.7%, mientras que el sector servicios lo habría hecho en 0.5 por ciento.

Las cifras definitivas del INEGI del PIB trimestral se publicarán el próximo 20 de noviembre.

Arturo Blancas, director general de estadísticas económicas del instituto, dijo que la cifra definitiva de la segunda economía latinoamericana “variará relativamente poco” respecto de la estimación preliminar que el instituto está introduciendo.

“Si lo vemos a nivel internacional, esto nos pone en el grupo de países que dan (una cifra preliminar) a los 30 días”, dijo Blancas en rueda de prensa, al anunciar la nueva estimación. Hasta ahora, México solo ofrecía una cifra del PIB 52 días después de terminado el trimestre.

Estados Unidos, España, Israel y Bélgica ofrecen ya una estimación del PIB a los 30 días de terminado un trimestre.

El Gobierno de México recortó en agosto su previsión para el crecimiento económico de 2015, a un rango del 2.0 al 2.8%, debido principalmente a una menor producción petrolera y a los bajos precios del crudo.

El jueves, el Banco de México (Banxico) mantuvo la tasa clave de interés en un mínimo de un 3%, en parte por el deterioro del panorama económico local y por la ausencia de presiones severas en la inflación.