OPINIÓN ECONÓMICA

by / Comentarios desactivados en OPINIÓN ECONÓMICA / 3 View / agosto 7, 2020

Por: Dr. Jorge Alfredo Lera Mejía

“COMBUSTIBLES DESDE PEMEX A MÁS DE 12 MARCAS (2017-2020)

“La nueva Ley de Hidrocarburos (Reforma Energética) promovida en la administración de Enrique Peña Nieto, avalada en el año 2014 con 90 votos contra 28 de la izquierda, establece las reglas de la competencia, donde los nacionales tendrán oportunidad de crecer frente a los titanes internacionales.

Permite la importación de gasolinas por parte de particulares a partir del año 2017, suelta el negocio de transporte y ductos de gas y petróleo; crea un árbitro de la competencia; considera a Pemex agente económico dominante para que contenga su poderío a fin de dar espacio a los nuevos competidores; coloca incentivos para que los extranjeros ayuden a México a sacar la riqueza petrolera de aguas profundas del golfo de México y establece las reglas para lograr una cooperación con Estados Unidos para la explotación de los yacimientos transfronterizos.

Después de aprobada en el 2014, la Reforma Energética abrió la posibilidad de que empresas nacionales y extranjeras iniciaran operaciones en nuestro país en el mercado retail de combustibles y otras fases del negocio del petróleo.

La idea de inicio de dicha reforma, fue que con la entrada de nuevas marcas de gasolineras la competencia del mercado beneficiara a los consumidores con mejores precios y prácticas, a diferencia del modelo anterior en la única marca de gasolineras que operaba en el país era la de la paraestatal Pemex.

Las nuevas marcas de gasolineras tienen una nueva oferta de valor, al buscar diferenciarse unas de otras con la calidad y el servicio.

Además de la competencia, las marcas de gasolineras que aún dependan de los combustibles de Pemex buscan ofrecer las gasolinas y el diesel más barato gracias a la liberalización de los precios.

Se contempló que haya marcas que se ocupen de la importación de sus propios hidrocarburos.

Estas son las marcas que desde el año 2017 ya están o se espera que arriben al mercado mexicano de los combustibles:

1. Chevron-Texaco
2. Gulf Mexico
3. Oxxo Gas
4. La Gas/Lodemo
5. Grupo Eco
6. Grupo Hidrosina
7. Petro 7
8. ExxonMobil
9. Shell
10. Glencore
11. Walmart
12. Costco

Actualmente, de acuerdo a datos publicados por Dario Celis en marzo de 2020:
https://amp-elfinanciero-com-mx.cdn.ampproject.org/v/s/amp.elfinanciero.com.mx/opinion/dario-celis/gasolinas-regreso-al-control-de-precios

Existen cerca de 12 mil 232 estaciones de servicio operando en México, de las cuales 29 por ciento opera bajo 67 nuevas marcas distintas a Pemex.

Son aproximadamente tres mil 492 gasolineras de marca diferente.

1. GRUPO FEMSA -OXXO GAS, de José Antonio Fernández Carbajal, es la que más puntos de venta ha desarrollado hasta ahora: Oxxo Gas maneja unas 483 estaciones de servicio;

2. Seguida de BP -British Petroleum, que comanda Álvaro Granada, con alrededor de 375;

3. La estadounidense EXXON-MOBIL, que capitanea Enrique Hidalgo, figura en tercer lugar con cerca de 236;

4. PETRO 7, que encabeza Juan Carlos Paredes, posee 233;

5. HIDROSINA, de William Karam, otras 214;

6. GASORED, de Víctor Suárez, tiene 188 puntos;

7. La española REPSOL, que preside Esteban Gimeno, 180;

8. GRUPO ORSAN, de Carlos Sandoval, 137;

9. REDCO, de Arturo Islas, 130 estaciones;

10. ECO, que dirige Luis Enrique Rodríguez, 128;

11. GASMART de Alejandro Uribe, 115;

12. GULF, que capitanea Sergio de la Vega, 111;

13. Gas 500, de Guillermo Diez Barroso, 100;

14. NEXUM de José Ángel García, cerca de 83 estaciones.

POSTURA DEL NUEVO GOBIERNO (DARIO CELIS, 18/03/2020):

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el ala más radical del sector, entiéndase Rocío Nahle y Manuel Bartlett, han desdibujado en poco más de 15 meses la principal reforma de Enrique Peña Nieto.

Actualmente, la 4T anuncia el paquete de proyectos de infraestructura energética, donde no queda claro si habrá nuevas rondas petroleras y farmouts, el único rubro que iba viento en popa pende de un hilo.

Estamos hablando de la apertura a la importación de combustibles, su almacenamiento, despacho y sobre todo venta de primera mano de gasolinas y diésel.

Desde Palacio Nacional está saliendo, ahora mismo, el mensaje de dar marcha atrás a la reforma constitucional que permitió que en los últimos cuatro años llegaran inversiones a las gasolineras.

El nuevo régimen está amenazando con regresar al esquema de precios controlados de las gasolinas porque no le parece que los privados mantengan los actuales precios en un mercado de oferta y demanda.

No lo acepta porque Pemex, que dirige Octavio Romero y que importa 76 por ciento de la gasolina que se consume aquí, está comprando los combustibles más baratos por el desplome de los precios internacionales del petróleo.

El razonamiento del gobierno es que los nuevos competidores de Pemex, los que desmantelaron la franquicia de las estaciones de servicio, están aprovechándose de la coyuntura y lucrando con los consumidores.

El precio entre lo que pagó Pemex en el exterior la semana pasada y lo que algunos gasolineros vendieron al público final, va de tres a cinco pesos, diferencial que se esperaba se repercutiera a los consumidores.

Hubo algunos que sí vendieron gasolina y diésel más barato, pero otros no, porque argumentan que en los dos últimos años se han ido acumulando aumentos en los costos de operación de las estaciones.

A pesar de que la apertura inició en 2014, las transnacionales no abrieron sus billeteras hasta 2016, año en que el todavía gobierno de Peña dejó de subsidiar la gasolina y permitió la importación a privados. […] Fin de cita.