AL VUELO

by / Comentarios desactivados en AL VUELO / 17 View / marzo 31, 2017

Por: Pegaso

-Basura

Andaba yo volando allá, por el centro de la ciudad, observando el trajín diario de la gente a escasos días de que inicie una de las temporadas más esperadas por chicos y grandes: La Semana Santa.

Algunos se van de vacaciones, los que tienen lana suficiente y otros nos quedaremos aquí, disfrutando de los hermosos bosques, altas montañas y espaciosas playas que ofrece Reynosa.

Centrado más en la realidad me puse a pensar en la forma en que se está polarizando el tema de la basura y el peligro que hay detrás de todo eso.

Yo ayer recomendaba que se tomen decisiones salomónicas cuando un tema esté trabado.  Muchas veces nos vamos a encontrar con que un reglamento o ley parece estar en contra de los intereses de la ciudadanía, pero todo puede solucionarse mediante el diálogo.

Que si en la pasada sesión de Cabildo no se llegó a un acuerdo en relación con los Programas de Adquisiciones y Arrendamientos, lo mejor es llegar a un entendimiento porque simplemente la ciudad no puede estar sin el servicio de recolección de basura, sin equipo para realizar obras, sin prestar el servicio de expedición de pasaportes o sin un lugar adecuado para la disposición final de los desechos urbanos.

La discusión sobre la compra de camiones de basura se centró en que una parte quiere 20 nuevos y la otra 15 nuevos y 5 reconstruidos.

La solución sería, pues, llegar a un punto medio, como le hacen en el programa El Precio de la Historia: Cómprense 17 camiones nuevos y 3 reconstruidos y ¡asunto arreglado!

¿Que los contratistas que rentan maquinaria pesada al Municipio están reclamando el pago de los tres primeros meses del año y que no se les autorizó? Págueseles la mitad de lo que se les debe, ya que a fin y al cabo, tendrán todavía por lo menos un año y medio de trabajo seguro y aún así podrán obtener pingües ganancias.

¿Que quieren que se deje de rentar el inmueble donde se ubica la Oficina de Relaciones Exteriores? Iníciense gestiones ante la Secretaría para buscar otro inmueble que cuente con las características y consígase la certificación en un plazo razonable.

¿Que hay dos rellenos sanitarios, uno en construcción que no cumple con los requisitos mínimos y otro que está operando normalmente?  Espérese un plazo prudente para que se cuente con las dos opciones y luego concúrsese la concesión del servicio de disposición final de la basura a quien dé un mejor precio.

Es peligroso llevar las cosas al extremo.

Ayer las redes sociales se volvieron locas.  Ciudadanos que pretendían llevar a la casa de algunos regidores sus bolsas de basura, fotografías de personas colocando los desechos frente a un domicilio que a final de cuentas resultó que no era el del síndico, reporteros que pretendían documentar los hechos…

Todo empezó con una foto que alguien subió a las redes sociales, donde se ve a una joven llevando dos bolsas de basura para colocarlos en un montón de desechos que ya estaban frente a una vivienda, teniendo como testigos a varias personas.

-“Es del síndico”,-fue el comentario.

Una compañera reportera lo desmintió al mostrar la fachada del domicilio real del edil, en la colonia La Cañada.  El edificio mencionado tiene una juguetería en la parte de abajo y arriba es el domicilio y el despacho del síndico, pero no se veía ni un montón de basura, ni coincidía con la primera imagen.

De cualquier manera, en las redes sociales seguía el clima de linchamiento, denuncias, contradenuncias, dimes y diretes, hasta llegar a una situación realmente peligrosa para la estabilidad política y social de Reynosa.

Soluciones las hay.  Urge llegar a un buen entendimiento ya que por experiencia, después de los enfrentamientos mediáticos vienen las acusaciones legales.

Los dejo con el refrán estilo Pegaso:  “Es deseable que el líquido vital no alcance la margen del afluente”. (Esperemos que la sangre no llegue al río).