AL VUELO

by / Comentarios desactivados en AL VUELO / 7 View / mayo 25, 2017

Por: Pegaso

-Pancho

Los servicios de inteligencia de Pegaso tuvieron acceso a la conversación del Papa argentino Francisco I con el Trompas, mandatario gringo durante la visita que éste realizó a El Vaticano.

La entrevista fue estrictamente privada, pero según mis antenas en la Santa Sede, ésta es parte de la conversación que tuvieron ambos personajes al encontrarse por primera vez:

DT:  I, Mr. Pope.  Mí estar feliz de venir a esta iglesia a saludarrte.

F: Sos bienvenido a esta mi humilde morada, che.

DT: Presentarte a mi hija…, ahhh, y también a mi vieja.  Acercarse, no ser tímidas y saludar al Pope Frank The First.

(Ambas se acercaron y besaron el anillo papal).

F: ¡Ya, ya! No me vayan a babear la mano, pibas.  ¡Ejemmm! ¿Y qué te trae por aquí, boludo?

DT: Nosotros andar de vacaciones y quisimos pasar a saludarte. (Mientras le da una palmadita en la espalda al Papa se dirige a su hija Ivanka para susurrarle al oído que averigue dónde compraron los integrantes de la Guardia Suiza sus uniformes para ataviar a los de la Guardia Nacional).

F: Bueno, ya que andas por acá, déjame enseñarte las magníficas pinturas de la Capilla Sixtina.  Por aquí, che Presidente.

DT: Tú tener que decirme quién ser tu decorador.  Tengo algunas ideas para la Oficina Oval.

F: No, tu no entendés.  Esta es una pintura del genial pintor renacentista Miguel Angel.

DT: Bueno, sea quien sea.  Dile que mí pagarle lo que pedir para que me pinte el techo de la Withe House. (El Papa solamente se limitó a mover la cabeza, ligeramente agachada de un lado para otro).

DT: Siempre querer preguntarte porqué tú usar esa gorrita tan chistosa. (Contra todo protocolo, toma con los dedos índice y pulgar la punta del solideo papal.  La Guardia Suiza se puso en estado de alerta, pero el Papa los tranquilizó con un guiño de ojo).

F: Es una muestra de humildad, algo que a los argentinos se nos da muy bien.  ¿Y tú por qué traes ese chuchuluco?

DT:  No ser chuchulucou.  Ser mi pelo natural. Es un estilo de peinado que mí usar desde la juventud.

F: Oye, ché, y hablando de otras cosas, lló quiero felicitarte por que vos decidís no construir el muro en la frontera con México.

DT: No, nada de esou.  Mí estar decidido a tender el muro para que ya no pasar los chaparros, feos y prietos mecsicanous que vienen a robarnos nuestros empleos y a quedarse con nuestras viejas. Lo que pasar fue que los fuckers demócratas y alguno que otro republicano negarme el presupuesto para construirlo.  Sólo ser cuestión de tiempo.  Luego que ya esté listo mí implementar impuesto especial para que sea Mécsicou quien pagar el costo del muro.

(Al pasar junto a la célebre estatua de El David, vuelve a dirigirse a su hija para pedirle que compre una docena para adornar los pasillos de la Casa Blanca).

F: Bueno, cojonudo, ¿es que tú no eres cristiano? La Biblia dice que hay que dar asilo al migrante y al suplicante porque son hijos de Dios.

DT: Ahí sí estar tú mal.  Nosotros querer un país con gente blanca, alta, bien educada, güerita y ojo de color.  No querer en las calles a los “brownies” porque todos ellos ser pelados, majaderos, rateros y narcotraficantes.

F: ¿Pero acaso no conocés el concepto de humildad?

DT: Bueno, sí.  Cuando se construía la Torre Trump en Nueva York yo ir con los escla…, perdón, con los trabajadores mecsicanous para llevarles sus lonches de jamón.

F: No, no me refiero a eso.  Quiero decir que si te dan una bofetada debes poner la otra mejilla…

DT: ¡Ahh, no! Mí no cachetearme ni mi vieja! Mejor ahí nos vemous.  Voy a visitar a mi amigo Putin a ver si nos permite abrir muchos McDonalds en Rusia.

(El Trompas se incorporó en ese momento, dejó la mano tendida del Papa y se retiró con un aire de dignidad, seguido por su hija y esposa. Momentos después llegaron los corresponsales de las agencias noticiosas para recoger la versión oficial de la visita).