C R O N I C A S    P O L I T I C A S

by / Comentarios desactivados en C R O N I C A S    P O L I T I C A S / 12 View / diciembre 8, 2016

-Se enojó el General Cienfuegos-

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Una repulsa generalizada provocó la insinuación de diputados locales, de que aprobarán aumentos en los montos de impuestos a pagar en 2017, además de mantener vigente el impuesto sobre tenencia de vehículos.

Empresarios que pidieron el anonimato se pronunciaron por hacer presión y obligar al Congreso local, a abrir un amplio debate con los sectores productivos sobre la conveniencia o no, de autorizar que el gobierno cobre más dinero a los contribuyentes cautivos.

Temerosos de ser víctimas de represión política si muestran la cara, estos empresarios opinaron que existen otras alternativas para que el gobierno estatal, panista, resuelva su problema de falta de liquidez.

Dijeron por ejemplo, que el gobierno tamaulipeco puede copiar el Modelo Jarocho, que consiste en poner en marcha la maquinaria judicial, para recuperar mediante procedimientos legales recursos públicos sustraídos al margen de la ley por funcionarios del sexenio de Egidio Torre Cantú.

Estos ciudadanos que afrontan una situación difícil por el asedio de la delincuencia, la escasez de circulante y la carestía de la vida (electricidad, gasolinas, servicios públicos), estiman injusto que les recarguen a ellos el déficit, sin que el gobierno asuma su propia cuota de sacrificio.

Critican que el gobierno se duela de no tener dinero, pero que los funcionarios se comporten como si lo tuvieran en abundancia, pues siguen viajando sin medida, con los costosos equipos de seguridad, y sin que los desplazamientos se traduzcan en obras u otros beneficios.

Piden que los diputados locales actúen como “representantes populares” y defiendan el interés de los ciudadanos, y que la bancada panista, mayoritaria, haga valer la independencia y autonomía del poder legislativo, como nunca lo hizo el PRI, que se sometió descaradamente a los designios del jefe del poder ejecutivo.

A propósito de diputados, le están sacando la garra a la priísta de Matamoros Mónica González García, tal vez para recordarle quien reparte ahora las cartas, pues le achacan irregularidades en su desempeño como Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo con Egidio Torre Cantú.

Le atribuyen a la dama un despilfarro de más de siete millones de pesos en los 25 días que Tamaulipas mantuvo un stand en la Feria de San Luis Potosí.

Por su parte, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca estuvo en Reynosa y Matamoros en la gira del encendido de pinos navideños, aprovechando esa fiesta tradicional de los gobiernos municipales.

En Reynosa, la presidenta municipal Maki Ortiz Domínguez casi le canta la estrofa villancica que invoca Noche de Paz, Noche de Amor, pues el Chuma no la deja en paz y a toda costa quiere echarla del cargo, en el entendido de que no se manda solo.

Maki expresó en su mensaje que Reynosa espera del gobierno del Estado un apoyo que se traduzca en beneficio para colonias y ejidos.

Al mismo tiempo, mantiene la alcaldesa de Reynosa trabajando intensamente a la contraloría, para que investigue exhaustivamente a los funcionarios de primer nivel del Ayuntamiento anterior, para aclarar situaciones confusas.

Están desfilando por la presidencia municipal, panista, colaboradores de José Elías Leal, para solventar observaciones sobre asuntos que presumen irregularidades, entre ellos, el ex tesorero de nombre raro.

Por cierto, hubo ayer un asalto en el centro de Reynosa, en una joyería, pero aparecieron justicieros que hicieron caer herido de bala a uno de los malhechores.

En San Fernando, fuerzas federales se enfrentaron con delincuentes en un camino rural, haciéndolos huir y abandonando dos vehículos, en cuyas cajuelas traían los cadáveres de dos personas, presuntamente víctimas de secuestrado.

Sobre el tema de la narco-violencia, el General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, habló fuerte para confirmar lo que todo mundo sabe: la falta de compromiso “de muchos sectores” ha impedido que se resuelva el problema de la inseguridad.

No hizo falta que lo mencionara, pero la corrupción “de muchos sectores” explica por qué la guerra iniciada por Felipe Calderón Hinojosa hace diez años (la cifra la citó Cienfuegos), no ha resuelto el problema.

El General no tuvo empacho, sin embargo, en ponerle nombre y apellido, a la dependencia que ha fallado en su función básica de garantizar la seguridad interna (que no es lo mismo, que seguridad nacional, lo aclaró), siendo ella la Secretaría de Gobernación.

Está realmente enojado el titular de la SEDENA, porque el Congreso de la Unión se ha hecho pato y no quiere legislar sobre la participación de soldados y marinos en funciones de policías civiles, para crear un marco jurídico que los respalde y defienda, cuando se den situaciones conflictivas.

Urgió Cienfuegos Zepeda a ponerle fecha al regreso de las tropas a los cuarteles, pero reconoció lo difícil que es capacitar a la policía civil, por sus tendencias a coaligarse con los infractores de la ley.

Agregó el General Salvador, que hasta el nuevo sistema penal acusatorio tiene deficiencias que inciden a favor de los infractores, pues muchos de ellos siguen obteniendo la libertad a las primeras de cambio, invocando fallas en el debido proceso.

También quedaron en entredicho con esta enérgica denuncia de la SEDENA, los gobiernos de los Estados, pues como en el caso de Egidio Torre Cantú, derrochó miles de millones de pesos con el pretexto del combate a los delincuentes, pero los delitos siguieron (siguen) cometiéndose con más frecuencia.

En temas políticos, el Caliches Betico Valdez Richaud se puso enérgico y emplazó a la comisión estatal de justicia partidaria (si es que existe) a obligar a Aída Zulema Flores Peña, a emitir cuanto antes la convocatoria para renovar la directiva estatal del PRI.

Circula en redes sociales una carta con la firma del Caliches, pero no se pudo confirmar si es auténtica pues rehuyó contestar el teléfono. Pero no es de dudarse, pues El Betico mantiene la acusación contra Rafael González Benavides y de Aída Zulema, de embolsarse en beneficio propio el dinero del partido.

Guadalupe González Galván es el presidente de esta comisión estatal de justicia partidaria, pero como nunca se ha instalado, es sólo de papel, de adorno, inútil.

El Caliches nació un 28 de diciembre, Día de los Inocentes. A lo mejor le inventaron esa carta para jugarle una broma. Porque está pidiéndole peras al olmo o que las escopetas la disparen a los patos.

Lo que no es una broma, es la revelación de que el gobierno del Estado canceló el pago de becas escolares, dizque por falta de dinero. Urge una investigación, porque el presupuesto de egresos vigente, contempla la existencia de ese recurso.

Cerramos la colaboración con temas amables, como la posada del miércoles 14 en la palapa donde se reúne la pandilla del abogado Alfonso Pérez Vázquez. Iremos con gusto pues es la única a la que nos han invitado.

Ayer fue cumpleaños de Rigoberto de la Viña Cantú, ex dirigente sindical de la Sección 36 de petroleros, en Reynosa, ex diputado local. De los primeros políticos que el autor de esta columna trató en el inicio de su carrera periodística, en 1970.

Juan Gilberto Banda, nuestro compañero de andanzas desde entonces y culpable de nuestro ingreso a la redacción de El Noreste, sigue evolucionando favorablemente después de la delicada operación que le practicaron en un hospital de Monterrey.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com