C R O N I C A S    P O L I T I C A S

by / Comentarios desactivados en C R O N I C A S    P O L I T I C A S / 11 View / noviembre 13, 2018

  Tarde, pero descubren corrupción oficial

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— En un lapso de menos de 24 horas, dos avionetas que surcaban los cielos de Tamaulipas se desplomaron causando la muerte de dos personas en uno y otro accidentes, en Altamira y en San Fernando, consecutivamente.

En el primero de los siniestros perdieron la vida dos muchachos que se transportaban en una motocicleta, ambos estudiantes, primos, pues recibieron el impacto de la aero-nave que perdió sustentación.

Los dos ocupantes de la avioneta se regresaron de algún modo a Tampico para recibir atención médica y su identificación no ha sido confirmada oficialmente aunque redes sociales los ponen nombres y apellidos.

Se trataría de un empresario de Reynosa, concesionario del monopolio del suministro de materiales para la potabilización de agua en COMAPAS, así como presta-nombres de funcionarios gubernamentales del Estado.

Por tratarse de un accidente de carácter federal que involucra a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el expediente de la investigación será continuado por funcionarios del nuevo gobierno, de MORENA, por la presunción de delitos como tráfico de influencias.

Los familiares de los dos jóvenes muertos por el avionetazo recibieron de inmediato ofertas de apoyo de parte del gobierno, a condición de que acepten que se trata de un desgraciado accidente donde nadie es culpable.

En el segundo de los casos, los dos ocupantes de la nave que cayó sobre el terreno del rancho El Sauz, en San Fernando, no sobrevivieron. Uno era médico cirujano radicado en Matamoros, y el otro, residente de Cuernavaca, Morelos.

Las autoridades federales recogieron los restos de las avionetas para busca pistas que conduzcan al esclarecimiento de las causas que provocaron los desplomes.

Tamaulipas tenía buen récord en ausencia de tragedias aérea; la más reciente ocurrió el año 2000 en Reynosa, cuando un avión de AeroMéxico se comió la pista al aterrizar y chocó contra cuatro humildes viviendas.

A propósito de Reynosa, en una sola acción, policías estatales “descubrieron” un inmueble en una colonia donde estaban guardadas nueve pipas, cuatro tracto-camiones y una camioneta, así como 64 mil litros de hidrocarburos, presumiblemente robados.

Nueve pipas. Seguramente es mera coincidencia, pero ocurrió al día siguiente del anuncio de PEMEX, de que ahora sí, va en serio contra los huachicoleros, con más agentes y equipo de vigilancia y persecución.

Horas después de ocurrida este espectacular golpe contra los ordeñadores de ductos petroleros, delincuentes emboscaron a policías en la caseta de cobro de la carretera Nuevo Progreso-Matamoros.

Tres agentes resultaron heridos por las balas disparadas desde un puente elevado, pero los dos pistoleros pagaron con su vida el ataque, pues fueron perseguidos hasta coparlos y sus cuerpos destrozados con proyectiles de grueso calibre. Las fotografías son repulsivas.

También debe ser por el cierre de gobierno sexenal, pero la PGR descubrió como PEMEX, que tiene pendientes de acometer ciertas tareas, en este caso, contra jueces y magistrados corruptos.

El Sub-procurador especializado en delitos federales, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, reveló en conferencia de prensa, que tienen en marcha investigaciones contra jueces y magistrados del poder judicial, sospechosos de delitos graves.

Sin citar nombres, el funcionario declaró que tienen evidencias de la comisión de delitos graves, que van desde actos de corrupción, hasta presunta vinculación con la delincuencia organizada.

Se quejó el funcionario de que los fallos a modo emitidos por los jueces dan impunidad a delincuentes consumados y hacen frágil e inconsistente, la persecución de delitos. La queja se resume así: la policía mete a la cárcel a los bandidos, pero los jueces los dejan ir (a cambio de sobornos).

Mediante esta negociación entre infractores de la ley y los representantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, delincuentes y políticos corruptos han burlado al sistema legal pues recuperan la libertad a pesar de las evidencias aportadas en su contra.

Elba Esther Gordillo, Javier Duarte y sus cómplices jarochos; el ex Gobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés, han recibido tratamientos judiciales de privilegio, a cambio de la entrega de dinero a jueces y magistrados.

Muñoz Vázquez ofreció a los periodistas revelar pronto los nombres de esos malos funcionarios, que seguramente serán procesados penalmente para que practiquen el vómito negro y paguen con reclusión su debilidad por el dinero fácil.

Pero debe darse prisa este Sub-procurador, pues el abogado gringo de El Chapo detonó ayer una bomba política, al filtrar a la agencia de noticias AFP, que su cliente reveló al jurado de la corte de Nueva York, que pagó sobornos al actual Presidente de México y a su antecesor.

Millones de dólares habrían corrido por las manos de Enrique Peña Nieto y de Felipe Calderón Hinojosa, aunque ellos se apresuraron a aclarar que son inocentes y que tienen las manos limpias. Ajá.

A propósito de policías y ladrones, el lunes reanudó actividades el principal casino de Nuevo Laredo, luego de un año y medio de ausencia por maquinaciones del sub-tesorero estatal de ingresos Arturo Soto Alemán.

Clausuraron las casas de apuestas e incautaron maquinitas, con el pretexto de que no cumplían los ordenamientos legales pero además, porque servían de fuente de financiamiento de delincuentes federales.

Nunca presentaron denuncias formales contra ninguno de los casinos y ahora están firmando permisos de beneplácito, atendiendo las gestiones de los dirigentes del comercio organizado, que los ven como fuentes de empleo y de derrama económica.

Nuevo Laredo empezará a recibir a miles de paisanos que vienen a visitar a sus familias después de un año de trabajo en Estados Unidos. Vienen con potentes y vistosas camionetas, repletas de juguetes y ropa de regalo para los suyos.

Cuando la caravana de paisanos pase por la Y de la carretera San Fernando-Matamoros, volverán locos a los empleados estatales que atracan en ese punto con su aduanita ilegal, pues se llenarán los bolsillos de dólares, haga de cuenta, como René Bejarano y sus ligas.

También en Ciudad Victoria empiezan a darse los negocios chuecos, en el Cabildo que encabeza Xicoténcatl González Uresti, pues El Mercurio de Tamaulipas descubrió que familiares del tesorero municipal recibieron el contrato directo para el suministro de medicamentos.

Allí hay dos infracciones a la ley: no hubo licitación del contrato y se practica el tráfico de influencias. Ojalá que el síndico que presume la transparencia y la liquidación de la corrupción, Luis Torre Aliyan, haga su trabajo.

Xico no tiene problema para imitar a su antecesor Oscar Almaraz Smer en hacerse pato frente a los baños de sangre que manchan a las colonias. Ayer mataron a cuatro personas en sus propias camas, en la madrugada, pero el edil no se da por enterado.

También hubo abatidos por el rumbo de Santa Engracia, entre Güemez e Hidalgo, incluidos jefes policiacos, pero igual, el gobierno enmudece.

En tanto que en el palacio legislativo, un periodista, Cesar Cruz López, fue agredido verbalmente y reprimido por un empleado, que se disgustó porque estaba haciendo una video-filmación de un piso en mal estado.

“Hay qué pedir permiso”, dijo con desparpajo el empleado cuando le reclamaron su actitud.

Cumplen años Federico Manautou Villarreal, Rodolfo Martínez Galván, Carlos Cantú Rosas (qepd), también doña Victoria Armas, madrecita de Julio Almanza Armas, y la mamá del doctor Melitón Guevara Castillo.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com