C R O N I C A S    P O L I T I C A S

by / Comentarios desactivados en C R O N I C A S    P O L I T I C A S / 36 View / noviembre 26, 2018

  Lluvia de balas y desfile de galas

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Río Bravo es una ciudad que ha pagado una alta cuota de sangre por la impotencia del gobierno para hacer respetar la ley. Niños, muchachas, profesores, estudiantes, profesionistas, han muerto de manera trágica a manos de delincuentes que desafían cada vez con más audacia a los funcionarios encargados de perseguirlos.

Ayer hubo servicios religiosos en Río Bravo, en honor de los jóvenes hermanos gruperos, que fueron asesinados a pocas horas de haber sido secuestrados, por presuntamente negarse a pagar cuota de piso. Una multitud de dolientes, muchos, espontáneos, desconocidos, se hizo presente.

El periodista y poeta Hugo Ramos, de Reynosa, escribió ayer una crónica rimada, donde anuncia que el Procurador de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, ofrece una recompensa de dos millones de pesos, a quien proporcione información que conduzca a la aprehensión de los asesinos de los dos músicos consanguíneos.

Pero agrega el periodista con humor ácido, ironía, sorna y sarcasmo, que el funcionario debería ofrecer la renuncia al cargo, por ser inepto, negligente, torpe, aunque las palabras usadas textualmente, son “contubernio o letargo”.

Es cierto. Irving Barrios Mojica tiene dos años y un mes como Procurador General de Justicia de Tamaulipas (ni siquiera es nativo del Estado) y en ese lapso no ha dado ni un golpe a la delincuencia.

Todos los notables cabecillas de malhechores han caído presos o abatidos por soldados, marinos o policías federales, o en otras entidades federativas. Aquí, la Procuraduría de Irving no ha practicado ningún operativo ni aprehensión espectacular.

Esa dependencia se ha distinguido por abuso de sus funcionarios, desde el jefe de los agentes investigadores, que fue detenido cayéndose de borracho en una tienda de conveniencia, hasta los agentes, algunos cesados y hasta consignados, por abusos contra los ciudadanos.

Aun así, Irving se registró como candidato al cargo de fiscal general, el nuevo nombre que tendrá la Procuraduría, contraviniendo gravemente el espíritu de esa iniciativa federal, que es justamente, la de impedir que siga dependiendo del Gobernador de turno.

Como ocurre actualmente en Tamaulipas, la Procuraduría se utiliza como instrumento de represión y para cobrar venganzas políticas personales, desatendiendo las delicadas funciones de investigar delitos y poner a delincuentes a disposición de los jueces.

Afortunadamente, el senador de primera minoría Ismael García Cabeza de Vaca se ha hecho publicar repudiando al fiscal carnal y aunque él se refiere al fiscal general federal, su rechazo, desaprobación y descalificación también aplica para el fiscal carnal tamaulipeco, pues el caso se presunto contubernio es el mismo.

Sobre el caso del asesinato de los hermanos del grupo musical riobravense Los Norteños, El Norte publica en su columna M. A. Kiavelo cuatro párrafos donde refiere que el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca asistió a un desfile de modas.

Se duele el periódico reynero de la violencia que desangra a Tamaulipas, pues el mismo día de la ejecución de los hermanos artistas, ocurrió la prolongada balacera en Nuevo Laredo, que cobró cuando menos once vidas, tres de militares.

En la misma columna de El Norte, pero del sábado 24, también se ocupan del mandatario tamaulipeco, por el caso del sub-secretario del Gabinete de El Bronco de Nuevo León, Rogelio Benavides Pintos, a quien dieron cobijo aquí, como asesor del gobierno de los vientos del cambio.

El cobijagate de Benavides fue reabierto en Nuevo León debido a que el nuevo fiscal anti-corrupción, descubrió que su antecesor lo favoreció ilegalmente, con un inejercicio de la acción penal sin fundamento.

Benavides fue un aviador en la nómina gubernamental de Tamaulipas, pero ni el contralor ni el fiscal anti-corrupción cuerudos conocen del tema.

Por cierto, el PAN nacional vive otra terrible división interna por la brutal video-declaración del senador Damián Zepeda donde se rebela contra la designación de Rafael Moreno Valle como nuevo coordinador de la bancada de ese partido en la cámara alta del Congreso de la Unión.

Zepeda fue el anterior coordinador y renunció para que el nuevo presidente nacional del PAN, Marko Cortés, ejerciera su derecho de poner en su lugar al que reuniera el mejor perfil.

Pero Zepeda tuvo un patatús cuando supo de la designación de Rafael Moreno Valle (lo adoran en Tamaulipas), y se atrevió a pronunciarse en su contra en los términos más violentos y terminantes, pues lo acusó de pervertir principios y valores del partido.

“Moreno Valle representa todo lo que he combatido en mi vida política. Por congruencia, yo no puedo aceptar a ese coordinador porque lastimará profundamente al PAN”.

Moreno Valle es realmente una fichita política, involucrado con el robo de hidrocarburos en Puebla, repudiado porque desata cacerías hasta de sus propios compañeros de partido.

El nuevo coordinador de la bancada del PAN en el Senado hizo elegir a su esposa como su sucesora en el gobierno de Puebla, aunque es probable que la tumben, por irregularidades cometidas, tipo Tamaulipas azul.

En Ciudad Victoria tienen los panistas su propio escándalo, pues el presidente municipal Xicoténcatl González Uresti autorizó que la contralora municipal ponga en nómina a su familia.

Pero además, Xico hizo que el Cabildo le autorizara un aumento de sueldo que ahora es superior al que cobrará el Presidente de la República, lo que necesariamente provocará una llamada de atención, por contravenir una disposición constitucional.

El monero Pepe Macías subió a redes sociales una caricatura con un chispeante comentario de un ciudadano: “estamos jodidos (sic) con un doctor alcalde que nomás baila como Dr. Simi pero cobra como si fuera Trump”.

A propósito de médicos, el gobierno estatal reconoció que hubo el primer deceso por influenza estacional, lo que debe tener contrariada a la Secretaria de Salud Gloria Molina Gamboa, tan cuidadosa en negar los males endémicos.

En otros temas, ayer que pagamos la cuota de peaje en la carretera Matamoros-Reynosa, vimos en la caseta de Nuevo Progreso los estragos que causaron las balas disparadas hace más de una semana, contra policías estacionados en el lugar.

Los vidrios están rotos pero los funcionarios de CAPUFE sólo autorizaron pegar encima pedazos de plástico para proteger a los cobradores de las ráfagas de aire helado. Creemos que quieren mantener así las instalaciones, para convertirlas en museo del crimen o museo del horror.

Es un milagro que sobrevivieran los empleados y policías.

Por cierto, policías estatales volvieron a ser emboscados ayer en Reynosa, colonia Rincón de las Flores, con algunos heridos que fueron llevados a hospitales. Recuperaron un vehículo de los agresores, con un arma larga y otros objetos, sin detenidos.

En Ciudad Victoria se confirmó el asesinato de una chamaca cuyo cuerpo fue tirado en el rio (seco) San Marcos. En la madrugada un incendio destruyó un restaurante de mariscos, ubicado a varias cuadras de la casa de gobierno, pero las autoridades niegan que se trató de un atentado.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com