CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 33 View / marzo 20, 2019

Por: Alberto Guerra Salazar

No fue una visita de cortesía al Palacio Nacional  

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— A falta de una oficina de comunicación social, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca informa de algunas de sus actividades mediante twitter. Así supimos que visitó el Palacio Nacional, pero es un misterio si el Presidente de la República lo recibió en audiencia o si solo fue llamado para ser reprendido por los miembros del Gabinete de Seguridad Nacional.

El mandatario panista muestra fotografías donde aparece él al fondo de un salón mientras conversan en primer plano, los titulares de la Defensa y de la Marina con Andrés Manuel López Obrador. A la izquierda de Cabeza está el jefe de asesores, Lázaro Cárdenas Batel.

En otra imagen, Cabeza está con el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo. Menciona en su breve texto al consejero jurídico Julio Scherer Ibarra, pero no hay foto con él.

El gobierno estatal, panista, no tiene buena relación con el gobierno federal, de MORENA. Desde la campaña presidencial, López Obrador equiparó a Cabeza de Vaca con Egidio Torre Cantú, con Eugenio Hernández Flores y con Tomás Yarrington.

Desde el palacio de gobierno victorense surgen trascendidos que lo mismo magnifican los errores, deficiencias y omisiones del gobierno federal, que echan lodo sobre las siglas de MORENA, poniendo énfasis en una supuesta falta de probidad de su presidenta nacional y del delegado electoral en Tamaulipas.

Los observadores están desconcertados por la falta de una mano enérgica federal que meta orden en Tamaulipas, pues son bien conocidas en la Ciudad de México las características que distinguen al gobierno estatal, panista, y a sus componentes.

Pero además, la ola de violencia se ha recrudecido en los municipios sin que merezcamos los tamaulipecos una avanzada federal que introduzca cambios en la estrategia de contención, que no se ve, no se siente, no tiene buenos resultados.

Aduciendo autonomía estatal, las autoridades locales rechazan inclusive sostener reuniones diarias, matutinas, para evaluar los resultados de actividades delincuenciales del día anterior.

En las últimas semanas, Tamaulipas ha padecido situaciones de agitación en el ámbito laboral, entre productores del campo que bloquean carreteras, de personal del programa Progresa que toma las calles porque serán desocupados en fecha próxima, y otras expresiones de inconformidad social, que no parecen ser espontáneas.

La presencia de Cabeza de Vaca en el Palacio Nacional no es fortuita ni producto de la casualidad. Fue a la sede del poder ejecutivo federal a pedido de funcionarios de alta jerarquía, para rendir información sobre temas que son un enigma.

Algo bueno debe de resultar de ese encuentro, porque allí no valen las mentiras, los desplantes ni las fantocherías que se estilan a nivel local.

El Presidente López Obrador se reunió el día previo, con los 32 delegados de su gobierno en los Estados, para anunciar la creación de sub-delegaciones o sub-coordinaciones, que les ayudarán a cumplir sus funciones.

Alguien le falló a AMLO pues ya transcurrieron tres meses y medio desde que tomó las riendas de la administración pública federal, y es fecha que todavía no terminan de armar el andamiaje burocrático que sustentará la gestión en los Estados.

En el caso de Tamaulipas, JR Gómez Leal todavía anda levantando censos de beneficiados para los programas sociales, siendo que en otras entidades federativas, los apoyos económicos empezaron a distribuirse.

En otros temas, la prensa de Nuevo León (un sector, El Norte) se escandaliza por el gasto de 54 millones de pesos que el gobierno de El Bronco, independiente, hizo en la compra de una aeronave (dron, le llaman), que vigilará desde el cielo la seguridad pública.

Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador sin partido, entregó la impresionante máquina que está dotada con instrumentos de alta tecnología, para hacer labores de inteligencia en la localización y seguimiento de objetivos en tierra.

La aéro-nave pertenece al gobierno estatal pero dará servicios a corporaciones policiaca de los otros niveles, cuando lo requieran. En el mismo evento de presentación, El Bronco entregó 126 patrullas equipadas, con un costo global de 126 millones de pesos.

Los asustadizos reporteros de El Norte no se dieron por enterados de que el Congreso local de Tamaulipas emitió el decreto número LXIII-727, de fecha 21 de diciembre de 2018, autorizando un gasto ¡mensual! de 58 millones de pesos, durante ¡seis años!

Se trata de un Contrato de Asociación Pública Privada que se otorgará a una empresa particular, para que preste el servicio de red de vigilancia a la Secretaría de Seguridad Pública, durante seis años, con un gasto global de 3.4 mil millones de pesos.

Esto sí que es el robo del sexenio… y más, como diría aquel inolvidable amigo.

En temas políticos, Pilar Gómez Leal está gastando una fortuna en la colocación de pendones con su egregia figura impresa, en puertas y ventanas de residencias, para hacerse propaganda como candidata del PAN a diputada local victorense.

Arturo Soto Alemán hace lo mismo (el gasto excesivo) pero al menos guarda las formas pues sus reuniones de proselitismo las hace con grupos compactos y en lugares cerrados.

Lástima (para ellos) porque la mala fama por las malas acciones del gobierno estatal les rebotará a los candidatos, restándoles votos porque los ciudadanos ejercerán en el sigilo de las urnas, su derecho de desquite.

Los profesores particularmente, porque los funcionarios de la Secretaría de Educación de Tamaulipas que ahora encabeza Oscar Monroy Gómez, volvieron a engañarlos pues no les pagan todavía, sus sueldos escamoteados.

También usarán el voto como instrumento de castigo contra el PAN, las legiones de usuarios de la COMAPA, pues no llega el agua a sus casas, pero sí las facturas mensuales, sin falta, puntuales y por cantidades exageradas.

Xicoténcatl González Uresti generará por sí mismo, muchos votos pero a favor de las boletas de MORENA, el PRI o hasta el PUP, ya que la gente simplemente no lo traga, por haberse revelado como una perfecta decepción como primera autoridad.

Además, el gobierno estatal, panista, les tiene preparado un regalo a los usuarios del transporte urbano, pues autorizará de un momento a otro, que los concesionarios aumenten el precio del servicio.

Pese a ser ataúdes rodantes, los camiones y peseras son indispensables para miles de personas en sus desplazamientos hacia sus lugares de trabajo, de estudio, de compras, y recibirán este otro castigo a su economía.

Pero los ricos también lloran y eso incluye a Cabeza de Vaca y su pandilla. El cambio de nombre de los programas Progresa, y más adelante, del Seguro Popular, son golpes al gobierno estatal, panista, pues dejan de recibir cientos de millones de pesos de la tesorería federal, de gasto discrecional.

No desaparecen esos y otros programas federales, simplemente se modifican sus esquemas de operación, para evitar a los intermediarios que muchas veces pescan a río revuelto. A veces escamoteaban más dinero del que gastaban en los beneficiados.

Cumplen años el joven editor de Reynosa Brando Deandar Ayala y Roxana Gómez Pérez, candidata del PAN a diputada local en Río Bravo. Como anda en campaña, en lugar de recibir regalos por la ocasión, ella rifará los propios entre los invitados, para que luego se los devuelvan pero como votos, en las urnas.