CRÓNICAS POLÍTICAS

by / Comentarios desactivados en CRÓNICAS POLÍTICAS / 25 View / abril 9, 2019

Por: Alberto Guerra Salazar

Van por la recuperación de la seguridad     

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Nuevo Laredo será sede en mayo de una reunión del Consejo Nacional de Seguridad que encabezará el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, donde se pasará revista a la problemática del ramo, para ordenar ajustes que hagan mejorar los resultados del combate contra los delincuentes.

Esta es una información oficial pero sujeta a confirmación, pues pueden surgir algunas variantes en fechas o cambio de la ciudad sede, pero el tema será el mismo, urgente y apremiante: la inseguridad pública.

Tentativamente, la nueva visita presidencial se producirá el 2 o 3 de mayo, con la presencia de los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, de la SEDENA, General Cresencio Sandoval González, de la SEMAR, Almirante José Rafael Ojeda Durán, y de la Fiscalía General de la República, doctor en leyes Alejandro Gertz Manero.

(Redes sociales reportan la inminente renuncia de Gertz, agobiado por una enfermedad terminal).

López Obrador recibirá en la víspera de pisar terreno tamaulipeco, un informe completo de la situación que prevalece en Tamaulipas, nutrido de reportes de inteligencia, de los temas relevantes, política, seguridad y justicia.

Nuestro Estado es de los más castigados en el concierto nacional, por el flagelo de la violencia, y las estrategias federales aplicadas han fracasado porque los niveles de delitos no sólo no disminuyeron, sino que se incrementaron.

El mismo Presidente de la República y más recientemente, el Secretario Durazo Montaño, han denunciado que la batalla contra la delincuencia no se ha ganado porque cuenta con el apoyo de no pocos funcionarios gubernamentales.

Sin embargo, ese discurso ya se hizo viejo y todavía no han emprendidos los jerarcas del Palacio Nacional, una limpia que demuestre que son congruentes con las palabras, ordenando el desmantelamiento de estructuras del sexenio anterior, que sólo simulaban ir por los violentos.

Tamaulipas es el mejor ejemplo de la farsa montada en su tiempo, por Peña Nieto y Miguel Angel Osorio Chong. Un martes 13 de mayo de 2014, el entonces Secretario de Gobernación, que asumió las funciones de Seguridad Pública, hizo desaparecer desde Reynosa a la policía municipal, la policía ministerial y transfirió el manejo del C-4 al ejército.

Pero todo siguió igual. Hoy en día, con un gobierno estatal, panista, la Procuraduría sigue siendo nido de delincuentes, lo mismo ocurre con la Secretaría de Seguridad Pública, y el C-4 está de adorno.

(Ayer, la Procuraduría reportó la aprehensión de otra mujer, La Güera, haciéndola aparecer como la jefa de los sicarios que asesinaron a la MP coordinadora del grupo anti-secuestros. Uno de los ejecutores es policía ministerial.

Tan podrida está la dependencia, que ocho ministerios públicos renunciaron porque querían obligarlos a emprender acciones legales sin sustento, contra determinadas personas. La historia completa rueda en redes sociales. Además, seis agentes de MP serán cerradas, con el pretexto de que ya no se necesitan).

En Tamaulipas, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se desentiende del problema de la inseguridad y no se reúne con su Gabinete del ramo sino ocasionalmente, en lugar de hacerlo todos los días, por la mañana, como ocurre en otras entidades federativas, la Ciudad de México y en Palacio Nacional.

El Gobernador, de extracción panista, está a punto de perder otra importante fuente de ingresos, pues el Ayuntamiento de Ciudad Victoria, también del PAN, arrancó un proyecto para restablecer el funcionamiento de la policía municipal.

Los Ayuntamientos transfieren al gobierno del Estado, los recursos que les asignan anualmente en sus presupuestos de egresos, con el tema de la seguridad pública. También triangulan los presidentes municipales, en beneficio de la administración estatal panista, recursos federales, que provienen de programas como SUBSEMUN, FORTASEG, FASP, etcétera.

Informaremos en este espacio de los datos completos y oficiales, de la realización de esta reunión del Consejo Nacional de Seguridad, cuando los tengamos confirmados. JR sigue brillando por su ausencia.

En Matamoros, el presidente municipal Mario Alberto López Hernández consiguió la hazaña de hacer realidad un viejo anhelo ciudadano, muchas veces prometido por los políticos pero nunca llevado a la práctica: la creación de una Auditoría Social.

Más de tres mil personas de todas las colonias, se comprometieron en una ceremonia encabezada por el jefe de la Comuna, a ser los ojos y oídos de la sociedad, para descubrir y denunciar acciones irregulares, en las obras que se construyan.

En su mensaje, el maestro López Hernández dio cuenta de una inversión sin precedentes, con proyectos de obras que no se hicieron en más de 15 años, que son posibles porque el dinero se maneja con honestidad, transparencia y rendición de cuentas.

Son comités de contraloría social integrado por personas que aceptaron gustosamente acompañar a este gobierno que está haciendo historia, y haciendo su propia aportación para construir la Cuarta Transformación.

El licenciado Mario Alberto les pidió a los vecinos, que vigilen los procesos de construcción de las obras en sus colonias y que denuncien las irregularidades que lleguen a descubrir, para intervenir de inmediato y corregir las cosas.

En temas políticos, la vocería de MORENA permanece muda porque les resulta más fácil y cómodo ignorar la situación caótica, anárquica y trágica que se vive hacia el interior del partido, con su edificio sede ocupado y exigiendo la destitución de Leal Doria.

Los quejosos, que provienen en su mayoría de Nuevo Laredo, están poniendo más énfasis en conseguir tumbar de la lista plurinominal a Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal, lo que hace sospechar que están movidos por los vientos del cambio.

En tanto que la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos entró en el proceso de renovación de su dirigencia pues Tino Sáenz Cobos se va al Congreso local gracias a una plurinominal que le regaló El Padrino Torre Cantú.

La CNC, como la CTM, está convertida en Tamaulipas en un cascarón, un simple membrete, porque nunca mueve un dedo en beneficio de los intereses de los campesinos. A nadie le importa quien quede al frente del changarro.

Por su parte, Cabeza de Vaca llegó ayer a Matamoros con su caravana de Unidos por Tamaulipas, para repetir la puesta en escena de pintar paredes o levantar basura y hacer publicar las fotos para que todo el mundo sepa que él sí sabe cómo restaurar el tejido social y eliminar de raíz el origen de la violencia.

Por la mañana hubo un connato de violencia entre policías estatales y trabajadores de una planta maquiladora de Matamoros, cuando intentaron tomarla por la fuerza y lo impidieron los uniformados con el amago de sus toletes y armas de fuego.

Cabeza pronunció en Matamoros un mensaje a destiempo, a toro pasado, después de una prolongada ausencia, para anunciar que no permitirán que vengan de fuera a desestabilizar el clima laboral. Es que ya está desestabilizado.

En Tula hubo un episodio de violencia; un pistolero accionó su arma contra policías estatales y en la persecución, chocó su vehículo contra la patrulla, quedando el de él destruido por el fuego.

Versiones no confirmadas hablan de la ejecución de seis personas en Tula y de varios cadáveres recuperados, en un episodio por separado. El gobierno permanece mudo.

Cumplieron años Sandra Gracia, Chencho Pulido, Dany Rivera.