DERROTERO

DERROTERO

by / Comentarios desactivados en DERROTERO / 18 View / abril 24, 2014

Por Lucía Calderón

-EL PRIVILEGIO DE LA INFORMACIÓN-

El acceso a información privilegiada permite hacer negocios, acaparar espacios y hacerse de una pequeña fortuna.

Algo así sucede con el empresario de Tampico, Daniel Morales, ex subdirector de Eventos Especiales de esa ciudad quien obtuvo tres locales en el mercado Ávila Camacho, precisamente por su cercanía con la ex alcaldesa Magdalena Peraza y la facilidad de acceder a información antes que el resto de los ciudadanos.

Y aunque Morales asegure que no es ilícito lo que hizo, la verdad es que esa práctica de servirse con la cuchara grande aprovechándose de que son funcionarios públicos debería castigarse con cárcel y la inhabilitación para evitar que vuelvan a ser parte del servicio público.

Favorecerse a sí mismos o a sus familiares en línea directa es tan común en este país, por eso observamos cómo el dinero se queda en unas pocas manos, las mismas familias que detentan el poder son las que mas tarde las observamos prestando sus servicios a través de diversas empresas a los gobiernos.

La ligazón entre políticos y empresarios limita el desarrollo ciudadano, ante el acaparamiento de oportunidades de negocios.

El caso de Morales obedece a la opacidad con que se ejerce el poder, porque si se hubiese transparentado la venta de locales y que se llevara a cabo asignaciones públicas de los mismos, la ciudadanía que tan alejada está de esas prácticas abusivas hubiera resultado beneficiada.

La información se supone es pública, pero cuando se trata de hacer negocios en lo oscurito, siempre hay quien se las arregla para, como ya mencioné, servirse con la cuchara grande.

SE VA LÁZARA

La alcaldesa panista de Mainero Lázara Nelly González anda en el ojo del huracán luego que su suplente en la Cámara de Diputados interpuso una controversia constitucional para que la ex senadora se quede como munícipe y no la quite de la curul federal.

María Eugenia de León Perales considera que se le violan sus derechos porque la diputada propietaria ahora quiere regresar por su fuero.

El caso de la diputada panista es digno de análisis porque según lo informó en su momento quien era el dirigente del PRI, Ramiro Ramos Salinas, la ahora alcaldesa no solicitó licencia a tiempo de su cargo como legisladora y según afirmó en esa ocasión el ahora presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, interpondrían la queja correspondiente para que la mainerense no llegara a la alcaldía.

Por alguna extraña razón Ramiro no cumplió la advertencia y dejó que la panista tomara posesión del cargo.

Ahora resulta que la munícipe quiere volver al Distrito Federal y seguir allá, dejando a los mainerenses sin alcaldesa.

La carrera política de Lázara es interesante cuando llega a la senaduría tras la muerte del propietario del cargo.

Luego la hacen diputada plurinominal. Y ahora es alcaldesa.

Esa es su trayectoria, desconocemos si ha aportado algo como senadora o como diputada, nunca le hemos escuchado la voz, así que no ignoramos como piensa, qué beneficios le ha dejado a Tamaulipas su paso por las Cámaras de Senadores y diputados, y menos conocemos qué hizo al frente de su comuna en los meses que se quedó en el cabildo.

Extraña política es Lázara, casi absolutamente desconocida, pero bien posicionada en cargos envidiados por los políticos de larga trayectoria.

Correo electrónico: derrotero@hotmail.com

Twitter: @derrotero_mx