DERROTERO

DERROTERO

by / Comentarios desactivados en DERROTERO / 22 View / mayo 12, 2014

Por Lucía Calderón

-FOLLOW THE MONEY-

En un largo artículo publicado el 8 de mayo por el portal Animal Político refiere cómo el gobierno federal ha pagado 300 millones de pesos por un plan de videovigilancia que no da los resultados esperados, simplemente porque no está completa la instalación del equipo en el cual se consideran la colocación de dos mil cámaras en las principales ciudades de Tamaulipas, de las que sólo 357 están operando.

En reiteradas ocasiones hemos mencionado que en el río revuelto constituido por la inseguridad y la violencia siempre hay ganadores, en este caso la empresa Iusacell, propiedad de Televisa y TV Azteca, y Axtel, que se vieron beneficiadas con contratos millonarios que han reportado nulo beneficio a los tamaulipecos.

Los recursos destinados a la compra de ese equipo que serviría, al menos en el papel, para disminuir la inseguridad en Tamaulipas, resulta que fue concursado desde el 2012 y desde hace 20 meses las autoridades se comprometieron a tenerlo listo, pero no ha sido así.

De este contrato, Televisa y TV Azteca se llevaron 167.4 millones de pesos, mientras que a Tomás Milmo Santos, empresario regiomontano dueño de Axtel le dieron un contrato por 129.5 millones de pesos, para que se hiciera cargo de instalar las cámaras en Ciudad Victoria, trabajo que sigue inconcluso.

Follow the money, dicen los estadounidenses cuando se trata de desenredar una madeja donde se presume hay corrupción.

Los recursos destinados a estas compras se pagaron con el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, FASP, por lo cual me pregunto, cuándo harán la auditoría correspondiente para determinar quién se quedó con el dinero de los contratos puesto que siguen ambas empresas, Iusacell y Axtel sin cumplir con su compromiso con Tamaulipas.

Alguien tiene que hacerse responsable de esto, podríamos estar ante un fraude a las finanzas públicas y no sólo eso, frente al uso pervertido de las necesidades apremiantes de los ciudadanos y ciudadanas en Tamaulipas que son utilizadas para enriquecer a personas sin escrúpulos.

En lo que respecta a Iusacell está probado en Coahuila y Jalisco que los equipos no ha sido instalados en su totalidad, por lo visto esta empresa está habituada a no cumplir con sus compromisos y específicamente en Jalisco el ex gobernador Emilio González está acusado de comprar los sistemas de video vigilancia con sobreprecio, indica la nota de Animal Político.

¿Estará sucediendo lo mismo en Tamaulipas?

La información sigue y alude a la ex alcaldesa tampiqueña, Magdalena Peraza quien se comprometió a que las cámaras serían instaladas a su llegada al poder municipal, no sucedió y lo mismo está ocurriendo con el actual munícipe, Gustavo Torres  dijo que el sistema operaría en los primeros cien días de su gobierno, y nada.

Mientras la danza de los millones continúa, según lo indica el secretario de Finanzas Miguel González Salum, quien dice que se gastan un millón 643 mil pesos diarios en seguridad, pero la inseguridad sigue presente en el territorio para desgracia de los tamaulipecos.

Es el momento de empezar a sacar cuentas y determinar cuánto de ese recurso realmente se ha aprovechado, más de dos mil millones de pesos, es mucho dinero para no rendir resultados tangibles.

TAMPICO, MADERO, LA PAZ ES PRIMERO

La marcha realizada por ciudadanos y ciudadanas del sur del estado pone el ejemplo y llama a sumarse a esta protesta para exigir mejores condiciones de vida para los tamaulipecos.

Eduardo José Cantú Elías es quien coordinó esta actividad realizada el domingo y que contó con la vigilancia de cuerpos de seguridad.

Esperemos que estas acciones ciudadanas sirvan  para que las autoridades correspondientes cumplan con su responsabilidad y de una vez se recupere la paz perdida desde hace muchos años. Y que no sólo sirvan como una válvula de escape a la inconformidad ciudadana.

Correo electrónico: derrotero@hotmail.com

Twitter: @derrotero_mx