DERROTERO

DERROTERO

by / Comentarios desactivados en DERROTERO / 22 View / junio 3, 2014

Por Lucía Calderón

-UN NUEVO CUARTEL-

Tamaulipas se llenará de cuarteles militares al paso que vamos.

El secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, durante un recorrido a las instalaciones de los cuarteles móviles y fijos que operan en el estado, dio a conocer que habrá una nueva sede para los militares y estará ubicada en el municipio de Hidalgo, según apunta una nota del periódico Excélsior.

En la entidad actualmente funcionan cuarteles móviles en San Fernando y Mier, así como los que existen desde hace muchos años en Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo y Ciudad Victoria.

También se instaló una base militar en Mante con 600 elementos después del anuncio de la estrategia de seguridad reforzada por el gobierno federal.

Hay quien dice que el verdadero control es aquel que se ejerce sin que se note, pero parece que éste no es el pensamiento de quienes tienen a su cargo pacificar el estado.

Como están las cosas, ver militares desplegados por todo el territorio tamaulipeco produce la sensación de que las cosas no van bien.

Esa es la percepción de los ciudadanos que cuando ven a los militares a bordo de sus vehículos de guerra prefieren sacarles la vuelta por aquello del peligro que implica estar cerca de ellos, los enfrentamientos donde han muerto personas inocentes son la muestra de que las balas no respetan a nadie.

La militarización de Tamaulipas es preocupante porque las autoridades civiles están pasando a segundo plano, el riesgo de violación a los derechos humanos se incrementa exponencialmente considerándose que el personal militar está entrenado para actuar sin averiguar.

Si en años anteriores se justificó la creación de más bases militares en Tamaulipas, ahora la estrategia tendría ser otra.

Por ello, a la par de un incremento de vigilancia militar, debería haber un trabajo de inteligencia estructurado que limite los riesgos para la población civil ajena a la delincuencia organizada.

QUE ALGUIEN EXPLIQUE

Estimados lector y lectora, a usted qué se le viene a la cabeza cuando alguien anuncia que se otorgó el nombramiento de Subsecretaria de Vinculación para la gestión y evaluación de la política de desarrollo social.

Lo que se me ocurre pensar es qué significa y qué atribuciones tendrá quien a partir de ayer lo ostenta, que es, ni más ni menos, la ex priísta, ex alcaldesa panista Magdalena Peraza, ahora de vuelta triunfal al redil tricolor.

Primero, el largo título no se entiende, y lo que es peor, la Secretaría de Desarrollo Social que ya se pasó casi cuatro años sin esa cartera, bien puede terminar la presente administración sin que haga falta una funcionaria que desempeñe las actividades que le asignarán, porque se supone que ya alguien, sin nombramiento kilométrico ya las estaba realizando, es lo que la lógica dicta en casos como éstos.

Segundo, se nota a leguas la intención de meter a chaleco a la ex alcaldesa a un puesto público, hay quienes ilusamente tal vez piensan que llevará suficientes votos a la campaña priísta el año entrante cuando se jueguen las diputaciones federales y en el 2016 la gubernatura.

Tercero, habrá que ver qué piensan los priístas que no han renegado de los malos tiempos, que han permanecido fieles a su partido, pese a que nos los toman en cuenta cuando de repartir cargos públicos se trata.

Ahora la alcaldesa panista, sin empacho se acomoda en un cargo dentro de la administración priísta, en un puesto cuyo nombre es tan enigmático como los hoyos negros del universo.

Y por último, Peraza trae consigo el estigma de haber renegado del PRI, aunque ahora salgan con que fue una jugada maestra hecha por la maestra para que no quedara un verdadero panista en la administración de Tampico, sin embargo el daño al PRI ya está hecho y eso es inolvidable para los verdaderos priístas.

Correo electrónico: derrotero@hotmail.com

Twitter: @derrotero_mx