DERROTERO

DERROTERO

by / Comentarios desactivados en DERROTERO / 14 View / abril 22, 2014

Por Lucía Calderón

“UNA ALCALDESA MUY MAQUILLADA”

Leticia Salazar, alcaldesa de Matamoros ya empezó a mezclar los asuntos importantes con los frívolos.

Mientras usó el Twitter para informar de los bloqueos y el ambiente de inseguridad que priva en su municipio, todo estuvo bien,

Pero cuando cayó en la tentación de fotografiarse a lado de un empleado de Televisa, y subir la foto a su cuenta, ahí se le desplomó el teatro de que está preocupada por la situación que viven los matamorenses.

Recuerda que la panista abrió su trienio con una alerta mediante las redes sociales a los habitantes de Matamoros para que no circularan por determinadas arterias debido a los enfrentamientos entre grupos delincuenciales.

Eso le creó animadversión de las autoridades victorenses e incluso del Distrito Federal, obviamente por gente que pertenece a gobiernos priístas, si siguiera el gobierno panista de Felipe Calderón, Leticia no hubiera dicho esta boca es mía para hacer señalamientos en contra de la inseguridad que se viven en prácticamente todo el estado de Tamaulipas.

El llamado hecho público y retomado por medios de comunicación localizados en el Distrito Federal le dieron a la munícipe los 15 minutos de fama de los que hablaba el pintor del pop art Andy Warhol. Y la aprobación de los matamorenses y tamaulipecos.

Pero al sucumbir al encanto de un actor de telenovelas y mostrarse en una foto donde se aprecia muy maquillada al estilo de las actrices que laboran en esa empresa televisiva, Leticia cayó del papel serio que venía desempeñando para quedar, como tantas autoridades que empiezan a disfrutar de su cercanía con esos ambientes frívolos mostrándose como lo que es, una mujer que aún le falta madurar.

¿Y así quiere ser gobernadora?

Las críticas de los que la siguen en Twitter expresan el enfado de ciudadanos y ciudadanas que están cansados de oír y ver a sus autoridades haciendo y diciendo tonterías a la menor provocación.

Como eso de que Tamaulipas es un estado seguro y todo marcha bien por estos rumbos, ¡nada más alejado de la realidad!

El comentario en esta columna no busca satanizar a una de las escasas alcaldesas que tiene Tamaulipas, sino puntualizar que la caballada para el 2016 está re flaca, dirían los argentinos.

Si ese es el nivel de candidatos que va a tener Tamaulipas que peleen la silla estatal, pobres tamaulipecos.

En el caso de Leticia, si es sensible a las críticas y las toma en cuenta, a partir de ahora será más cuidadosa del manejo de su cuenta oficial de Twitter, porque mezclar temas serios con frivolidades, hará que la gente le pierda la consideración y el respeto que se estaba ganando al frente de la comuna. Puntualizando además que la primer responsable de la seguridad en su municipio es ella.

EMPIEZA EL CONTEO…

El Congreso itinerante a mi modo de ver tiene los días contados. La manifestación ocurrida en Tampico donde, José Manuel Segura, el Manny, un muchacho que pertenece al Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, que dirige Andrés Manuel López Obrador, puso en aprietos a Ramiro Ramos, y a sus legisladores, que no tuvieron capacidad de respuesta ante los señalamientos acerca de la inseguridad y la escasez de oportunidades de trabajo para los jóvenes en Tamaulipas.

El joven que tomó la palabra habló con la verdad, entre otras cosas mencionó que el único blindaje que tiene Tamaulipas es el que tienen a su servicio las autoridades porque traen vigilancia y autos acondicionados para protegerlos, mientras el resto de la población todo el tiempo está en riesgo de ser víctima de la delincuencia organizada y de los enfrentamientos con las autoridades.

Democratizar el servicio público y la legislatura no es cosa fácil, porque hay que estar preparados para que personas como ese joven que se atrevió, lleguen y hagan puntualizaciones en torno al desempeño de quienes reciben un sueldo para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y ciudadanas, porque por lo visto, como diría José Manuel Segura, los únicos que viven bien son quienes están empleados en el gobierno y el Congreso.

Y como ya mencioné en otra columna, conforme se vayan acercando los periodos electorales, el congreso itinerante será enviado al cajón de los trebejos, porque sólo significará una oportunidad para que detractores políticos y la ciudadanía en general pongan en evidencia el pésimo el desempeño de las autoridades priístas.

Correo electrónico: derrotero@hotmail.com

Twitter: @derrotero_mx