HIPÓDROMO POLÍTICO

by / Comentarios desactivados en HIPÓDROMO POLÍTICO / 47 View / enero 25, 2019

Por: Carlos Gerardo Cortés García

CONGRESO DE TAMAULIPAS: DE LA AUSTERIDAD A LA DISCIPLINA FINANCIERA

Este jueves, el presidente del Congreso de Tamaulipas, Glafiro Salinas Mendiola, anunció, junto a su staff financiero, que el Congreso para este 2019 habrá de ejercer los mismos recursos que ejerció en el 2018: 156 millones de pesos, lo que no evitará que el Congreso realice su labor de manera profesional y comprometida con Tamaulipas.

Pero fueron más allá. Juan Filiberto Torres Alanís, titular de la Unidad de Servicios Administrativos y Financieros del Congreso y Ángel Jiménez, Tesorero del Órgano legislativo, presentaron un sistema que permitirá transformar la austeridad en disciplina financiera, es decir, lograr el mayor provecho de los recursos del Congreso, recursos públicos, dinero de la sociedad, e informarle de manera permanente del destino de esos dineros: cómo y en qué se gasta.

Pero le doy datos, amigo lector, del presupuesto de los diferentes Congresos del país. De acuerdo al Informe Legislativo 2018, producido por el Instituto Mexicano de Competitividad, los cinco Congresos con mayor presupuesto-gasto en ese año, fueron: el de la Ciudad de México con $2,366,054,290; el del Estado de México, con $1,582,062,742; Michoacán con $984,436,830; Veracruz con $732,185,000.00; Jalisco con 704,407,380; Sonora con 688,944,000; y Guanajuato con $510,039,444.

El Congreso de Tamaulipas, le decía yo, tuvo en ese 2018, $156,681,822 de presupuesto, prácticamente lo mismo que tendrá en este 2019.

El Congreso de la Ciudad de México tiene 66 diputados, mientras que el del Estado de México tiene 74 legisladores; Michoacán 40; Veracruz 50; Jalisco 39; Sonora 33; Guanajuato 36, al igual que Tamaulipas 36. Ello significa, entonces, que el gasto per cápita por diputado de Tamaulipas con los Congresos que le he mencionado, no tiene punto de comparación.

Los cuerpos legislativos, en contraste, que menos gastan, son: Colima, con $95,000,000; Hidalgo, con $ 132,489,711; Puebla, con $145,071,987; Yucatán, con $147,437,680; y Tamaulipas con $156,681,822.

Estos cuerpos legislativos que menos gastan, tienen el siguiente número de legisladores: Colima 25; Hidalgo 29; Puebla 41; Yucatán 25; y Tamaulipas 36.

En cuanto al costo de los congresos por           diputado, por habitante como porcentaje del presupuesto del estado; los mas onerosos son: Quintana Roo le cuesta a cada ciudadano $274; Ciudad de México, $269; Baja California Sur $257.00; Sonora $226.00; Nayarit $205; y Morelos $201.

Los Congresos que menos les cuestan a los ciudadanos, son: Puebla $23; Tamaulipas $43; Chiapas $52; Coahuila $65; Nuevo León $66; y Jalisco $67.

Con este nuevo esquema financiero, el Congreso de Tamaulipas volverá a apegarse al presupuesto de egresos aprobado, lo que garantizará que el recurso público se aplique en lo realmente necesario y que los legisladores locales gasten más de lo que se aprobaron para sus funciones.

Hay que recordar que, a esta legislatura, a la LXIII de Tamaulipas, le quedan ocho meses de labores, en donde hay retos por alcanzar para seguirle cumpliendo a los ciudadanos.

Si me permite el comentario, me queda claro que el Congreso de Tamaulipas no sólo no es un lastre para el estado, sino que se ha convertido en un apoyo para el ejecutivo, para el judicial y para la sociedad en su conjunto, al ser una legislatura que trabaja, que no es un barril presupuestal sin fondo, y que en lo general cumple con su responsabilidad. A lo mejor no todos los diputados, pero si la mayoría.

PD. 1. ¿Será verdad como se rumora que el único objetivo que le importa a la presidenta del Revolucionario Institucional, Yahleel Abdalá Carmona, es sólo cobrar como diputada local los próximos dos años? Porque verdaderamente no se le ve nada al partido en donde sigue mangoneando el ex Egidio Torre Cantú.

PD. 2. ¿Y hablando de Torre Cantú será cierto como se rumora fuertemente en radio pasillo que hay quien lo quiere extorsionar con imágenes sexuales?