HIPÓDROMO POLÍTICO

by / Comentarios desactivados en HIPÓDROMO POLÍTICO / 7 View / julio 1, 2019

Por: Carlos Gerardo Cortés garcía

AMLO: EN 7 MESES SU POPULARIDAD CAYÓ MÁS DE 20%

Este lunes se cumple el primer año de que el presidente Andrés Manuel López Obrador ganó la elección como candidato del Movimiento de Regeneración Nacional -MORENA- a la Presidencia de la República. Y de la mano de López Obrador, decenas de candidatos del mismo partido se ubicaron en gubernaturas, en diputaciones federales, diputaciones locales y escaños en el Senado de la República. Y si, con más del cincuenta por ciento de la votación, ni el PAN, que quedó en segundo lugar, ni el PRI que cayó a tercero, pudieron hacerle nada.

Pero para que Usted se de cuenta, estimado lector, lo que ello significa, le diré, primero, que Andrés Manuel López Obrador accedió a la Presidencia de la República con una votación histórica y un bono democrático que poco a poco ha ido perdiendo ante las señales cruzadas, el desinterés de cumplir algunas promesas de campaña y la falta de resultados en el corto plazo, que si bien es cierto que siete meses es poco tiempo para hacer todo, también es cierto que 210 días son muchos para no entregar buenas acciones.

Gráficamente, haremos un recorrido por las elecciones presidenciales de 2006 al 2018.

Elección Presidencial del 2006

PARTIDOSCANDIDATOVOTACIÓN ABSOLUTAVOTACIÓN RELATIVA
PANFELIPE CALDERÓN HINOJOSA15’000,28435.91 %
PRD, PT Y CONVERGENCIAANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR14’756,35035.29 %
PRI, PERTIDO VERDEROBERTO MADRAZO PINTADO9’301,44122.03%
PARTIDO SOCIAL DEMÓCRATAPATRICIA MERCADO1’128,8502.71 %
NUEVA ALIANZAROBERTO CAMPA CIFRIÁN401,8040.96 %

Elección Presidencial del 2012

PARTIDOSCANDIDATOVOTACIÓN ABSOLUTAVOTACIÓN RELATIVA
PRI, PARTIDO VERDEENRIQUE PEÑA NIETO19’158,59238.20 %
PANJOSEFINA VÁZQUEZ MOTA12’732,63025.39%
PRD, MOVIMIENTO CIUDADANO y PTANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADO  15’848,82731.60%
NUEVA ALIANZAGABRIEL QUADRI DE LA TORRE1’146,0852.28 %

Elección Presidencial del 2018

PARTIDOSCANDIDATOVOTACIÓN ABSOLUTAVOTACIÓN RELATIVA
MORENA, PT Y ENCUENTRO SOCIALANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR30’113,48353.19 %
PANRICARDO ANAYA CORTÉS12’610,12022.28 %
PRD, PARTIDO VERDE Y NUEVA ALIANZAJOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA9’289,85316.41 %
CANDIDATO INDEPENDIENTEJAIME RODRÍGUEZ CALDERÓN2’961,7325.23 %

Todo ello, significa que sí, que López Obrador llegó con una votación histórica y un bono democrático, le decía yo, además de la mayoría en las cámaras de Diputados y de Senadores y en más de 16 congresos de los estados, lo que le hubiera permitido hacer de manera rápida los cambios que el país necesitaba.

Sin embargo, y como no es lo mismo ser borracho que cantinero, ganó y pareciera que la brújula se le extravió. Ante la derrota de su partido y todo lo que se le vendría encima, Enrique Peña Nieto enmudeció y dejó de gobernar a partir del 2 de julio de 2018, e inició de inmediato con el proceso de entrega-recepción, que en su mayoría fue terso, ante esa actitud peñista de permitir al candidato ganador decir y hacer desde su casa de transición en la colonia Roma. Esto es Andrés Manuel empezó a gobernar al día siguiente de haber ganado y a poner los temas de la agenda nacional.

Y en los meses posteriores al triunfo electoral de MORENA, muchos nos imaginamos que sus colaboradores se pondrían a trabajar de inmediato, dado que López Obrador dio a conocer en los días posteriores a su triunfo los nombres de quienes habrían de acompañarle en el ejercicio del gobierno, lo que parece no ocurrió. Del primero de julio al 8 de agosto de 2018, Andrés Manuel López Obrador se manejó como candidato ganador, o presidente electo de hecho más no de derecho, y el 8 de agosto el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le hizo entrega de la constancia de mayoría que lo acreditaba como ganador del proceso electoral del primero de julio y lo convertía así en presidente electo de México.

Y de ahí, del 8 de agosto al 1 de diciembre, se manejó como presidente en funciones ante el silencio y repliegue que guardó Enrique Peña Nieto, a quien parecía que más le interesaba que terminara la administración para entregarle los bártulos al tabasqueño y desaparecer de la escena política y nacional, lo que ha hecho casi en su totalidad. Peña ha sido un buen expresidente porque no ha hecho declaración alguna de nada y sólo se le ha visto con su nueva novia y bailando en algunas bodas de alta sociedad.

Me parece que el problema principal del ya presidente López Obrador ha sido el exceso de comunicación, a través de las mañaneras, lo que le ha generado serios problemas al confrontar, incluso, informaciones y acciones realizadas por sus propios colaboradores, desconcertando a los ciudadanos quienes en ocasiones ya no saben a quien creerle. Asimismo, en campaña ofreció el oro y el moro y al paso del tiempo, si bien ha cumplido algunas promesas, otras, muy sensibles para el bolsillo y la vida de los ciudadanos, las ha dejado de lado, a veces con polémicas declaraciones que chocan con el pensamiento de actores políticos, empresariales y sociales, con quienes ha chocado frontalmente en más de una ocasión y en otras usando la ya famosa frase acuñada por el tabasqueño: “yo tengo otros datos”.

¿Qué promesas se han quedado sin cumplir? Varias. Entre ellas, la disminución del precio de la gasolina, el gas y la electricidad, energéticos necesarios para que este país se mueva. La Guardia Nacional apenas entró en operación ayer domingo 30 de junio y los índices de violencia crecieron de manera importante en los meses que lleva al frente del ejecutivo federal y la economía no crecerá en el año más de un 1 por ciento, de acuerdo a las más prestigiadas calificadoras del mundo, crecimiento que a todas luces es insuficiente para atender las necesidades de los mexicanos y de los migrantes que han sido invitados a vivir en nuestro país, porque aunque el presidente diga que donde come uno comen dos, me parece que la lógica no es la correcta.

Además, López Obrador canceló el Aeropuerto de Texcoco y ofreció construir el de Santa Lucía, pero no ha podido concretar este compromiso, porque no es tan fácil como construir una casa, además del embrollo de amparos y denuncias que pesan sobre esta idea presidencial que no proyecto.

También, López Obrador todos los días abre nuevos frentes de batalla: contra empresarios, periodistas, reporteros, medios de comunicación, los gobernadores, los policías federales y el ejército. Y es que al grito de que ahí vienen los fifís, los conservadores, los neoliberales y la mafia del poder, adjetiva a todos y los confronta cuando alguien no está de acuerdo con él.

Asimismo, Andrés Manuel López Obrador toma decisiones basado en votaciones “a mano alzada”, lo que no representa legitimidad alguna, aunque este procedimiento ya se volvió un recurso cotidiano en su gobierno para salirse con la suya, reitero, en una estrategia de comunicación que empieza a perder efectividad.

Andrés Manuel es un comunicador nato, nadie lo puede negar. Tiene una capacidad de empatía que hay que destacar. Aquí el pero, el granito en el arroz, es que sin hechos las palabras van dejando de tener efectividad. Y es que no podemos dejar de observar que las Mañaneras, si bien tuvieron su tiempo, cuando era Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y se enfrentaba y confrontaba con Vicente Fox un día si y al otro también, en esas mañaneras López Obrador ponía los temas de la agenda nacional.

Pero también es cierto que hoy no hay contra quien enfrentarse. Entonces, este ejercicio de comunicación, a mi parecer, es innecesario bajo el formato que maneja su equipo de comunicación.

Pero hay dos detalles que deben observar el presidente y sus consejeros con seriedad y con lujo de detalle, porque el escenario podría salírsele de control:

1)                                                   Ayer domingo hubo marchas simultaneas en todo el país para protestar en contra del Gobierno de López Obrador. Y si bien es cierto que no fueron los millones de ciudadanos que los organizadores querían ni los pocos que el gobierno federal informó, el número de mexicanos que no están contentos con el Gobierno Federal si está creciendo todos los días.

2)                                                   La popularidad del presidente ha caído más de 20 puntos desde su toma de posesión hasta el día de hoy. Y esa baja de popularidad refleja el descontento de los ciudadanos. Y ese descontento pudiera reflejarse en que en la revocación de mandato no obtuviera un resultado positivo o que perdiera el control de la Cámara de Diputados federal con todas las implicaciones que ello conlleva.

Este no es un tema de comunicación sino de gobernabilidad y de gobernanza. Los ciudadanos queremos resultados que se reflejen en que tengamos mejores niveles de vida, seguridad, empleos mejor pagados, servicios de salud y de educación de avanzada e infraestructura urbana de calidad. Fuera de ahí lo demás resulta una verdad de perogrullo.

¿Qué habrá de informar el presidente esta tarde, a un año de haber vencido al sistema en las elecciones de 2018? Sólo él lo sabe. Pero por el bien de México y de los mexicanos, esperemos que el mensaje presidencial de hoy sea de reconciliación con todos los sectores de México y de corrección del rumbo, porque él sólo no va a resolver los grandes problemas del país y si todos jalamos parejo los resultados serán otros. Y lo que a México y los mexicanos nos urge es retomar la senda del progreso y del desarrollo, porque el tiempo pasa y hay que recordar que es un recurso natural no renovable.

PD. 1. Este lunes estará en Ciudad Victoria el presidente municipal de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuellar, quien habrá de reunirse con el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, lógicamente para hablar de aquel municipio fronterizo y de los temas que les interesan a los neolaredenses. Será, como siempre han sido, una reunión cordial y constructiva por el bien de Nuevo Laredo, donde se hable de proyectos, de futuro, de obras y de avances conjuntos, lo que es, sin duda, una buena noticia.

PD. 2. Ayer le platicaba del desorden que la directora de la agencia NOTIMEX trae al interior de la organización, utilizando los recursos públicos que debe administrar bien para golpear a los enemigos del régimen y para hacer talacha ideológica en “beneficio” del presidente López Obrador y en beneficio, claro, de ella misma para quedar bien con el tabasqueño, aunque para ello tenga que violar flagrantemente la Ley lo que la pudiera tumbar de la silla en la cual se sienta todavía.

Ahora, extrabajadores de Notimex denunciaron a Sanjuana Martínez, de haber dado la orden de “no entregar a los trabajadores los recursos del Fondo de Ahorro hasta que no firmemos una liquidación del 40 por ciento, lo que va en contra de la legalidad”.

Por su parte, Notimex ha respondido que “en ningún momento se ha retenido ni condicionado el Fondo de Ahorro de los exempleados”, y que se “ha implementado un programa de despidos de acuerdo a la realidad de nuestro país”, dicen, en atención al memorándum que emitió el Titular del Ejecutivo, con fecha 3 de mayo de 2019. Lo que habría que preguntarle a Sanjuana es si ella entendió en ese memorándum una orden presidencial para pisotear los derechos de los trabajadores, porque una cosa es adelgazar el aparato burocrático del gobierno y otra es darles a los trabajadores despedidos una patada en salva sea la parte y despojarlos de sus derechos laborales.

Por ello, los trabajadores que fueron despedidos de la agencia solicitaron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador para que se garantice una liquidación del 100 por ciento, conforme a lo establecido en la Ley Federal del Trabajo y al Contrato Colectivo de Trabajo, cuando se trata de un despido injustificado.

Asimismo, los mismos trabajadores exigieron a la directora general de Notimex, Sanjuana Martínez, que “deje de violar los derechos humanos y laborales del personal que ella ha decidido, sabrá con que criterios, dejarlos sin empleo”.

Se nota a leguas que Sanjuana es una fichita y que flaco favor le está haciendo al presidente metiéndolo en predicamentos sin necesidad. Dijeran algunos, detalles de la 4T y otros “no me ayudes comadre”. ¿Cómo la ve?