LA LEY DE HERODES

by / Comentarios desactivados en LA LEY DE HERODES / 18 View / mayo 14, 2014

Por Miguel Ángel Isidro

-Osorio Chong, el aguafiestas…

Desde que el pasado 8 de mayo, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong anunció que este martes estaría en Tamaulipas para presentar una nueva estrategia de seguridad, se generó una amplia expectativa entre la sociedad y los medios de comunicación, habida cuenta de la gravedad del panorama registrado en la entidad, y que en las últimas semanas se recrudeció, a decir de la autoridad, como una reacción de los grupos delincuenciales ante las estrategias aplicadas por las fuerzas del orden.

Y casi de inmediato al anuncio del responsable de la política interna del país, comenzaron a correr toda suerte de especulaciones sobre la naturaleza del anuncio a realizarse.

Algunos llegaron a asegurar que era inminente la designación de un comisionado especial de Seguridad, como ya ocurrió en el estado de Michoacán. Ello a pesar de que el tema había sido ya descartado por el propio titular de la SEGOB, con una frase que le valió lo mismo aprobación que reproches: “Tamaulipas no es Michoacán”.

Otras versiones apuntaban a una inminente intervención quirúrgica del poder local bajo la operación directa del centro; con buenas y malas intenciones (sobre todo malas) se comenzaron a tejer todo tipo de leyendas urbanas acerca de un presunto “enfriamiento” en la relación política entre el gobierno tamaulipeco y la Federación. Y como en estos casos no faltan acomedidos, las redes sociales, con la tendenciosa intervención de actores poco informados pero harto empeñosos hicieron también su parte.

Cuando se hizo oficial que la sesión del Gabinete de Seguridad Nacional se celebraría en la ciudad de Reynosa, también se utilizó el dato para tratar de generar ruido mediático; que si era mejor celebrar el encuentro en Victoria; que si en Tampico, o que si el cónclave debía realizarse en la también fronteriza Matamoros, donde ya solo falta pintar de azul las sotanas de los curas y los uniformes de los marinos y policías…

Lo cierto, lo real, lo efectivo, es que la sesión del Consejo de Seguridad Nacional se desarrolló como es debido, en un marco institucional, en base al protocolo establecido y con pleno respeto a la división de poderes.

Y también debe consignarse que en sus apartados públicos, la denominada Estrategia de Seguridad Tamaulipas sintetiza en forma efectiva la tarea a desarrollar por los tres niveles de gobierno para restablecer la tranquilidad en el territorio.

La división del estado en cuatro zonas obedece a la complicada conformación geográfica de la entidad. Territorializar la estrategia sin largos desplazamientos permitirá una mayor efectividad.

Fortalecer la vigilancia en puntos clave de comunicación, e intensificar y fortalecer las tareas de investigación de las conductas delictivas permitirá atacar las conductas antisociales en los puntos en donde más lesionan a quienes desde la legalidad desarrollan sus actividades productivas.

El ataque a los giros negros y la extorsión representa una estrategia viable para cortar el flujo de recursos a las bandas criminales. Sin duda es la parte más difícil de la estrategia, pero ello requiere de la concurrencia y apoyo de las autoridades estatales y municipales.

La vigilancia en los tramos carreteros es otro de los reclamos más sentidos de la sociedad tamaulipeca. El Estado tiene la obligación insoslayable de salvaguardar la garantía constitucional del libre tránsito, y ahora la palabra del titular de la política interna del país está empeñada en ese cometido.

En fin, que los que vaticinaban un escenario rupturista, anuncios espectaculares o polémicos, se quedaron con un palmo de narices.

En un tema como la seguridad no hay espacio para protagonismos ni improvisaciones. Es una tarea que implica el trabajo coordinado de los distintos niveles de gobierno, eso sí, bajo la mirada vigilante y la crítica puntual, pero constructiva y propositiva, de los ciudadanos responsables.

Porque cuando termina de caer el confeti mediático, autoridades y gobierno volvemos a quedar en el mismo sitio: el de la obligada responsabilidad de comprometernos mutuamente en la búsqueda de soluciones a nuestros grandes problemas y carencias.

La pelota ahora está en la cancha del gobierno. Del Federal y el Estatal. Viene la parte difícil: dar resultados cuantificables en el plazo más inmediato posible. Esperemos que todo ello sea para el bien de los tamaulipecos de buen vivir, de la gente trabajadora y honesta que día a día se la parte para sacar adelante a su estado.

Pero eso sí, a los agoreros del desastre, a los partidarios del todo o nada, definitivamente que el secretario Osorio Chong les vino a aguar la fiesta. A otra cosa, señores…

Por ello resulta pertinente que cada quien atienda lo suyo; los políticos, a hacer política; las autoridades a gobernar; los periodistas a informar, y la especulación… pues esa la podemos seguir dejando en manos de los “especuleros”. Es lo que merecen ¿No lo cree?

Por el momento es todo. Agradezco sus comentarios, y le espero de lunes a viernes en los espacios noticiosos de InformativoRG, a través de la 840 de AM para el Norte de Tamaulipas y Sur del Valle de Texas, así como en su página web: www.informativorg.com

Correo electrónico: misidro@rcommunications.com

Twitter: @miguelisidro