LA LEY DE HERODES

by / Comentarios desactivados en LA LEY DE HERODES / 18 View / mayo 16, 2014

Por Miguel Ángel Isidro

La Estrategia Tamaulipas y el “Factor 2016”…

La multi publicitada presencia del secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong en Reynosa el pasado martes en el marco de la presentación de la nueva etapa de la Estrategia para la  Seguridad de Tamaulipas marca, sin duda alguna, una nueva etapa en la correlación entre el Estado y la Federación.

Ambas partes tienen perfectamente claro el hecho de que la sociedad reclama acciones y resultados contundentes en el retorno de la tranquilidad y la armónica convivencia entre los ciudadanos. Y aunque el punto nodal de esta estrategia obviamente es el tema del combate a la violencia y las conductas antisociales, lo cierto es que tanto el anuncio como el plan mismo no puede separarse del ineludible componente político.

En estos momentos, para dolencia de algunos actores que darían lo que fuera por un escenario menos complicado, el principal tema de la agenda política, social y económica de la entidad tamaulipeca es la seguridad. Tamaulipas es un territorio para el que se vislumbran importantes proyectos, principalmente en el sector energético, y una de las principales preocupaciones para quienes toman las decisiones en los sectores público y empresarial consisten en qué se debe hacer para que los positivos augurios no se vean trastocados por la actividad delincuencial.

Aunque pareciera de muy mal gusto pensar en política en un momento como el que se vive, la realidad es que tanto en el cuarto de guerra del Presidente Enrique Peña Nieto como en el del gobernador Egidio Torre Cantú queda bastante claro que el no obtener resultados tangibles en el corto plazo tendrá inevitables costos en el escenario político electoral.

Aunque no es uno de los temas favoritos de la clase gobernante local, lo cierto es que cada vez se acerca más el disparo de salida para la sucesión gubernamental en Tamaulipas, y después de dos sexenios de gobiernos panistas en el ámbito federal, el relevo de mandos en la entidad llegará bajo condiciones radicalmente distintas a las que prevalecieron previo al arribo de Tomás Yarrington Ruvalcaba en 1999 y de Eugenio Hernández Flores en 2005; y por supuesto, el escenario local también ha cambiado sensiblemente desde el turbulento 2011, año en el que el Partido Revolucionario Institucional decidió postular al siempre bien recordado Rodolfo Torre Cantú.

Si bien el 2014 ha representado un año de “boxeo de sombra”, en el que sólo se celebrarán comicios locales en dos entidades –Coahuila y Nayarit- el proceso electoral federal de 2015 representará la primera gran evaluación electoral para la administración Peña Nieto. Y sin duda alguna, para el grupo compacto del Ejecutivo Federal queda establecido que la ruta para hilvanar un contundente triunfo electoral tiene que pasar necesariamente por la aduana de restablecer el orden y la legalidad en territorios como Michoacán, Morelos, y por supuesto, Tamaulipas.

Para el priísmo tamaulipeco, la principal incógnita está en identificar cuál será la conducta de EPN y su grupo compacto en el desarrollo del proceso sucesorio local. Muchos observadores consideran que aquellos actores que tengan una mayor cercanía con el poder central podrían tener mayores posibilidades de perfilarse como aspirantes serios a la candidatura del PRI a la gubernatura, pero tampoco hay que soslayar el hecho de que el proceso electoral de 2015 será un obligado termómetro del ambiente electoral, y que la lógica del “Nuevo PRI” impone la rentabilidad electoral como un factor preponderante por encima de la hegemonía de grupos, clanes y linajes.

Lo cierto es que de no obtener resultados positivos y contundentes en el terreno de la seguridad, el grupo gobernante –tanto federal como local- enfrentaría serias dificultades en la cobertura de la ruta político electoral de los procesos 2015-2016.

Y en estos momentos, el balón está en la cancha del gobierno federal.

Insisto, parece de muy mal gusto hablar de política y elecciones en estos momentos, pero hay que recordar que en la política, pero sobre todo en la política a la mexicana, no existen las casualidades.

Veremos y comentaremos.

DE BOTEPRONTO: Pero si de mal gusto hablamos, habría que hacer referencia a los afanes de algunos integrantes del Club de las Cabecitas Calientes por jurar y perjurar que el hecho de que el anuncio de la Estrategia de Seguridad Tamaulipas se haya realizado en Reynosa, tiene lectura futurista.  Habrá que ver si el alcalde Pepe Elías Leal se deja encandilar por los que le venden cartuchos quemados como si fueran balas de plata…

Por el momento es todo. Gracias por sus comentarios y le espero con mis comentarios de lunes a viernes en los espacios noticiosos de InformativoRG a través de la 840 de AM para el Norte de Tamaulipas y el Sur del Valle de Texas, así como en su página web:www.informativorg.com

Correo electrónico: misidro@rcommunications.com

Twitter: @miguelisidro