LA LEY DE HERODES

by / Comentarios desactivados en LA LEY DE HERODES / 15 View / mayo 19, 2014

Por Miguel Ángel Isidro

-Elección en el PAN: ¿Pleito de comadres?

Al momento de redactar estas líneas, faltaban unos cuantos minutos para el cierre de las mesas receptoras de votos en el proceso interno para la elección de la dirigencia del Partido Acción Nacional, proceso para el cual se registraron como candidatos Ernesto Cordero Arroyo y Gustavo Madero Muñoz.

Tal y como fue el sello distintivo durante la fase de proselitismo activo, la jornada comicial de los panistas transcurrió entre descalificaciones de ambos bandos, cochupos, golpes bajos, propaganda negra y el pretendido optimismo de los bandos en pugna por señalar que con esta elección se marcará “un nuevo rumbo” para Acción Nacional.

Sea cual sea el resultado, lo cierto es que el partido político que durante 12 años dirigió los destinos de la República tendrá que emprender la ruta hacia la elección federal de 2015 prácticamente desde cero, y con el enorme reto de emprender en forma inmediata un proceso de cicatrización para distender la guerra de lodo en la que terminó por convertirse lo que se supone sería la primera contienda “abierta” por la dirigencia nacional del blanquiazul, una experiencia que probablemente no se volverá a repetir en un largo rato, dado que terminó por exhibir los aspectos más oscuros de una organización partidista que siempre ha presumido de ser la impulsora del humanismo político como principio rector de su doctrina.

En términos estrictos, para el PAN no han mejorado mucho las cosas desde su desastrosa participación electoral en la contienda presidencial de 2012, en la que no sólo fue derrotada su candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, sino que a la postre, el blanquiazul quedó relegado a una tercera posición como fuerza política con un 25.41% de la votación nacional. No hay que olvidar que dicha contienda representó para el PAN su votación más baja en 18 años, después de haber ganado en dos ocasiones consecutivas la Presidencia de la República.

Entre los panistas de hueso colorado (o azulado, para ser más precisos), todavía cala hondo el hecho de haber perdido en 2012 el gobierno en entidades que fueron considerados como auténticos bastiones, como fue el caso de Morelos y Jalisco. Y si bien de manera más reciente en el Norte de la República la causa blanquiazul ha obtenido triunfos de gran significado anímico en ciudades como Monterrey, Matamoros y Nuevo Laredo, lo cierto es que en el mercado electoral más grande del país, que es el del Distrito Federal, el PAN prácticamente fue borrado del mapa; pues a la fecha sólo ha logrado conservar la jefatura delegacional de Benito Juárez, que mantiene cautiva desde hace más de una década.

Si a ello agregamos el hecho de que en su último proceso de reafiliación, celebrado en 2013, el PAN perdió cerca  de del 80% de su militancia activa –esto de acuerdo a los datos revelados por su propia dirigencia nacional-, podríamos pensar que el zipizape escenificado por Madero y Cordero en la jornada comicial de este domingo, alcanza apenas el nivel de un pleito de comadres en el que al final del día las cosas terminarán arreglándose en familia.

Sea quien resulte vencedor en la contienda, el reto seguirá siendo el mismo: reposicionar al PAN como una auténtica opción de gobierno, y emprender la ruta para recuperar a los más de 800 mil miembros activos que salieron disparados de sus filas en cuanto el partido perdió la Presidencia de la República.

De acuerdo con las expectativas planteadas en este proceso interno, del resultado de la contienda dependerá el papel que habrá de desempeñar Acción Nacional frente a la administración de Enrique Peña Nieto; de presunto colaboracionismo con la reelección de Gustavo Madero, y de una autoproclamada confrontación bajo la batuta de Ernesto Cordero. La realidad para ambos seguirá siendo la misma: el mayor problema de Acción Nacional está en convencer a los ciudadanos sin partido de que su permanencia como institución seguirá contribuyendo al desarrollo de la democracia y la vida política del país. ¿Podrán con el paquete?

Veremos y comentaremos.

DE BOTEPRONTO: Ya que hablamos de panistas, dan ternura los patéticos intentos de los oficiosos tecleadores y filibusteros de las redes sociales por golpetear la figura de la alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, incluso en el marco de su participación como militante en el proceso interno del PAN. Con sus ataques, estos corifeos sólo han logrado acrecentar la popularidad de la alcaldesa, que a pesar de sus yerros (que no son pocos, pero esa es otra historia), cuenta con un alto bono de aceptación por parte de una sociedad cada vez más escéptica hacia los actores políticos y sus partidos.

No lo han entendido, la derrota del PRI en Matamoros fue en la calle, no en los medios. Así vivieron…

Por el momento es todo. Le espero de lunes a viernes con mis comentarios en los espacios noticiosos de Informativo RG, para el Norte de Tamaulipas y el Sur del Vale de Texas a través de la 840 de AM y de su portal de internet: www.informativorg.com

Correo electrónico: miguelangelisidro@hotmail.com

Twitter: @miguelisidro