LA LEY DE HERODES

by / Comentarios desactivados en LA LEY DE HERODES / 20 View / abril 16, 2014

Por Miguel Ángel Isidro

“Luz de la calle…”

En el análisis de los temas que de manera coyuntural marcarán la ruta de la elección federal de 2015, queda claro que la seguridad será una de las asignaturas que será materia de debate y argumento de campaña para todas las fuerzas políticas que participarán en la contienda.

Y es que se trata de un tema en el que a nivel del discurso, resulta sumamente fácil conectar con la potencial clientela electoral. Todos hemos sufrido, ya sea en carne propia, o a través de terceros, los embates de la inseguridad o de alguna conducta antisocial. O cuando menos estamos conscientes de que lo políticamente correcto es manifestar abierto rechazo a cualquiera de las múltiples manifestaciones de un delito.

Sin embargo, la doble moral de la sociedad mexicana deja abierto un hueco en la dinámica social de la delincuencia. Veámoslo así: para que existan fenómenos como el de la piratería, la explotación sexual o la venta de mercancía robada, es porque existe un mercado que lo demanda. Y ese mercado existe a ciencia y conciencia no sólo de la autoridad, sino de los ciudadanos que preferimos pasar de largo pensando que esos problemas debe atenderlos exclusivamente la autoridad.

En entidades como Tamaulipas no está muy lejano el momento en que algunos actores políticos comiencen a tomar el tema de la seguridad como bandera política. El problema es que muchos de ellos lo harán con estricto sentido de interés electoral, no tanto por una motivación de contribuir a la construcción de soluciones para un tema tan complejo.

Los electores deben ser sumamente conscientes. Muchos de los personajes que buscarán el voto en 2015, ya sea por un partido o por otro, es probable que tengan tras de sí una currícula de trabajo en el servicio público. Es importante revisar ese apartado, para saber qué tanto se han comprometido con la ciudadanía en otras responsabilidades de la vida pública.

Porque resultará ser muy sencillo reclamar lo que en otros tiempos se ha preferido soslayar, o perseguir lo que en otras instancias, ya sea con su acción u omisión, han tolerado o protegido.

Por eso llama a sorpresa cuando algunos actores políticos, que defendieron a capa y espada la burda estrategia de seguridad enarbolada por el ex Presidente Felipe Calderón, ahora se quieran constituir en jueces de horca y cuchillo al hacer referencia a la situación que priva en entidades como Michoacán, donde el afán de notoriedad del ex mandatario lo llevó a emprender una auténtica purga al más puro estilo stalinista, y que terminó en ese lamentable episodio que ahora conocemos tristemente como  “El Michoacanazo”.

Habrá que tener cuidado con los falsos mesías que aparecerán hasta por debajo de las piedras para pretender vender el oro y el moro. Usted conoce a estos personajes, con antelación ya se les ha visto en el servicio público… y usted conoce de sus resultados.

Muchos de los personajes que ahora estarán buscando reflectores con encendidos discursos y con la pretensión de señalar a sus adversarios con índice de fuego, en otros momentos han sido silenciosos cómplices de políticas fallidas que han llevado  a las instituciones de este país a su más severo desgaste y desprestigio.

No hace falta señalar sus nombres. Todos los conocemos porque se han caracterizado por corresponder a lo que reza el viejo refrán: “Son luz de la calle… y oscuridad de su casa”.

Por el momento es todo. Agradezco de antemano sus resultados y le espero de lunes a viernes en los espacios noticiosos de Informativo RG, a través de la 840 de AM para el Norte de Tamaulipas y el Sur del Valle de Texas, así como en su página web: www.informativorg.com

Correo electrónico: misidro@rcommunications.com

Twittter:@miguelisidro