LA LEY DE HERODES

by / Comentarios desactivados en LA LEY DE HERODES / 8 View / abril 23, 2014

Por Miguel Ángel Isidro

-La Ley Telecom y la nueva era de las garantías individuales-

Al inicio de la semana, México volvió a ser noticia en el plano internacional, con un tema de una actualidad impostergable.

Y es que al calor previo al debate de la ley secundaria en materia de telecomunicaciones, la llamada “Ley Telecom”, activistas mexicanos de las redes sociales pusieron el dedo en la llaga, al denunciar supuestas pretensiones autoritarias en el apartado referente a la reglamentación de los usos y alcances de las comunicaciones vía internet.

Desde la opinión de los activistas, diversas disposiciones contenidas en la iniciativa presidencial implican violaciones graves a las garantías de privacidad y seguridad de los usuarios de la red, al poner en manos de la autoridad el uso y restricciones de la información, del acceso a la red o incluso, a la posibilidad de ordenar el rastreo satelital de un usuario bajo el argumento de una situación excepcional en materia de seguridad.

De manera sorprendente, este lunes, el hashtag “#EPNvsInternet” se convirtió en uno de los tópicos más populares a nivel mundial en la red social twitter, con más de 500 mil mensajes en red y la participación de más de 150 mil usuarios, en una espontánea demostración del músculo de la comunidad de internautas mexicanos, coloquialmente conocidos como “tuiteros”.

La mañana de este martes, el panista Javier Lozano Alarcón, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República anunció que en respuesta a las inquietudes de la sociedad civil, todo el apartado relacionado con materia de seguridad en internet fue eliminado del dictamen que será sometido a votación ante el pleno de la cámara alta.

A reserva del curso que tome este debate, lo cierto es que el peso informativo y social de la internet y las redes sociales, pone en perspectiva la necesidad de pensar en una nueva era en materia de garantías individuales.

Para miles de usuarios, las redes sociales constituyen la única fuente confiable de información, al considerar que otras plataformas formales como la radio, la TV y la prensa escrita, padecen de la permanente censura de las autoridades, y en muchos casos y probablemente sin fundamentos, se acusa a los concesionarios y propietarios de muchos medios –que paradójicamente, nutren de información a las propias redes sociales- de ser supuestos “cómplices” del sistema.

Sin duda alguna, la comunidad “tuitera” ha contribuido de manera importante y sorprendentemente rápida a oxigenar el anquilosado escenario de la política mexicana. Desde el ciberespacio, miles de activistas siguen de cerca la actividad del aparato gubernamental, y en cuestión de minutos tejen auténticos bombardeos sobre los temas que consideran importante denunciar, defender o destacar.

Más allá de cuestionar o defender el contenido de todos los apartados de la llamada “Ley Telecom”, el debate sobre el internet y las redes sociales abre una importante área de oportunidad para nuestro sistema legislativo. Más allá de eliminar de un plumazo los puntos controversiales de esta reforma, México tendría la oportunidad histórica de marcar precedente en un terreno que para muchas sociedades todavía es tabú: el crear un aparato de leyes que permita un uso responsable, consciente y constructivo de la red de redes.

Sin embargo, al igual que en otros terrenos de la vida social, para que la realidad “virtual” que se construye en internet sea provechosa, debemos tener como base que la vida real se mueve en ese mismo sentido. Hay mucho trabajo por hacer en materia de transparencia y combate a la corrupción, así como de la democratización de la vida pública de este país.

Mientras ello no ocurra, podremos tener la mejor regulación para el internet y las redes sociales, pero en la vida real, la ciudadanía realmente no habrá ganado gran cosa.

Llegó el momento de que los legisladores entiendan de una vez por todas que a través del voto, la ciudadanía los contrató para trabajar en aras del interés colectivo, y que se olviden de las ataduras y compromisos a los que los somete constantemente nuestro anacrónico sistema de partidos.

Probablemente ha llegado una nueva era para las garantías constitucionales, y ha llegado el momento de que México haga historia a nivel mundial en esta tarea, con hechos contundentes y no sólo con una avalancha de mensajes en las redes sociales.

Que las partes en conflicto entiendan la trascendencia de este debate.

Que sea para el bien.

Por el momento es todo. Agradezco sus comentarios y le espero de lunes a viernes en los espacios noticiosos de Informativo RG, a través de la 840 de AM para el Norte de Tamaulipas y el Sur del Valle de Texas, y a través de su portal de internet: www.informativorg.com

Correo electrónico: misidro@rcommunications.com

Twitter: @miguelisidro