LA LEY DE HERODES

by / Comentarios desactivados en LA LEY DE HERODES / 43 View / abril 30, 2014

Por Miguel Ángel Isidro

EL PEOR LUCRO POSIBLE…

Una vez más, el estado de Tamaulipas y en particular la ciudad de Reynosa, estuvieron en la mira de los medios de comunicación a nivel nacional e internacional por lamentables hechos de violencia.

Este martes 29 de abril, los reynosenses vivieron horas de terror y angustia ante una serie de enfrentamientos entre civiles armados y elementos de la Policía Federal y el Ejército Mexicano, que iniciaron aproximadamente al mediodía.

El reporte oficial del Grupo de Coordinación Tamaulipas señala un saldo de 14 personas muertas, de ellas, 10 civiles armados, 2 elementos federales que murieron en el cumplimiento de su deber y dos jóvenes completamente ajenos a los hechos que murieron víctimas del fuego cruzado.

Durante esas horas de tensión, las redes sociales prácticamente hirvieron con miles de mensajes sobre los hechos, muchos reales, muchos falsos.

Uno de los primeros personajes públicos en hacer referencia a estos hechos, fue el senador panista Francisco Javier  García Cabeza de Vaca, quien a través de su cuenta de Twitter (@fgcabezadevaca) publicó: “Lamentablemente sigue la violencia impune en Tamaulipas. En estos momentos balaceras en Reynosa en diferentes puntos de la ciudad”.

Apenas un día antes, el legislador panista había publicado en esa misma red social un mensaje denunciando un presunto intento de secuestro en su contra: “Alrededor de las 5:30 am camino al aeropuerto de Reynosa una camioneta con gente fuertemente armada trato de detenerme y logre evadirlos” (se respeta la ortografía del mensaje original).

En un mensaje posterior, el ex alcalde panista aseveró: Mi más enérgico reclamo a las autoridades locales en Tamaulipas por la falta de resultados para garantizar la seguridad en nuestro estado”.

Obviamente habrá quienes consideren que los hechos registrados este martes ratificaron lo denunciado por Cabeza de Vaca a través de las redes sociales.

Sin embargo, respetando el derecho que asiste al legislador de expresar libremente su opinión, hay que hacer notas un hecho significativo: Cabeza de Vaca es un personaje que se encuentra en estos momentos en una doble campaña política. Eso no demerita la gravedad de los hechos que denuncia, pero sí marca un notable sesgo al sentido de su conducta como persona pública.

Por un lado, es integrante de la fórmula que junto con Ernesto Cordero Arroyo busca llegar a la dirigencia central del Partido Acción Nacional (PAN).

Y en Tamaulipas, es un secreto a voces que el senador Cabeza de Vaca aspira a ser candidato del PAN a la gubernatura en 2016.

Por estas razones, las estrepitosas declaraciones que el sediciente legislador federal ha lanzado a través de los medios locales y nacionales que le han dado por buenas o confiables sus afirmaciones, deben pasar por el filtro de la búsqueda de notoriedad que acompaña a cualquier personaje que busca escalar posiciones en su carrera política.

Durante la difícil jornada de este martes, las autoridades locales, a las que muchos cuestionan, hicieron lo correcto.

Primero, en el orden federal, las fuerzas militares y policiacas desplegaron un amplio operativo para responder a las agresiones de los civiles armados y salvaguardar la integridad de los ciudadanos inocentes. Las propias autoridades reconocieron la muerte de dos personas que no tuvieron relación alguna con los enfrentamientos.

En lo local, el Grupo de Coordinación Tamaulipas mantuvo estrecha comunicación con los distintos órdenes de gobierno, y tan pronto como fue posible, emitió un comunicado oficial con datos concretos sobre los hechos. Cualquier otro señalamiento sobre el particular, sin tener elementos de prueba que lo sustenten, es mera especulación.

Por su parte, el alcalde de Reynosa, José Elías Leal, se mantuvo atento a los acontecimientos y en su oportunidad ofreció una rueda de prensa para dar información oficial y emitir las recomendaciones pertinentes a los reynosenses. Lejos de buscar los reflectores desde la comodidad de las redes sociales, el edil reynosense actuó con civilidad, y se manifestó respetuoso de quienes emitieron mensajes de alerta carentes de sustento, pero ratificó el interés de la autoridad por retornar las actividades públicas a la normalidad en el menor tiempo posible.

Como es lógico, en la selva cibernética se ha desatado una auténtica guerra por establecer mil y un teorías acerca del origen de los hechos, e incluso para cuestionar los datos oficiales sobre las bajas registradas en la violenta jornada que vivió la ciudad de Reynosa.

Pero la lógica obliga a preguntar: ¿qué sentido tendría desvirtuar las cifras? ¿un número mayor o menor marca la diferencia ante la gravedad del problema?

La seguridad es un tema delicado, en el que no valen las verdades a medias que terminan por construir mentiras completas.

Es obvio que en un escenario tan complejo, habrá quienes busquen confundir a la opinión pública buscando alguna ventaja a través de la especulación.

Esa es una táctica comprensible dentro de la lógica delincuencial.

Pero cuando la desinformación persigue objetivos de propaganda política, dicha práctica se convierte en el peor lucro posible que pudiera obtenerse de una jornada de violencia.  Tratar de obtener notoriedad política a partir de la zozobra de los ciudadanos es algo tan peligroso como censurable.

Como ciudadanos debemos tomar nota, porque es muy probable que sobre la marcha otros personajes tengan la nefasta ocurrencia de hacer uso de esta lamentable estrategia de propagandismo electorero.

Es un momento oportuno para señalarlos y desenmascararlos.

Veremos y comentaremos.

Por el momento es todo. Agradezco sus comentarios y le espero en los espacios noticiosos de InformativoRG, a través de la 840 de AM y en su página web: www.informativorg.com

Correo electrónico: misidro@rcommunications.com

Twitter: @miguelisidro